Tiempo de lectura: 3 minutos

¡Que llegan los Reyes! ¡Sí, sí, mañana es el gran día! ¡Qué nervios, qué ilusión! Y qué derroche de papel, lazos, y demás adornos para envolver los regalos, ¿verdad? Al final todos terminan en la basura y, confesémoslo… puede que ni siquiera los pongamos en el contenedor correspondiente.

Sin embargo, es posible disfrutar de este día de Reyes al máximo y ser, a la vez, responsables, si optamos, por ejemplo, por reutilizar otros materiales en vez de acudir a la tienda y comprar rollos y rollos de papel y cintas de colores. ¡Lo importante es el detalle! Y lo más valioso está en el interior del paquete y en las manos que entregan ese obsequio.

DIY-para-envolver-regalos

En el post de hoy traemos varias ideas facilísimas de DIY para que las pongáis en práctica desde ya. ¡Quedaos con las que más os gusten y hacedlas juntos!

  • Envoltorios con forma de corazón, estrella, círculo o cualquier otra figura que se os ocurra

    Para ello sólo necesitáis un lápiz, una tijera, pegamento y un sobre grande que hayáis recibido. Con el lápiz pintáis encima del sobre el contorno de la silueta que hayáis elegido. A continuación recortáis con la tijera. Después introducís el regalo dentro y finalizáis pegando los bordes con el pegamento. ¡Así de sencillo!

  • Cajas de cartón que contienen regalos muy especiales

    Las cajas de cereales o galletas son perfectas para una manualidad de Reyes. Sólo tenemos que despegar cada lado con cuidado, darle la vuelta y pegarla nuevamente. De este modo hemos dejado al descubierto la parte interior, que es ideal para pintarla con rotuladores o dejar una frase de cariño como “que la ilusión y la magia de la Navidad te acompañen durante este año”, “para el papi más molón” o “para la súper abuela”. ¡Imaginación al poder! En papelisimo podéis encontrar el paso a paso para crear una cajita de cartón con forma de estrella, perfecta para estas fiestas.

  • Toque rústico con papel de periódico y hojas secas

    El papel de periódico también nos puede servir para nuestro DIY, al que podemos añadir unas hojas secas a modo de adorno. ¡Sencillo y muy natural! En la Fundación UNAM podéis ver otras ideas similares a esta.

  • Convertir las botellas de plástico en prácticos contenedores

    En Make it and Love it os enseñan a transformar unos simples botes usando pegamento, tijeras y una cremallera, y en manualidades fáciles os animan a ir más lejos y crear un manzana. ¿Sabías que se puede volver a reutilizar?

¿Tenéis más ideas que podamos hacer juntos en casa? ¡Cuéntanoslas! Solo necesitamos ver qué materiales nos pueden servir y echarle una pizca de imaginación.

Descubre lo que nuestra nevera esconde

Reutilizar para deleitarse con la naturaleza del planeta

Que te propongamos poner en marcha un DIY para envolver tus regalos no es un capricho. Marco Lambertini, director general de WWF internacional, nos dice que “la naturaleza es la base de nuestro bienestar y prosperidad, pero estamos abusando de los recursos limitados de la Tierra” y que “si queremos construir un futuro para nuestros hijos, debemos conservar el capital natural que nos queda, y administrar de forma sostenible los recursos de éste, nuestro único lugar, el planeta”.

Desde WWF nos señalan que los niveles de consumo son tan elevados que con la tendencia actual necesitamos un planeta y medio para abastecer nuestras necesidades de consumo, por lo que si continuamos con este ritmo en 2050 serán necesarios tres planetas. ¿Qué está pasando?

Y es que por mucho que nos engañemos, los recursos naturales son limitados. Pero aún estamos a tiempo de reducir la huella ecológica y dejar de abusar del planeta optando por un consumo sostenible de estos bienes naturales. Aunque sea a pequeña escala.

Modificar nuestros hábitos de consumo es mucho más sencillo de lo que pensamos. Por ejemplo, podemos optar por pescado y marisco con la ecoetiqueta azul de MSC, Marine Stewardship Council, y productos derivados de la madera que estén certificados mediante el logotipo de FSC, Forest Stewardship Council, lo que nos lleva a saber que estamos adquiriendo pesca sostenible certificada y productos cuyo origen se encuentra en bosques bien gestionados que garantizan beneficios ambientales y sociales, y no únicamente económicos.

Pero también podemos practicar las 3R en nuestras actividades diarias: reducir, reciclar, y reutilizar. ¡Recuérdalas!

Disfrutemos con la cabalgata de Reyes, con la ilusión de los regalos, con despertarnos esa mañana y recibir sorpresas de los que nos quieren. Y, sobre todo, hagámoslo sabiendo que, al mismo tiempo, es posible ser respetuoso con el medioambiente. ¡Feliz (y sostenible) día de Reyes!

lo que la nevera esconde