Tiempo de lectura: 2 minutos

Una excelente manera de pasar más tiempo con los peques de la casa es acercándolos a uno de los lugares donde suelen tener el acceso más restringido: la cocina. Cocinar con tus hijos o hijas es una forma perfecta para pasar divertidos ratos en familia y, además, es la ocasión perfecta para acercarles a los alimentos y aumentar su sentido de la responsabilidad. Una buena forma de empezar es apostando por recetas para niños y niñas sin horno: ¡Evita el peligro en la cocina!

Convierte la gastronomía en un juego eligiendo recetas adecuadas y asignándoles tareas acordes con su edad: los más pequeños pueden encargarse de sacar los ingredientes del frigorífico o de mezclarlos en un bol, y los más mayores serán los responsables de trocear los alimentos. Eso sí, ¡siempre bajo tu supervisión! Enséñales a manejar los instrumentos de cocina y confíales pequeñas tareas: mejorarás su autoestima y favorecerás su independencia.

Entre todas las recetas sin horno para niños y niñas que puedes preparar para degustar un postre sano y diferente, hoy te presentamos una que, además, es muy divertida de elaborar: canelones de chocolate rellenos de crema de frambuesa. 

Recetas para niños con chocolate y frambuesa, ¡buenísimas!

El chocolate y la frambuesa es una mezcla deliciosa, ¡ya lo verás!

Receta para niños y niñas sin horno: canelones de chocolate y frambuesa

Esta receta es perfecta para degustarla en cualquier ocasión y se prepara con bastante rapidez: solo necesitas tener una hora de tiempo para que la masa repose. Seguro que en casa tienes prácticamente todos los ingredientes que necesitas, y si no es así, los encontrarás fácilmente en el mercado o en tu tienda de Comercio Justo más cercana.

 Descarga gratis el ebook

Para preparar la masa de los canelones de esta receta necesitarás los ingredientes siguientes:

  • 2 huevos
  • 20 gramos de azúcar glas
  • 30 gramos de cacao en polvo
  • 150 gramos de harina
  • Una pizquita de sal

El proceso para elaborar la pasta no puede ser más sencillo: haz un volcán con la harina y coloca los demás ingredientes en el hueco del centro. Amásalo todo bien hasta que consigas una masa homogénea. Después, haz una bola, tápala con film transparente y déjala reposar durante una hora en el frigorífico.

Transcurrido ese tiempo, ve dividiendo la masa en porciones, enharina una superficie plana y ve alisando cada porción con el rodillo hasta que obtengas el grosor deseado. Córtalas del tamaño que prefieras: con cuadrados de unos 9 centímetros debería ser más que suficiente.

Ahora toca cocer la pasta: pon agua a hervir con una cucharada de azúcar (o de sal, si quieres que el resultado final sea salado y no dulce) y cuando hierva introduce la pasta. Sácala a los 3 o 4 minutos y deja que escurra.

El siguiente paso de esta receta sin horno es preparar el relleno. Necesitarás:

  • 300 gramos de frambuesas
  • 100 gramos de azúcar (¡cómpralo de Comercio Justo!)
  • Un chorrito de zumo de limón
  • 250 gramos de queso mascarpone
  • 4 cucharadas de azúcar glas

Bate las frambuesas con el azúcar hasta conseguir una pasta homogénea y pásala por un colador para eliminar las pepitas. Después, añade el chorro de zumo de limón. Cuando ya tengas la salsa de frambuesa, es hora de mezclarla bien con el mascarpone: el resultado debe ser una pasta de textura cremosa y un color homogéneo.

Extiende las porciones de masa y rellénalas con la crema de frambuesa, ayudándote de una espátula. Esta tarea es perfecta para que la realicen los peques: se divertirán y, además, estarán practicando la paciencia y la concentración sin apenas darse cuenta. A medida que se vayan rellenando, enrolla los canelones y espolvoréalos con un poquito de azúcar glas. ¡Delicioso!

Preparar recetas sin horno con tus hijos o hijas te ayudará a inculcarles buenas pautas de nutrición, acercarles alimentos que no conocen y hacer que se interesen por hábitos de vida sanos y saludables. Además, si compras el chocolate y el azúcar de Comercio Justo estarás contribuyendo a mejorar las condiciones laborales de sus productores y productoras, ayudando a proteger el medio ambiente y luchando contra la explotación infantil. 

¡Son todo ventajas! 

New Call-to-action