¿Te gustan los materiales y tutoriales DIY que solemos mostrarte en este blog, como la guía que preparamos sobre reciclaje para el hogar?

Ya sabes que en Oxfam Intermón apostamos por el consumo responsable, y una de sus premisas es precisamente la reutilización de materiales que ya no usamos, por eso hoy nos proponemos darte algunas ideas para reciclar libros que quizás no se te habían ocurrido y que te permitirán crear objetos únicos y pasar una buena tarde en familia. ¿Te apuntas a hacer esta actividad con nosotros?

5 ideas para reciclar libros de forma divertida

Reciclar libros

  • Mesilla

    Si eres ya más manitas, tenemos una propuesta un poco más elaborada. Consiste en apilar viejos libros para hacer una mesilla. Te recomendamos que los apiles desordenados, de esta forma el área de apoyo será mayor, y que pegues cada libro fase por fase para evitar que se estropee en un futuro. Es una forma muy original de hacer, por ejemplo, un soporte para plantas, aunque tendrás que regarlas fuera de él o con cuidado para no mojar las hojas.

  • Marco para fotografías

    También puedes usar las tapas duras de tus libros para hacer un marco. Solo tienes que pegar la fotografía por la parte que no está plastificada y, con la otra tapa dura, hacer un soporte, asegurándote de dejar una pestaña para doblarla y pegarla en la parte de atrás de tu marco para que se apoye. Puedes tomar de referencia el soporte de algún marco que ya tengas por casa. ¡Así de sencillo!

  • Posavasos

    Utiliza las tapas duras de tus libros para recortarlas y hacer posavasos. Te recomendamos que para ello uses un cúter, así te será más sencillo conseguir el corte perfecto. Es una actividad que se puede hacer con niños, pero los pasos de cortar no son aptos para ellos. Lo que puedes hacer es decorarlos con los colores que más te gusten o pedir a los más pequeños que peguen alguna pegatina para crear un objeto único. Por último, coge forro como el de pegar que usamos para los libros de texto y plastifícalo, así no pasará nada si se le cae algún alimento encima. Fácil, ¿verdad?

  • Enmarca cuadros

    ¿Tienes un libro que te ha dejado un buen recuerdo y quieres reciclarlo? Coge su portada y añádele un marco. Quedará colgado en las paredes de tu casa durante mucho tiempo y así, cada vez que lo veas, podrás recordar todo lo que te trae a la mente su lectura. Si no quieres comprar un marco, puedes plastificar la portada como en el caso anterior y añadir un cuelgafácil, así irá directamente a la pared y no gastarás apenas en nuevos recursos. ¿Imaginas el resultado?

     Descarga gratis la guía Consumo Responsable
  • Collage

    Otra buena idea para reciclar libros es usarlos de esta manera. Solo tienes que cortar sus hojas en pequeños trozos y decorar otros objetos, como latas, jarrones o carpetas. Puedes hacerlo con una mezcla de cola blanca y agua, y cuando se seque, pintarlo a tu manera o dejarlo simplemente con la decoración de las letras. ¡Todo un mundo de posibilidades!

reciclar libros

¿Qué te han parecido estas ideas para reciclar libros? ¿Se te había ocurrido antes que estos objetos podían tener una segunda vida totalmente diferente?

Recuerda que aquí el límite está en tu imaginación, así que puedes variar todas estas propuestas para adaptarlas a tu hogar o a vuestra forma de crear y conseguir objetos únicos llenos de magia. Si quieres, también puedes echar un vistazo a nuestra guía para dar un nuevo aspecto a tu casa, donde encontrarás más ideas DIY que te sorprenderán. ¡Son manualidades perfectas para las tardes de invierno y para enseñar a los más pequeños la importancia de reutilizar los productos que ya han cumplido su función principal!

descarga guía gratuita consumo responsable