Tiempo de lectura: 3 minutos

Un día te levantas y te das cuenta de que el mundo ha cambiado. Que tus inquietudes de cuando eras adolescente no son las mismas que las que tienes ahora. Y si además tienes hijos e hijas, seguramente te sorprendas con sentimientos de preocupación acerca del futuro que les espera, y del que en gran medida todos y todas somos responsables.

Debemos evolucionar, el mundo tiene que avanzar, pero hacia algo sostenible, perdurable, que sea igual o mejor a lo que tenemos en el presente.

Descárgate aquí nuestra guía gratuita ¿Cómo es una ONG por dentro? y descubre  todo lo que hay detrás de una organización de este tipo.

"desarrollo-sostenible"

El término ‘desarrollo sostenible’

En los últimos años la expresión desarrollo sostenible se ha ido popularizando y se comienza a utilizar como una etiqueta muy positiva para muchas actividades o proyectos. Nos preocupa el impacto que podemos causar con nuestras acciones y nuestras necesidades de consumo actuales en la evolución de nuestra sociedad, pues parece que cada vez somos más exigentes, que nos hacen falta más cosas.

Desarrollo pero no a cualquier precio

El planeta tiene una capacidad de producir recursos limitada, así que debemos ser conscientes de lo que implica el desarrollo. También nuestras decisiones de compra afectan a otras personas y son importantes porque condicionan el futuro de las sociedades que producen esos objetos que consumimos en nuestro día a día.

¿A qué nos estamos refiriendo concretamente con ‘desarrollo sostenible’?

El desarrollo sostenible se puede definir como aquél que busca “satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de que las del futuro puedan atender sus propias necesidades”.

Es decir, mis hijos e hijas, o nietos y nietas, no deberán sufrir los excesos y errores de consumo y organización social producidos por mi generación. Al vivir en una sociedad esencialmente consumista, esta suele ser una cuestión que genera intranquilidad.

Descarga gratis la guía "¿Cómo es una ONG por dentro?"

¿Cómo será el mundo que dejaremos a las generaciones futuras?

Esta visión del mundo tiene que ver con tres factores muy importantes: el económico, el social y el medioambiental. Queremos dejar a las generaciones venideras un mundo igual o mejor que el que nos hemos encontrado nosotros y nosotras en los tres planos: 

En el de las personas y la sociedad.

En el económico.

En el de la salud de nuestro planeta.

¿Qué define a los proyectos de desarrollo sostenible?

Así, los proyectos sostenibles incorporan criterios y objetivos en los tres ámbitos (social, medioambiental y económico) y no caen en el error de fijarse solo en una de esas tres patas de nuestro mundo. Veamos:

  • Rendimiento de cuentas sobre los tres aspectos. Las empresas conscientes de su responsabilidad social hablan de triple balance o triple cuenta de resultados y rinden cuentas a sus accionistas no solo de sus beneficios económicos, sino también de su impacto en la sociedad o de la huella ecológica que producen sus actividades.

  • Se fijan objetivos en los tres ámbitos. En los tres niveles se fijan objetivos y tratan de avanzar año a año en la mejora de los tres tipos de resultados. Un buen ejemplo son las llamadas B Corporation, empresas que utilizan la fuerza de sus negocios para resolver problemas sociales o medioambientales.  

Algunos ejemplos de proyectos de desarrollo sostenible

En el ámbito de las organizaciones de desarrollo también los proyectos tratan de ser sostenibles y persiguen impactos en los tres niveles. Un buen ejemplo son los proyectos de Comercio Justo que atienden a diez principios que ponen a las personas por delante de los beneficios y cubren las tres características mencionadas.

La cooperativa Kuapa Kokoo

"ejemplo-desarrollo-sostenible-cacao-ghana"

Un caso muy interesante es el de la cooperativa Kuapa Kokoo, de Ghana, pionera en cacao de Comercio Justo desde 1995. Está ubicada en Kumasi, en el centro de la zona de cultivo del cacao en el oeste de Ghana, un país que es, tras Costa de Marfil, el segundo productor mundial de cacao.

En los pueblos donde se cultiva el cacao, mayoritariamente, no hay acceso a servicios básicos como agua potable, sanidad o electricidad. Los proyectos de desarrollo social de la cooperativa en materia de salud o mitigación de los efectos del cambio climático son fundamentales. ¡Descubre por qué!

La cooperativa está formada por pequeños productores y productoras de cacao que dependen fundamentalmente de los ingresos de su cultivo. El cacao de Kuapa Kokoo dispone de la certificación Fairtrade desde 1995, por lo que las personas cacaocultoras también reciben la prima Fairtrade, que es empleada para desarrollar proyectos que beneficien y fortalezcan a la comunidad.

A continuación, te mostramos su trabajo en tres áreas. ¡Conócelo!

Plano ambiental

En el plano medioambiental, las personas técnicas de la cooperativa han extendido las experiencias de los cultivos orgánicos y naturales por las pequeñas aldeas en que trabajan las personas campesinas, consiguiendo producciones de calidad y bajo impacto ambiental.

Plano social

En el plano social, se puede destacar la organización democrática de los representantes de cada aldea en la asamblea general de la cooperativa; también es muy interesante cómo de las dos personas que participan presencialmente en la asamblea, al menos una deberá ser mujer.

El Comercio Justo ha ayudado a las mujeres agricultoras a poder empoderarse y afianzar su sentido de participación e implicación dentro de su comunidad. También defiende los derechos de las familias productoras y les garantiza un precio honesto por sus cosechas.

Plano económico

En el plano económico Kuapa Kokoo, y por tanto las personas cooperativistas, son socios y socias (45% de las acciones) de Divine Chocolate, empresa que en gran Bretaña produce y distribuye chocolates de Comercio Justo de elevada calidad, elaborados con el cacao cultivado en la cooperativa, a través de los supermercados más importantes del país.

Esto es un comercio sostenible que pone a las personas por delante de los beneficios, esto es un ejemplo de proyecto sostenible.

El Comercio Justo es una importante herramienta que ayuda a las organizaciones productoras a poner en marcha sus proyectos de desarrollo sostenible. Este comercio solidario es sinónimo de cambio positivo para la sociedad. ¡Elígelo para ti y tu familia! Estarás contribuyendo a transformar tu mundo en uno mejor para tus peques, así como para los hijos e hijas de las familias agricultoras y productoras. Vale la pena, ¿no crees?  

Material complementario

Guías

Viral

Artículos

revista oxfam intermón