Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Quién dijo que las recetas vegetarianas y light no pueden ser potentes, sabrosas y con sustancia? Hoy, si te gustan sabores intensos y a la vez estás buscando recetas light y saludables para toda la familia, estás de enhorabuena: adaptamos una receta típicamente mejicana a nuestros hábitos vegetarianos, que podrás elaborar en pocos minutos, sin necesitar ingredientes que no puedas encontrar en tu frutería habitual (o en tiendas de comercio justo como la online de Oxfam Intermón) y muy, pero que muy sencilla de realizar.

¿Te animas? ¡Pues pongámonos manos a la obra!

Tacos picantes light con piña y pimientos

Recetas vegetarianas light

Descarga gratis el ebook

Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 kilo de tomates maduros
  • 4 tortitas de arroz
  • 1/2 kilo de pimientos
  • 250 gramos de piña
  • 1/2 kilo de cebollas
  • 4 guindillas (secas o frescas)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

Primero, nos dispondremos a preparar la salsa. En una cazuela a fuego medio y con un poco de aceite, haremos el sofrito. Pon la cebolla previamente picada y un par de pimientos troceados muy finos. Mientras, lleva a hervir agua en otra cazuela, donde escaldaremos los tomates para pelarlos con mayor facilidad. 

Cuando el sofrito empiece a tomar color, incorpora la guindilla y corrige de sal (mucho ojo con la guindilla: empieza agregándole media, y ve probando hasta alcanzar el grado de picante que desees). Mientras dejas terminar de hacerse el sofrito, ya a fuego lento, escalda los tomates dejándolos en remojo con el agua hirviendo no más de 30 segundos. Enfríalos en un recipiente con agua fría, pélalos, trocéalos e incorpóralos al sofrito. Si le echas una pizca de azúcar de caña reducirás su acidez). 

Mientras termina de hacerse la salsa, prepara una sartén con un poco de aceite y, a fuego medio-alto, echa el pimiento que te quede a rebanadas e incorpórale también los trozos de piña. Esta fase estará lista cuando veas que el pimiento empieza a desprenderse de su capa de piel más fina, la más exterior y a veces casi transparente. Cuando esto suceda, el pimiento estará blando y sabroso; compruébalo. Si es así, saca la mezcla del fuego y sirve en un plato o una fuente adecuada.

Saca ahora el sofrito de tomate del fuego (el tomate ha tenido que mezclarse uniformemente con el resto del sofrito), y pasa la mezcla por la batidora. Corrige de sal, y si no es lo suficientemente consistente, añádele un poco de pan seco y vuelve a pasar la batidora.

Sirve la salsa en una fuente (mejor si está caliente cuando la degustéis), y recuerda que las tortillas de maíz, que puedes comprar en cualquier supermercado, también es mejor comerlas en caliente. Para ello, antes de sacarlas a la mesa, toma una sartén limpia, caliéntala a fuego medio y pasa cada lado de las tortillas por ella, sin dejar que se quemen.

Puedes añadir lo que desees a estos tacos light: hojas de lechuga, zanahoria, especias… recuerda que, siempre que sean vegetales, la comida será sana, saludable y light. ¡Ah! ¡Y no te olvides del agua! Aunque te apasione el picante, ¡agradecerás tenerla a mano!

New Call-to-action