¿Vives en una gran ciudad y no tienes acceso a terrenos o plantaciones que puedas usar para cultivar tus propias hortalizas, especias o plantas decorativas? Esto no significa que no puedas disfrutar igualmente de la naturaleza, sino que hay que buscar una forma de poder cultivar más adaptada al entorno en el que vivimos.

Así nace la idea del huerto urbano, una forma de plantación adaptada a edificios o viviendas urbanas que puede resultar muy beneficiosa tanto para el medio ambiente como para ti. ¡Te invitamos a conocerlo!

New Call-to-action

"huerto-urbano"

El arte del huerto urbano: algunos beneficios

El primer beneficio (y el más evidente) del arte del huerto urbano es que tendrás la posibilidad de disfrutar de tus propios productos. No solo los tendrás de primera mano, sino que también conocerás su procedencia y su calidad.

También tenemos que destacar que el cultivo de un huerto urbano es una actividad de ocio que puede llegar a ser muy reconfortante. Te hace estar más activo o activa y, además, sentirás una gran recompensa cuando recojas los frutos que tú has cultivado durante semanas o meses. Poco a poco aprenderás nuevas técnicas y te convertirás en un experto en cultivos de este tipo. ¡La cuestión es comenzar!

Además de los beneficios que experimentamos nosotros mismos, un huerto urbano tiene importantes ventajas para el medio ambiente, ya que cultivando nuestros propios alimentos reducimos los residuos de las industrias y contribuimos al reciclaje de productos que utilizamos o de envoltorios. ¿Necesitas más motivos?

Descarga gratis la guía

 

"huerto-urbano"

¿Cómo iniciarse en el arte del huerto urbano?

Queremos darte algunos consejos para empezar hoy mismo a diseñar y construir tu propio huerto urbano con materiales muy sencillos. Léelos con calma: recuerda que el arte del huerto urbano, como cualquier otro arte, se cultiva y se perfecciona con el tiempo. ¡Toma nota y empieza!

  • Busca un espacio adecuado para el huerto: Debe ser un lugar que disfrute de al menos 5 horas de sol al día para que tus plantas puedan crecer y desarrollarse correctamente. Si tienes una terraza bien orientada, ya tienes un sitio perfecto para empezar.
  • Adquiere macetas o mesas de cultivo: En ellas debes introducir las semillas o plantas que luego crecerán y darán frutos. Si no tienes, también puedes usar botellas de plástico recicladas.
  • Busca un calendario de siembra y trasplante: Con las fechas claras sabrás qué tipo de plantas puedes utilizar en cada época del año. Tienes un calendario en la guía gratuita “Como hacer un huerto urbano“.
  • Fabrica compost: Puedes hacerlo con elementos reutilizados para ver crecer tu plantación. Puedes utilizar tanto restos de otras plantaciones como de alimentos. Se calcula que por cada 100 kilos de residuos, podrás obtener 30 de compost.
  • Siembra plantas que necesiten una cantidad similar de agua: Al hacerlo estarás realizando una buena gestión del agua y evitarás derrochar demasiados recursos. La idea es aprovecharás hasta la última gota.

Beneficios de conocer el arte del huerto urbano

Si estás pensando en crear tu propio huerto urbano, tienes que saber que es una actividad que reportará muchos beneficios, ya sea para tu salud y nutrición como para el medio ambiente en general. ¿Quieres conocer algunos de ellos? Aquí los tienes:

  • Comida propia y más natural. Los productos que recojas de tu huerto no solo serán tuyos, sino que además serán más naturales y de mejor calidad. No habrás empleado químicos ni fertilizantes para obtenerlos y, por eso mismo, conservarán mejor sus propiedades nutritivas. ¡No tendrás ninguna duda de cómo se han obtenido ni de cómo han llegado a tus manos!
  • Es una excelente opción de ocio y entretenimiento. Algunas familias se animan a dominar el arte del huerto urbano para reforzar sus lazos o, incluso, como un pasatiempo. ¡Es sano dedicarse a opciones de este tipo!
  • Aprendizaje sobre los ciclos de la naturaleza. Además de invertir nuestro tiempo en algo productivo, mantener un huerto urbano nos ayuda a retomar el vínculo con la naturaleza y a aprender sobre sus ciclos y dinámicas. En los niños y las niñas puede servir como una forma de trabajar valores.
  • Conciencia medioambiental. Finalmente, un huerto urbano nos permite ver la importancia de luchar contra fenómenos medioambientales actuales, por ejemplo, el cambio climático o el calentamiento global. Nuestra conciencia por estos temas aumenta, los visibilizamos más fácilmente y nos impulsa a actuar en consecuencia en nuestros círculos sociales más cercanos.

"arte-del-huerto-urbano"

Ya hemos visto lo referente al arte de mantener un huerto urbano. Si necesitas más ideas sobre consumo responsable, puedes descargarte la guía gratuita que te hemos preparado para optimizar los recursos energéticos que consumimos en nuestro hogar y más ideas para consumir con conciencia. ¡No te la pierdas!

cómo hacer un huerto urbano