Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Te gustaría empezar una nueva aventura creando un huerto urbano? Hacerlo no solo te permitirá ahorrar cultivando tus propios alimentos, sino también ganar en salud al poder prescindir de pesticidas e iniciando una nueva actividad que involucra tanto al cuerpo como a la mente.

En este post queremos darte algunos consejos sobre cómo empezar a diseñar tu huerto urbano paso a paso y qué tipo de materiales o recursos vas a necesitar. ¿Te apuntas al reto?

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre todos los pasos que debes seguir  para crear tu propio huerto urbano.

como-hacer-un-huerto-urbano

¿Qué necesitas para crear un huerto urbano?

  • Dando los primeros pasos 

    Piensa en el lugar más idóneo de tu hogar para plantar las semillas o el plantel que darán como fruto tus futuros alimentos.

  • Qué características requiere el emplazamiento de tu huerto 

    Es importante que esté ventilado, que reciba luz solar directa y que te permita disponer de la profundidad de tierra suficiente para el óptimo desarrollo de las plantas.

  • Hacer un huerto urbano en maceta 

    Vivir en la ciudad no es incompatible con tener un huerto doméstico. Si optas por cultivar en macetas, ten en cuenta que éstas deben tener entre 7 y 15 centímetros de profundidad para favorecer el correcto crecimiento de las plantas.

  • Elegir el tipo de plantas 

    Si eres principiante, es mejor iniciarse en las labores del huerto con plantas que se puedan cultivar todo el año y que tengan un ciclo de crecimiento corto, como las cebollas o las lechugas, así tendrás una primera experiencia sobre cómo hacer un huerto urbano más que satisfactoria.

calendario-de-siembra-calendario-de-plantar-huerto-urbano

Construye tu huerto urbano paso a paso

1. Introduce el sustrato: cuanto más ecológico sea, mejor, por eso te recomendamos el compost, que contiene una mezcla de restos de otras plantas y estiércol. Recuerda que el sustrato que elijas va a determinar el éxito de tu plantación.

2. Elige la forma de siembra: puedes hacerlo directamente en la tierra, en la maceta que hayas elegido o en otra más pequeña para luego trasplantarla. Algunas hortalizas como la zanahoria no se pueden trasplantar, así que tendrás que tenerlo en cuenta.

3. Si has elegido trasplantar, cuando la planta esté lista debes hacerlo con mucho cuidado, sin dañar las raíces y prensando ligeramente la tierra alrededor. También la debes regar inmediatamente.

4. Te recomendamos abonar al menos dos veces al año, añadiendo más compost para que los minerales y nutrientes de la tierra se recuperen.

5. El riego: te aconsejamos uno por goteo, para poder ahorrar recursos y hacer un consumo más responsable del agua. Ten en cuenta que en verano hará falta que riegues al menos dos o tres veces al día, por eso cuanta menos agua gastes, mejor.

Descarga gratis la guía "Cómo hacer un huerto urbano"

Ahora que tienes todas las claves para hacer un huerto urbano gracias a Twenergy, ¿por que no ponerlo ya en marcha? Recuerda que hay que tener paciencia e ir introduciendo plantaciones más avanzadas con el tiempo. 

También te recomendamos el cultivo por proximidad, que consiste en plantar según el ciclo de vida o el tipo de nutriente que consuma, para así poder aprovechar al máximo los recursos y conseguir mejores resultados.

semillas-huerto-urbano

Cómo obtener tus propias semillas para tu huerto urbano

Ahora que ya conoces los pasos a seguir para poner en marcha tu huerto doméstico, es buen momento para ir mejorando tus habilidades. ¿Qué te parece la idea de olvidarte de tener que adquirir nuevas semillas o plantones para tu rincón verde? ¡Te lo ponemos muy fácil! Sigue las indicaciones que nos facilitan en el Manual Una Huerta Para Todos, 3.ª edición © FAO.  

Primeramente tienes que tener en cuenta que las semillas germinarán y darán como resultado una planta sana, robusta y llena de vida, o todo lo contrario, dependiendo de si la planta de la que las obtuvimos también lo era o no.

Es por ello que llegado el momento, escogeremos las plantas más saludables de nuestro cultivo para conseguir nuestras semillas.

¡Ahora ya podemos comenzar! Sigue este procedimiento:

  1. Siembra un mínimo de cuatro plantas por variedad para garantizar el correcto proceso de florecimiento y reproducción.

  2. Estas plantas (que irán destinadas a obtener semillas) no debes cultivarlas junto al resto en el mismo terreno de tu huerto.

  3. Sí puede tratarse de una zona al lado del terreno destinado al huerto, pero nunca será en el mismo.

  4. Cuando tus plantas hayan crecido, obsérvalas y elige el fruto que destaca por su mejor aspecto. De él obtendrás las semillas.

  5. Saca cuidadosamente las simientes del centro del fruto.

  6. Emplea agua limpia para lavarlas en profundidad y eliminar posibles impurezas.

  7. Disponlas sobre un papel de periódico y déjalas secar de 2 a 3 días en la sombra.

  8. Transcurrido este tiempo, tenemos la opción de llevarlas al semillero o guardarlas. Puedes emplear bolsas de papel o bien conservarlas en frascos de vidrio, dependiendo si es para un corto espacio de tiempo o para temporadas más largas.

Un huerto urbano es una buena forma de consumo responsable que no solo te ayuda a consumir alimentos más naturales, sino también a ahorrar y a reutilizar productos. ¿Nos cuentas tu experiencia?

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio