Tiempo de lectura: 3 minutos

El compostaje es un proceso mediante el cual se transforma la materia orgánica para la obtención de compost, que no es otra cosa que un tipo de abono natural para la tierra y los suelos destinados al cultivo y la agricultura en general.

Dicho proceso puedes hacerlo tú en casa y sin necesidad de emplear ningún artefacto o suplemento químico. Se estima que de cada 100 kg de basura orgánica que se produce en nuestro hogar se obtienen 30 kg de compost.

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre todos los pasos que debes seguir  para crear tu propio huerto urbano.

"compostaje"

Compostaje para luchar contra el cambio climático

Pero aún hay más: ¿sabías que hacer compost en casa es una fórmula a través de la cual podemos combatir el cambio climático? Pues sí: al reciclar los residuos domésticos estamos disminuyendo nuestra huella de carbono y los gases de efecto invernadero, al mismo tiempo que creamos un producto 100% orgánico.

Ten en cuenta, además, que los residuos que generamos a diario en nuestros hogares contienen al menos un 40% de materia orgánica. Por eso mismo pueden ser reciclados para que retornen a la tierra en forma de humus y favorezcan los cultivos y las plantas en general. Una idea sostenible y un recurso la mar de útil, ¿no te parece?

Compostaje: ¿por qué es importante cuidar los suelos?

Conservar los suelos no solo es importante para la salud de cientos de miles de especies vegetales que habitan nuestro planeta, sino también porque de ellas depende, entre otras cosas, la seguridad alimentaria de la población mundial.

Las grandes crisis alimentarias de las últimas décadas, que han tenido como principal foco la región del Cuerno de África y otros países de este continente, se han originado básicamente por el deterioro de los suelos cultivables, bien sea por causas como el calentamiento global o por la contaminación.

Además, como confirma la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cerca de un tercio de los alimentos producidos en el mundo se desperdicia cada año, lo que no solo conlleva pérdidas económicas, sino que los recursos naturales utilizados para cultivar, procesar, embalar, comercializar y transportar los alimentos también se desperdician.

Y si a eso le añadimos el hecho de que actualmente casi el 33% de los suelos terrestres están degradados, es esencial empezar a actuar para tomar medidas que ayuden a hacer un uso moderado de ellos y conservarlos. ¡Te enseñamos cómo hacerlo!

Descarga gratis la guía "Cómo hacer un huerto urbano"

¿Cómo elaborar el compostaje en casa?

El abono artificial no es la única opción cuando se trata de preparar los suelos para las próximas cosechas. También puedes optar por el abono natural elaborado en tu propia casa, el cual es mucho más saludable para la tierra y, a la vez, para el medio ambiente. ¿Te sumas a esta iniciativa sostenible?

La FAO comparte la guía Manual de Compostaje del Agricultor, un documento de aprendizaje sobre la producción de compost a nivel familiar y de pequeña agricultura.

En ella nos explican cómo preparar el compostaje y nos proporcionan algunos consejos útiles para logarlos. Toma nota de ellos y ponlos en práctica:

  • La mezcla debe elaborarse con varias capas de residuos. La primera, la de más abajo, debe tener materiales gruesos y ricos en celulosa, por ejemplo hojas, cortezas o ramas; la segunda debe contener residuos de alimentos verdes; y para la tercera, se recomienda incluir elementos ricos en nitrógeno, como por ejemplo el estiércol de vaca o de oveja.
  • No olvides añadir una capa fina de entre dos o cinco centímetros de tierra y, si es el caso, ingredientes como cáscaras de huevo troceadas o restos de algas. Este tipo de productos contienen un alto contenido de carbonatos que favorecen la buena salud de los cultivos y la tierra en general.

compostaje

Algunas dudas a la hora de elaborar compost en casa

Sí, sabemos que elaborar compost en casa no es algo habitual, y por ello nos parece más que normal que te surjan dudas antes de ponerte manos a la obra. Si es así, en el siguiente apartado vamos a intentar resolver algunas de las más frecuentes con las que podrás toparte durante este proceso. Presta mucha atención:

  • El compost no atrae a los insectos. O, por lo menos, no si tienes en cuenta un consejo clave: enterrar la comida con restos de hojas secas, papel o césped.
  • Tampoco produce mal olor en los alrededores de tu jardín o en las propias macetas. De todos modos, no olvides que siempre es bueno remover los restos vegetales cada cierto tiempo para evitar que la tierra sufre de falta de oxígeno.
  • La clave para saber cuándo está listo el compost es en el momento en que este adquiere un color negro o marrón oscuro, similar al del café molido, así como una textura esponjosa que se deshace en las manos.
  • Un buen compost puede tener varios tipos de restos de alimentos, como por ejemplo, de verduras y frutas, flores, yogures, cáscaras de huevo, restos de café, papel de cocina y hasta estiércol de animales de granja.
  • En contraposición, no se recomienda usar vegetales podridos, estiércol de animales domésticos, cenizas, serrín de madera, pescado, carne o huesos y, en general, todo tipo de productos que no sean orgánicos.

Beneficios de usar el compostaje en tus cultivos

El compostaje es un abono natural que mejora la salud de la tierra destinada al cultivo y, de paso, contribuye a fortalecer hábitos sostenibles con el medio ambiente, por ejemplo, el reciclaje y la buena utilización de los recursos naturales. Veamos algunos de sus beneficios más destacados al entrar en contacto con la tierra:

  • Mejora la fertilidad de los suelos y aumenta la retención de nutrientes
  • Prepara la tierra para sequías y condiciones climáticas adversas
  • Proporciona minerales como nitrógeno, fósforo y potasio
  • Regula el nivel de humedad de la tierra y reduce el riesgo de erosión
  • Aporta bacterias y microorganismos que eliminan sustancias nocivas

¿Te atreves ya a preparar tu propio compostaje? Ten en cuenta que con esta acción no solo estarás fortaleciendo los suelos que destinas al cultivo de tus productos, sino que también contribuirás a la conservación de los recursos naturales y el planeta. ¿No te parece una gran solución? ¡Anímate, es mucho más fácil de lo que crees!

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio