Tiempo de lectura: 2 minutos

Cada vez son más las mujeres que se plantean iniciar el proyecto con el que llevaban años soñando. Sus ganas y sus habilidades son lo más importante para lograr sus objetivos pero, ¿y la financiación?

En los tiempos actuales, caracterizados por una falta de movilidad en el mercado laboral y una reducción del consumo, es muy difícil encontrar recursos para empezar un negocio. Además, las mujeres se enfrentan a diferentes cuestiones de discriminación que también hay que tener en cuenta. ¡Te contamos cuáles y cómo combatirlas!

ayuda-mujer-emprendedora

Muchas mujeres se encuentran en una etapa de desempleo prolongada y buscan una solución que les permita salir adelante. Abrir un negocio no es sencillo, y se necesitan conocimientos, asesoramiento, un plan empresarial viable y sobre todo financiación para poder empezar de la mejor forma. El acceso a crédito es, en la actualidad, verdaderamente complicado, sin embargo, diversas instituciones, tanto públicas como privadas, ofrecen ayuda a la mujer emprendedora en forma de subvenciones o créditos para el desarrollo de tu negocio.

Si estás pensando en cumplir tu sueño o conoces a alguien que por fin va a dar el paso, hoy queremos hablarte de los mecanismos de ayuda a la mujer emprendedora que puedes valorar. ¡Tenlos presentes!

Descarga gratis la guía

Diferentes ayudas a la mujer emprendedora

Microcréditos

El perfil de mujer emprendedora en España es el de una persona de 24 a 34 años de edad que realiza una inversión inicial en torno a los 1.200 o 1.500 euros. Se puede conseguir financiación de importes como los mencionados a través de un microcrédito, por eso instituciones como IPYME o el Ministerio de Igualdad cuentan con soluciones de este tipo con condiciones muy ventajosas. Por ejemplo, no necesitan avales aquellos proyectos de mujeres que se califiquen como viables y además ofrecen asesoramiento total y gratuito. Pueden acceder a ellos todas las mujeres emprendedoras con un negocio de cinco años o menos de antigüedad y que tengan dificultades para acceder a la financiación, por motivos de falta de aval o por su situación personal o familiar.

Ayuda a la mujer emprendedora de organismos públicos

La Administración se une al impulso de negocios gestionados por mujeres, por eso diferentes comunidades, como Castilla-La Mancha o Madrid, han puesto en marcha programas para fomentar el autoempleo femenino con inversiones de varios millones de euros. Algunos ejemplos de estas iniciativas son AvalMadrid o las subvenciones del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha.

Otros mecanismos de ayuda a la mujer emprendedora

La Organización de Profesionales y Autónomos cuenta con un programa llamado “Apoyo a la Emprendedora” que ofrece asesoramiento y apoyo a mujeres que quieran optar por el autoempleo, sobre todo a las desempleadas de larga duración.

Además, la Confederación Española de Jóvenes Emprendedores cuenta con el Pack Mujer Emprendedora, que cubre toda las necesidades del comienzo de la actividad: desde las jurídicas o laborales hasta las fiscales, contables e incluso la gestión de subvenciones.

A pesar de que estas y otras organizaciones trabajan para que cientos de mujeres puedan acceder al mercado laboral en igualdad de condiciones, todavía queda mucho por hacer.

Las personas emprendedoras, y sobre todo las del género femenino, ven muchas veces sus puertas cerradas, por eso desde Oxfam Intermón hemos puesto en marcha una campaña llamada Avanzadoras, con la que tratamos de dar voz a mujeres que luchan en favor de sus derechos y que tienen el poder de cuestionar la discriminación que sufren, también en el plano laboral. En mayor o menor grado, este tema te toca de cerca. ¿Cuál será tu granito de arena por esta causa?

New Call-to-action