Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Te encantan las plantas pero no sabes cómo cuidarlas? Estás leyendo el post perfecto para comenzar a disfrutarlas en tu hogar, porque hoy te mostramos algunas plantas de interior resistentes y, además, algunos trucos para regarlas y no malgastar agua. ¡A continuación, todo lo que necesitas saber para dar a tu casa el toque verde que necesita!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre todos los pasos que debes seguir  para crear tu propio huerto urbano.

"plantas-de-interior-resistentes"

3 plantas de interior resistentes. ¡Imposible resistirse a no tenerlas en casa!

Verde es Vida te enseña los cuidados que precisan tres plantas de interior resistentes que contribuirán a purificar el aire de tu casa. ¡Encuéntralas en tus centros de jardinería más cercanos!

Dracaena Marginata

"variedades-de-plantas-resistentes"

De las variedades de drácenas es la más fuerte y la que mejor resiste la ausencia de luz. Estas son las claves para verla crecer sana y vigorosa:

  • Riego. Debe ser espaciado, solamente cuando se haya secado un poco el sustrato. El procedimiento idóneo es mediante inmersión, sumergiendo la maceta en un recipiente con agua, o empleando una jardinera con autorriego.

    Es mejor usar agua destilada o descalcificada, en caso de residir en una región con aguas duras.

    Si la planta es de troncos leñosos o semileñosos hay que evitar el estancamiento de agua en su base.

  • Abono. Poco concentrado. Usa fertilizante para variedades de interior.

Descarga gratis la guía "Cómo hacer un huerto urbano"

Espatifilos

"tipos-de-plantas-de-interior-fuertes"

¿Qué atenciones requiere?

  • Agua. El riego deberá ser regular en invierno (cada 2-3 días) y en verano cada día. Puedes recurrir a una maceta con autorriego si no dispones de tiempo.

  • Sol. Como el abuso de luz no es adecuado y el sol directo ocasiona quemaduras, lo ideal es que busques para tu espatifilo una zona en semisombra.

  • Sustrato. Con arena, turba negra y tierra muy suelta. Sustitúyelo cada dos años y cambia también la maceta.

Zamioculcas

"plantas-para-principiantes"

Es originaria de Tanzania y Zanzíbar, y se caracteriza por un crecimiento lento. Esto es lo que debes tener en cuenta a la hora de cuidarla:

  • Luz. Sitúala en una zona con mucha luz, pero sin que la toquen los rayos de sol.

  • Riego. En verano debes regarla cuando observes que la tierra se ha secado, mientras que en invierno no debes hacerlo. El procedimiento adecuado en esta época es rociar la tierra y las ramas una vez a la semana. Mucho mejor si empleas agua descalcificada.

  • Temperatura. Precisa un ambiente cálido. No debe pasar frío ni estar expuesta a la calefacción.

  • Sustrato. Rico y con un óptimo drenaje.

¿Conocías estas plantas de interior resistentes? ¿Las imaginas dando vida a tu salón o comedor? Ahora que ya conoces las más adecuadas y sabes cómo cuidarlas, toma nota de cómo hacerlo con un uso responsable del agua. ¡Ganas tú y gana el planeta!

Trucos para regar las plantas del hogar sin derrochar una gota de agua

El agua es fuente de vida, cuídala con estos consejos:

  • Riega al atardecer.

  • Recoge agua de lluvia en botellas y guárdalas.

  • Alimenta tus plantas con el agua de cocer las verduras.

  • ¿Te gotea un grifo? Coloca un vasito hasta que lo soluciones y emplea el agua para tus plantas.

  • Además, puedes averiguar los métodos de riego más eficaces en la guía Cómo hacer un huerto urbano y descubrir algunos gadgets en la guía Consumo responsable del agua.

Conoce una razón para poner freno al despilfarro de agua: el problema del acceso de agua en Ecuador

"gestion-igualitaria-del-agua-de-cultivo"

Un campesino durante la cosecha de patata en la comunidad de Carrera. Junto a organizaciones locales, Oxfam Intermón busca conservar el nevado Cayambe como fuente de agua que alimenta los cultivos, animales y a miles de personas de toda la región. © Ricardo Landetta / Oxfam Intermón

Tradicionalmente, en Ecuador, la propiedad de los terrenos ha sido muy desigual y esto ha conllevado un injusto acceso al regadío.

El pequeño campesinado sufría las consecuencias de esta situación y ha tenido que luchar (y sigue luchando) para que se reconozcan sus derechos y poder acceder, así, a agua de riego para sus cultivos en igualdad de condiciones con las haciendas.

Las comunidades campesinas han llevado a cabo trámites legales y trabajan de forma conjunta para desarrollar su infraestructura de regadío. Sin embargo, aunque por ejemplo, el Estado haya asegurado mediante una sentencia el uso del agua a las comunidades en la región de Cayambe, las fuentes hídricas están dañadas y su caudal es limitado.

Para intentar aportar nuestro granito de arena, desde Oxfam Intermón trabajamos para fortalecer la autonomía del campesinado a través de diversas estrategias:

  • Construcción de infraestructura básica para la conducción del agua hasta las parcelas.

  • La restauración del manto arable de los terrenos para la producción.

  • Uso de procedimientos comunitarios de irrigación por aspersión, para optimizar la utilización del agua, evitando sus pérdidas en la fase de transporte, reparto y uso.

  • Disminución de la degradación de los terrenos cultivados.

¡Sensibilízate con el campesinado y no malgastes agua! Pero, sobre todo, hazlo por el futuro de las generaciones que están en camino. Como sabes, a lo largo del día hay muchas ocasiones para practicar hábitos respetuosos con el medio ambiente. Es la suma de todas estas pequeñas acciones cotidianas individuales la que permite al conjunto de la ciudadanía disfrutar de un planeta saludable. ¡Contamos contigo!

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio