Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Eres consciente de que muchos de los productos que usas en casa cada día pueden dañar tu salud? ¡Sí, sin saberlo y ni tan solo sospecharlo!

Se trata de productos que contienen sustancias químicas presentes en los productos sintéticos y que, en ocasiones, pueden llegar a ser tóxicas. Por eso hoy queremos hablarte de esto y de una iniciativa que quizás te interese: Hogar sin tóxicos.

Un hogar sin tóxicos, ¿es posible?

Hogar sin tóxicos

Como te decíamos, tú y tu familia podéis estar expuestos a sustancias tóxicas de todo tipo, sobre todo aquellas que están presentes en pintura, madera sometida a algún tratamiento, tuberías por las que pasa el agua que bebéis o ciertos materiales aislantes. Formaldehído, bisfenoles, arsénico o zinc son sustancias que podrían llegar a ser un serio peligro para nuestra salud.

El gran problema de la intoxicación por estas sustancias es que puede ser asintomática durante mucho tiempo. A dosis tan bajas, se necesitan meses o incluso años para empezar a percibir cansancio o sensación de malestar, que pueden ser los primeros síntomas del consumo de estas sustancias.

Descarga gratis la guía "Alimentación Saludable"

¿Se puede desintoxicar una casa?

Ahora que sabes que te enfrentas a un problema real, posiblemente quieras buscar una solución. Y es que hay formas de elegir productos que no afectan de forma directa a nuestra salud ni la del medio ambiente.

De ahí que el proyecto Hogar sin tóxicos trabaja por pedir a las administraciones públicas que se tomen medidas para evitar la fabricación de estos productos con materiales peligrosos. Han creado una petición que se propone mejorar la normativa para proteger nuestra salud con un total de 12 puntos diferentes.

Además de dichos consejos y de otras consideraciones generales, el proyecto ofrece consejos útiles para cambiar nuestro consumo prestando atención a aspectos como:

  • Agua sin sustancias tóxicas:

    Desde sustituir las viejas tuberías para que no arrastren metales pesados hasta comprar una purificadora de agua, es muy importante que tengas en cuenta que lo que estás bebiendo podría afectar gravemente a vuestra salud. Un truco sencillo es dejar correr el agua antes de usarla para evitar que se deposite en la tubería y tenga más concentración de estos metales.

Otras acciones para conseguir un hogar sin tóxicos

Para complementar lo que te acabamos de contar, conviene que le echemos un vistazo a otros consejos o trucos para obtener un hogar libre de sustancias tóxicas.

El primero de ellos consiste en cuidar detenidamente el almacenamiento de todos aquellos productos químicos que podrían encarnar un riesgo para tu salud. Es más, puedes plantearte la posibilidad de reemplazar algunos de ellos por productos de tipo natural, por ejemplo, el vinagre o el bicarbonato de sodio. ¿Por qué no lo pruebas?

Otro factor de riesgo es el moho, que en la mayoría de los casos es fuente directa de enfermedades respiratorias, dolor de garganta o irritación de la piel. En todas las situaciones hay que prevenir su aparición.

También debes tener cuidado con el polvo acumulado en ciertas zonas de tu casa, pues este puede contener sustancias perjudiciales para tu salud. Y a la hora de la limpieza, evita el uso de productos químicos que desprendan pesticidas o desinfectantes. ¡Prueba a hacerlo con un paño húmedo!

Hogar sin tóxicos y un planeta más sano

Para terminar, nos gustaría que reflexionases sobre algo que nos afecta a todos por igual: la influencia de la contaminación con sustancias tóxicas en el medio ambiente.

Sí, estos contaminantes pueden tener consecuencias sobre tu salud, pero también en la de nuestro planeta. Si puedes evitar en cierta medida su consumo, a la vez estarás evitando la contaminación. ¡Ahora ya tienes un doble motivo para apostar por esta clase de iniciativas!

 

¿Qué te ha parecido la propuesta que hoy te presentamos? En su página podrás encontrar muchos más consejos sobre cómo cambiar tus hábitos de consumo y dejar tu hogar libre de tóxicos. No solo es posible sino que es, cada día, más necesario. ¡Actuemos!

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio