Tiempo de lectura: 2 minutos

En los últimos años, el vino ecológico ha empezado a abrirse campo en la industria vinícola de España y de otros muchos países. Se trata de un producto que se caracteriza por poner en práctica acciones sostenibles en sus distintas etapas de elaboración, desde el cultivo de la uva hasta la bodega. ¿Has oído hablar de él?

El propósito de las empresas vinícolas que apuestan por este producto es promover la denominada agricultura ecológica, es decir, aquella que se muestra respetuosa con el medio ambiente y los entornos donde se elabora el vino.

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre alimentación saludable y empieza a  practicar una dieta sana y equilibrada.

vino-ecologico

Actualmente son varios los productos que siguen estas exigencias. Basta con echar un vistazo a los mercados para encontrar frutas, verduras, legumbres o productos lácteos, entre otros, que se comercializan bajo este rótulo.

Los vinos que se elaboren dentro del marco de la agricultura ecológica deben tener el certificado de las entidades correspondientes. Para poder circular en el mercado con esta denominación, es obligatorio que lleven una etiqueta que certifique su compromiso medioambiental y las prácticas sostenibles. ¡Te enseñamos a identificarlos!

Descarga gratis la guía "Alimentación Saludable"

¿Qué diferencia a un vino ecológico de uno tradicional?

Algunos de los vinos tradicionales, aunque no tengan la denominación ecológica, son elaborados bajo prácticas respetuosas con el medio ambiente. Sin embargo, lo que hace verdaderamente distinto al vino ecológico es que el control se realiza en toda la cadena productiva, no solo en el cultivo. Para que nos hagamos una idea de cómo actúan los productores de vino ecológico, te contamos algunas de las características de su elaboración:

  • Se utilizan abonos naturales para los viñedos, en lo posible generados por la propia biomasa de los cultivos.
  • Está prohibido el empleo de la uva dañada en el proceso de vendimia.
  • Las parcelas de cultivo no llevan agrotóxicos ni añadidos químicos, con lo cual la uva que se produce es más sana.
  • No se utiliza maquinaria durante las labores de siembra ni recolección, incluidos los tractores para el arado. Todo el proceso es manual.
  • Durante la clarificación, los niveles de carbono deben ser mínimos.
  • Los tapones de las botellas deben ser de corcho natural.
  • Las etiquetas deben especificar de forma clara los ingredientes del vino y su proceso de elaboración. 

¿Cómo saber si un vino es ecológico?

¡Busca la certificación! Es la única manera de saber que verdaderamente te estás llevando un alimento 100% ecológico. Es la forma más eficaz de garantizar la calidad del producto y además, asegura que ha sido cultivado o elaborado siguiendo de forma estricta una serie de procedimientos y normas específicas que en el caso de Europa dicta la Unión Europea. De hecho, una de las principales misiones que tiene la administración es asegurar la calidad de este tipo de alimentos y transmitir confianza a los consumidores.

eurohoja-agricultura ecologica

Este es el sello que identifica en Europa a los productos de agricultura ecológica. Va siempre acompañado de otro sello del organismo certificador de su país de origen.

 

El Comercio Justo también suele seguir las directrices del este tipo de producciones ecológicas. Es decir, sus productores, además de preocuparse por la creación de condiciones laborales óptimas para el personal encargado de la vendimia, también promueven acciones como el buen uso de los recursos naturales, el ahorro de luz y agua y el reciclaje de residuos, entre otras.

¿Sabías que Oxfam Intermón tiene un apartado reservado a los vinos ecológicos en su tienda online? Algunos provienen de países de América Latina como Argentina o Chile, donde se estimula el desarrollo de asociaciones de pequeños productores. ¡Visítala!

vino-ecologico-comercio-Justoerior

© Grego López/ Oxfam Intermón

¿Imaginabas que cabía tanto en una simple botella de vidrio? Ahora que ya conoces sus beneficios, tanto para la salud como para nuestro entorno, ¡te invitamos a probarlo y a contarnos cuáles son tus preferidos! ¿Quién puede resistirse a una copita de vino socialmente responsable?

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio