Tiempo de lectura: 3 minutos

El bienestar en el hogar es importante para sentirnos a gusto en nuestra propia casa. Para que el lugar donde vives te proporcione confort, limpieza, orden y, por qué no, también un buen aroma, estos tendrán que ser excelentes.

Si, además, eres una persona especialmente sensible a los olores, seguro que te encantarán estas 5 ideas para crear un ambientador casero, sostenible y ecológico. ¿Te animas a probar?

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre trucos para llevar una vida  eco-friendly, llena de consejos para adoptar hábitos saludables y sostenibles.

ambientador casero

Ambientador casero: la importancia de aromatizar la atmósfera

Los aromas y olores son capaces de transportarnos a tiempos de nuestra infancia y rememorar momentos maravillosos, ya que nuestra experiencia olfativa abre un mundo de sensaciones. ¿Te ocurre a ti también?

La propuesta que te traemos es que fabriques tu propio ambientador casero. Pronto se va a convertir en tu aliado y en uno de los ingredientes de tu decoración al que no querrás renunciar, ya que…

  • Un ambientador casero te sirve para refrescar tu hogar.
  • Puede adaptarse a cada época del año según la sensación que quieras provocar.
  • Personaliza cada estancia según tus necesidades.
  • Fabricar un ambientador casero es una actividad entretenida y creativa.
  • Contribuye a la sostenibilidad del medio ambiente.

¿Un ambientador casero y ecológico?

En la actualidad, va creciendo la conciencia de generar cada vez menos residuos. De hecho, ahí está precisamente la clave para que la producción de cualquier artículo sea cada vez más sostenible.

Reciclar cada uno de nuestros desechos es importante, pero todavía lo es más hacer hincapié en reutilizar y en llevar a cabo un consumo responsable. Por eso, si nos animamos a fabricar nuestro propio ambientador casero estaremos promoviendo valores ecológicos que cuidan y preservan el medio ambiente. ¡No esperes más!

Descarga gratis la guía

Refrescando el ambiente con ambientadores caseros: 5 ideas

Un ambientador casero puede tener diferentes formatos. Podemos hacerlo en forma de vela perfumada e incluso también atrevernos a crear nuestro propio aceite esencial. ¡Elige el tuyo!

1. Velas perfumadas como ambientador casero

Para hacer que una vela tenga el olor que deseamos y que al irse combustionando lo desprenda, vamos a necesitar:

  • cera neutra natural
  • un recipiente que nos vaya a servir de molde
  • aceite esencial, el que más te guste, ya sea DYI o comprado
  • una mecha

Derrite la cera al fuego y procede a echar unas gotas de esencia. Vierte la mezcla en el molde y coloca la mecha. ¡Así de sencillo es obtener una vela perfumada como ambientador casero!

2. Aceites esenciales

Puedes conseguir un ambientador con pulverizador si mezclas agua con aceite esencial y lo colocas en un bote que pueda pulverizar. Libérate de soluciones químicas y haz tu propio pulverizador.

3. Saquitos de lavanda

Algo tan sencillo como coser sacos pequeños y guardar en ellos lavanda o hierbas aromáticas puede servirte como ambientador casero para tus cajones y armarios. ¡Aprovecha que lo rústico y retro es tendencia!

4. Ambientador casero a base de bicarbonato

Con la ayuda de un poco de bicarbonato puedes obtener un ambientador casero totalmente funcional. El aroma lo añadirá el aceite en esencia o el suavizante para la ropa que escojas. Para ello, necesitas:

  • una botella con pulverizador
  • 50 ml de agua caliente (unas tres medidas de cuchara sopera)
  • 15 ml de bicarbonato común
  • tu suavizante preferido

Calienta el agua y échale aproximadamente la botella. A continuación, vierte el agua ya caliente en ese mismo bote. Es el turno de incorporar el bicarbonato. Agita el bote para que se mezclen bien todos los ingredientes. ¡Ya tienes listo tu ambientador casero!

5. Gelatina con olor

Los tarros con gelatina de colores no solo son decorativos sino que pueden contribuir a acabar con los malos olores de tu casa. Para fabricar un ambientador casero a base de gelatina deberás tener:

  • un tarro de vidrio vacío y limpio, que puedes reutilizar fácilmente
  • gelatina neutra
  • colorante
  • sal
  • el punto de aroma se lo dará un aceite esencial fresco

Hierve agua y trata la gelatina según las instrucciones del paquete. Añade a la mezcla un chorrito del aceite esencial y el colorante. Asegúrate de que se percibe el perfume del aceite. Incorpora la sal, remueve bien y échalo en el tarro. ¡Y disfrútalo donde prefieras!

Neutralizar los malos olores en el hogar es importante para crear la atmósfera confortable que queremos disfrutar. Aromas y fragancias nos proporcionan información y forman parte de nuestra experiencia sensitiva.

Así, al fabricar tu propio ambientador casero, desarrollas un proyecto con tus propias manos que, a su vez, contribuye a la sostenibilidad en el medio ambiente. Sean cuales sean tus preferencias en cuanto a aromas, ¡anímate a elaborar un ambientador casero!

Material complementario

Guías

Virales

Artículos

trucos-para-una-vida-eco-friendly