Tiempo de lectura: 2 minutos

Aunque a veces no seamos del todo conscientes, no siempre hacemos un consumo responsable del agua. Entre la comodidad de nuestros hogares, donde disponemos de acceso al agua a través de un sencillo gesto, las tiendas donde podemos adquirir agua embotellada para nuestro consumo o los parques con fuentes públicas, a veces cometemos el error de consumir un exceso de agua y no la valoramos como se merece.

Te animamos a que te unas a nuestro reto de hacer un consumo responsable del agua, ¡verás que es más sencillo de lo que te imaginas! A continuación planteamos algunos consejos para ahorrar agua en las estancias de nuestro hogar donde más solemos malgastarla: la cocina y el baño. 

¿Cuáles de ellos ya pones en práctica?

gasto agua

Ideas para hacer un consumo responsable de agua en la cocina:

  • Cuando limpies las verduras que vas a cocinar o las frutas que vas a comer, puedes colocar un recipiente para que se vaya llenando con esa agua. Utilízala para regar tus plantas y te lo agradecerán llenando tu hogar de frescura.

  • No descongeles la carne o el pescado que vas a consumir bajo el grifo. Puedes dejarlos descongelar naturalmente fuera del congelador, evitando así malgastar litros de agua.

  • Para poder beber agua fresca en nuestras comidas, una buena opción es tener siempre a mano una jarra en el frigorífico para no tener que abrir el grifo y dejar que corra el agua hasta que salga fría.

  • Procura llenar la lavadora y el lavavajillas hasta el total de su capacidad de carga, así evitas poner más ciclos de los que son estrictamente necesarios. Te recomendamos también mirar el consumo de agua de cada aparato antes de comprarlo ya que puede haber grandes diferencias.

  • Coloca atomizadores en los grifos (los encontrarás en la mayoría de ferrerías). Cuestan entre 6 y 20 euros y con este sencillo gesto estarás ahorrando hasta un 50% de agua.

 Descarga gratis la guía Consumo responsable del agua


Trucos para consumir agua responsablemente en el baño:

  • Con las calderas condensadas actuales se puede regular sin problema el nivel de calor del agua caliente. De este modo no tendremos que dejar el grifo de la ducha abierto y desperdiciar agua hasta que ésta salga a la temperatura deseada.

  • Si mientras te enjabonas o te lavas los dientes cierras el grifo, también estarás ayudando a reducir el consumo de agua.

  • Dúchate en vez de bañarte. ¡Estarás ahorrando unos 120 litros de media cada vez que lo hagas! 

  • Cada vez que tiramos de la cadena del váter gastamos entre 6 y 12 litros de agua. Si haces servir una cisterna de doble carga (las que permiten vaciar la mitad o la totalidad de la capacidad de la cisterna), estarás ahorrando hasta un 50% de la cantidad de agua utilizada.

¿Conoces más trucos para reducir el consumo de agua? Ponlos en común y compártelos con tu entorno más cercano. Convertirás  así estos pequeños hábitos en una costumbre de gran impacto para nuestro mundo. ¡Está en tus manos!

consumo-responsable-agua