¿Sabías que la piel es el órgano más extenso del cuerpo? Día tras día la exponemos a numerosos riesgos y amenazas, desde los rayos solares que recibimos nada más salir de casa hasta el contacto con sustancias químicas o aceite, entre otros.

Cuidarla no es solo una cuestión de estética, sino también de salud y bienestar. De ahí que sea crucial elegir los mejores productos que nos ayuden a conservarla, limpiarla, hidratarla y proporcionarle los nutrientes necesarios. Pero… ¿por cuáles nos decidimos? Si sigues leyendo, encontrarás algunas claves para elegir bien.

cosmetica-natural-casera-recetas

Cada vez toma más fuerza una nueva alternativaa  la cosmétcia tradicional: la cosmética natural o elaborada a base de productos naturales. Ella es la protagonista de este post.

Ejemplos de recetas caseras de cosmética natural

La mejor fórmula para hidratar y cuidar tu piel puede estar en tu propia mesa, es decir, en algunos de los alimentos que forman parte de tu dieta diaria. ¿Te suena exagerado? No, no lo es; créenos, es una alternativa por la que cada día apuestan más personas.

Descarga gratis el ebook

Por supuesto, no es que todos los productos sean útiles para el cuidado de la piel. Más bien el asunto pasa por seleccionarlos en función de sus cualidades y de los nutrientes que puedan aportarnos. Puedes echar mano de algunas de estas recetas que nos proponen desde EFE Salud:

Mascarilla natural de aguacate

Tritura medio aguacate y mézclalo con una cucharada de zumo de limón, una de nata y dos más de zanahoria. La mezcla que surja aplícala sobre la zona deseada y déjala durante 20-30 minutos. Después, retírala con agua tibia.

Mascarilla de plátano

El plátano es una de las frutas más nutritivas para nuestra piel. Machaca uno, agrégale una cucharada de miel y mézclalo todo hasta que se forme una pasta uniforme. Aplícala en la cara, a excepción de la zona de los ojos, y retírala pasados 15 minutos.

Mezcla de fresas y yogur

Si lo que quieres es eliminar la grasa de tu piel, mezcla media taza de fresas machacadas con media taza de yogur natural. Luego aplícatela en la cara durante 20 minutos. Al retirarla, usa agua tibia.

Puré de zanahoria

Es ideal para proteger tu piel de los granos. Empieza por partir una zanahoria en trozos y cocínala con abundante agua. Luego haz una especie de puré con suficiente espesura y aplícala en las zonas afectadas. 

Mascarilla de huevo y miel

Esta es ideal para limpiar tu piel. Empieza por batir una clara de huevo y añádele una cucharadita de miel natural y otra de zumo de limón. Cuando adquiera cierta espesura, aplícala y déjala actuar durante 20 minutos.

Cosmética ecológica: salud, belleza y prácticas sostenibles

Si no tienes tiempo para elaborar tus propias recetas pero tampoco quieres recurrir a la cosmética tradicional, tienes una tercera alternativa: la cosmética ecológica. Este tipo de cosmética está elaborada sin químicos ni conservantes y durante su proceso se llevan a cabo prácticas respetuosas con el medio ambiente. ¿Qué más puedes pedir?

Estos productos, al estar libres de elementos artificiales, tienen más beneficios para la piel que los de la cosmética tradicional, los cuales pueden generar, en algunos casos, efectos secundarios en quienes los usan.

Además, cuando estos productos están dentro de las redes de Comercio Justo, suponen un beneficio extra, pues estás apoyando la labor de pequeños productores que han quedado excluidos del mercado convencional y reclaman condiciones más justas. En Oxfam Intermón te ofrecemos una amplia gama de productos de cosmética ecológica. ¡Elige el tuyo!

cocina valores