Tiempo de lectura: 2 minutos

Energías renovables, hidráulica, hidroeléctrica, eólica, solar, mareomotriz, fotovoltaica… ¿Demasiados conceptos? Todos te suenan, pero quizá tengas algo confusos algunos de ellos. En el post de hoy te lo contamos todo sobre la energía hidráulica en España y su relación con la hidroeléctrica. ¡Te interesa!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre el calentamiento global y descubre  sus causas y consecuencias. hbspt.cta.load(426027, ’34ebbc36-6279-4be3-92dc-1f5ca7d7c163′, {});

energía-hidráulica-en-España

Aunque pueda parecer que la energía hidráulica y la hidroeléctrica son lo mismo, no es así. Sin embargo, están directamente relacionadas, pues la segunda no puede existir sin la primera.

Para generar energía hidráulica se construyen presas con el fin de retener el agua de los ríos que más tarde se deja caer en grandes cantidades desde gran altura para mover enormes turbinas que generan energía mecánica. Con ella se produce energía hidroeléctrica y se lleva la electricidad desde las centrales hasta nuestros hogares. ¿Pero sabes cuál es el papel de esta energía? ¡Te ponemos al día en este post!

La energía hidráulica en España

Desde hace varias décadas no ha dejado de crecer al mismo tiempo que, en el cómputo total de la producción de energía eléctrica, ha ido disminuyendo gracias a otros métodos de producción de electricidad, como las centrales térmicas y las nucleares.

¿Sabías que en 1940, la electricidad de origen hidráulico era del 92% del total en España? Actualmente, tan solo alrededor del 20% de la energía eléctrica de nuestro país proviene de la hidráulica. Ya no es fundamental dentro de las renovables, ya que, desde 2009, la eólica comenzó a crecer y se convirtió en la mayor fuente de energía renovable en nuestro país. ¡Pero sigue siendo un referente!

Para que te hagas una idea, se produce en casi todas las comunidades autónomas, excepto en Baleares. Castilla y León es la que tiene una mayor producción, el 26% de toda España. Le sigue Galicia, con el 22%. Resumiendo, hay cinco comunidades que reúnen el 80% de la energía hidráulica en España: Castilla y León, Galicia, Aragón, Cataluña y Extremadura.

Si comparamos la producción de energía hidráulica en España con la del resto de Europa, nos situamos en el quinto lugar detrás de Noruega, Suecia, Francia e Italia.

¿Qué tal si vemos ahora sus pros y contras?

Descarga gratis la guía "Cambio climático" hbspt.cta.load(426027, ‘a941569c-6841-4c37-b3ce-4fd8a616bc7e’, {});

¿Qué circunstancias se tienen que dar para poder aprovechar la energía hidráulica?

Por lo general, se suelen construir en regiones muy lluviosas que, al mismo tiempo, tienen una orografía con grandes desniveles que favorecen la construcción de la represa con el fin de que el torrente de agua caiga con fuerza. También se suele aprovechar el agua que proviene de los ríos, de la lluvia y del deshielo.

En el caso de centrales hidroeléctricas pequeñas, se puede utilizar el agua de un arroyo con un gran desnivel derivándolo a una tubería que termina en una turbina para, después, recogerla en una pequeña presa. Con la fuerza de la caída ,por la diferencia de altura se genera la energía necesaria. Otra opción es construir una presa pequeña en el río, desviar una parte del caudal por un canal alternativo que tenga menos pendiente que el propio río y, al cabo de unos kilómetros, hacer el agua por una tubería con el mismo sistema que en el caso anterior.

Las pequeñas centrales (energía minihidráulica), con una potencia inferior a 10 Mw, minimizan el impacto en el medio ambiente y están ayudando a países en desarrollo como Costa Rica.

voiluntariado red teje todos hbspt.cta.load(426027, ‘757de8ea-8d21-4468-a242-a10720878458’, {});