Tiempo de lectura: 3 minutos

El cambio climático es el gran desafío ambiental al que nos enfrentamos en la actualidad. Aunque desde inicios de los años 80 ya empezaba a mencionarse como una seria amenaza para el planeta, no ha sido hasta hace poco que hemos comenzado a ser conscientes de su magnitud y de los efectos que podría generar a medio y largo plazo. ¿Sabes de qué efectos estamos hablando?

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre el calentamiento global y descubre  sus causas y consecuencias.

No solo se trata de la progresiva degradación de la capa de ozono a causa de los gases de efecto invernadero. Tampoco del aumento de las temperaturas ni la ruptura de los ciclos naturales del planeta. ¡Es mucho más que eso!

En realidad, cuando hablamos de cambio climático nos referimos tanto a sus síntomas más directos como a los efectos secundarios o colaterales que puede generar, a veces mucho más nocivos que los primeros. Hoy, en el siguiente post, nos proponemos contártelos detenidamente.

problemas-ambientales-actuales

Cambio climático, pobreza y desigualdad

Además de los daños medioambientales irreversibles, el cambio climático también tiene una incidencia directa en los movimientos migratorios que observamos actualmente en varios puntos del planeta, así como en las crisis alimentarias, las guerras territoriales o el aumento de la desigualdad, por citar solo algunos.

Descarga gratis la guía "Cambio climático"

 

De hecho, podríamos pensar en una categoría que englobara nuevos inconvenientes de tipo medioambiental que aquejan notoriamente el bienestar de miles de personas en el mundo. ¿Qué tal la idea? Veamos algunos de ellos:

1) Desaparición de fuentes hídricas

Las altas temperaturas han provocado la sequía de ríos, lagos, lagunas y otras fuentes hídricas que durante siglos fueron indispensables para la supervivencia y el desarrollo de pueblos enteros. Muchos de los que quedan están contaminados, igual que los océanos y las costas. Esto también podría explicar el abandono progresivo de algunas zonas por parte de millones de familias, la ampliación de los desiertos y la creciente migración hacia los grandes centros urbanos. El agua es fuente de vida y de prosperidad.

2) Contaminación

Ni la tierra, ni el aire, ni el resto de recursos tienen la misma calidad que hace unos años. Los gases de efecto invernadero han deteriorado dichos recursos y han obligado a que muchas personas abandonen las actividades relacionadas con la agricultura y la producción de alimentos de forma natural.

3) Deforestación

Cada año desaparecen miles de kilómetros de bosques en el mundo. Se calcula que, desde 1990, se han destruido más de la mitad de los que observamos ahora. Además, los árboles mueren a un ritmo acelerado debido a la contaminación del aire, la sequía de fuentes hídricas aledañas y los cambios bruscos de temperatura. En muy pocos casos existen programas alternativos de siembra, repoblación y protección de las tierras cultivables.

4) Sobreexplotación de los recursos naturales

Los recursos naturales pronto serán insuficientes para la supervivencia de las personas que habitan la Tierra. La sobreexplotación de los recursos, el consumo irresponsable y el aumento de la población mundial, que se ha triplicado en los últimos 60 años y continúa creciendo a un ritmo acelerado, son las principales causas de este agotamiento. El agua y la energía disponibles no darán abasto para suplir tales necesidades. Además, la explotación de dichos recursos sigue en manos de empresas de países desarrollados que generan escasos beneficios en los sitios donde las extraen, lo que aumenta la desigualdad y obliga a muchas personas a abandonar su sitio de residencia en busca de zonas más aptas para la supervivencia.

5) Uso de fertilizantes químicos y métodos artificiales de cultivo

Las sequías, los huracanes y otros fenómenos ambientales impiden la producción y el cultivo de alimentos en condiciones normales. Con el fin de enmendar estos efectos y multiplicar la producción, se han sustituido los métodos de producción natural por otros de tipo artificial y en los que predomina el uso de sustancias químicas. Estos métodos de cultivo hacen que los alimentos sean de peor calidad y afectan negativamente a nuestra salud y la del medioambiente, pues contaminan los alimentos, la tierra y el aire.

problemas-ambientales-actuales

 

¿Hay soluciones para los problemas ambientales actuales?

Como habrás notado, todas las causas y consecuencias del cambio climático están relacionadas entre sí y afectan en mayor o menor medida a nuestra salud y bienestar. ¿Cuál es nuestro papel, entonces, como habitantes del planeta?

Es difícil hablar de una sola solución para frenar los principales problemas ambientales que actualmente aquejan la Tierra. Sin embargo, sí que podemos hablar de un primer paso esencial para ello: la conciencia que como habitantes del mundo nos corresponde.

¿Conciencia de qué? Básicamente de nuestra relación con los entornos y la naturaleza, la cual se hace manifiesta en los artículos que compramos, las redes de comercio que apoyamos y las iniciativas que individual y socialmente salgan adelante.

Hablamos, por ejemplo, de llevar a cabo una agricultura sostenible que conserve los recursos naturales, el consumo responsable basado en necesidades reales, el cuidado de los ecosistemas, la reducción de los desperdicios y el reciclaje, la reutilización de todos aquellos materiales y productos que ya no usamos, entre otras opciones.

También es importante evitar al máximo el uso de combustibles que generan gases de efecto invernadero, el uso de químicos o conservantes y, claro, reforzar la educación ambiental desde las primeras edades.

Ya sabes que a pequeña escala puedes aportar tu granito de arena a través de acciones cotidianas basadas en la sostenibilidad y el ahorro energético. Solo tenemos un planeta: ¡cuidémoslo antes de que sea demasiado tarde!

voiluntariado red teje todos