Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Aún no tienes plan para este fin de semana? ¿Qué tal si visitas algún mercadillo de segunda mano? Son muchas las razones que nos animan a acudir a este tipo de mercados, y en este post queremos descubrirte algunas de ellas. ¡Conócelas!

Street Retro Books Market, Havana, Cuba

3 beneficios de comprar objetos de segunda mano

  1. Conseguir un precio más asequible

    Esta puede ser una de las ventajas que, como consumidor o consumidora, más podemos apreciar a simple vista y que en un primer momento nos puede atraer a adquirir algún producto en este tipo de mercados. El importe puede ser muy inferior en comparación con otros tipos de establecimientos, y si a esto le sumamos el buen estado de la mercadería y la utilidad o el uso que nos aporta, conseguimos la ecuación perfecta: pasar una mañana o tarde entretenidos en un mercadillo y comprar aquello que nos interesa desembolsando una cantidad más módica.

  2. Poner en práctica dos de las 3R de la regla: reciclar y reutilizar

    ¿Has oido habalr de la regla de las 3R’s? A través de ella podemos lograr un mundo más sostenible ya que estaremos ayudando al medio ambiente: Reduciendo, Reutilizando y Reciclando. Al comprar objetios de segunda mano estamos poniendo en práctica las últimas 2, es decir, estamos contribuyendo a disminuir la huella ecológica como compradores y compradoras, cuidando del medio ambiente de una forma realmente sencilla. Los objetos que están a la venta ya han sido producidos por la industria, y al formar nuevamente parte de la oferta evitamos el uso de nuevas materias primas para su fabricación, así como el uso de transporte y energía. De este modo, las ferias de segunda mano nos ayudan a desprendernos de aquello que ya no usamos pero que para otras personas puede ser útil: comprar lo que necesitamos y respetar también nuestro entorno.

  3. Solidaridad

    Este valor es el eje que pone en marcha a algunas de las tiendas de venta de segunda mano que hay en nuestro país. Comprar en las tiendas Segunda Oportunidad de Oxfam Intermón, por ejemplo, supone para el comprador o compradora no sólo el beneficio de adquirir ropa a precios asequibles, sino también son una manera de contribuir con los proyectos de la ONG que gestiona las tiendas. Una bonita iniciativa que permitía al ciudadano ahorrar e invertir en solidaridad al mismo tiempo.

Descubre lo que nuestra nevera esconde

Mercadillos de segunda mano que no te puedes perder

Te lo ponemos fácil y te recomendamos algunos de los mercadillos de segunda mano más conocidos. ¡Toma nota!

En Barcelona

  • El Flea Market Barcelona se celebra cada segundo domingo de mes bajo el lema One man’s garbage is another man’s gold – algo así como “la basura de una persona es el oro de otra” y ostenta el título de ser uno de los más antiguos de la ciudad condal. Es de carácter mensual y está destinado a que los particulares puedan vender o trocar todo tipo de artículos de segunda mano siempre que éstos se encuentren en buen estado y su precio sea adecuado.
  • Two Market sigue la filosofía de “reutilizar es la mejor manera de reciclar”. Allí los participantes pueden vender aquellos artículos que ya no utilizan y darles una segunda oportunidad al mismo tiempo que obtienen un pequeño beneficio económico con esta transacción.

En Madrid

  • El Mercado de Motores tiene lugar cada segundo fin de semana de mes, exceptuando el mes de agosto, en el Museo del Ferrocarril, aunque exactamente el espacio destinado a los productos de segunda mano es el aire libre, en el exterior de la antigua estación de tren lejos de los vagones y locomotoras.
  • Adelita Market surge para concienciar sobre la necesidad de hacer un consumo lógico de los productos, buscando siempre primar la reutilización y el reciclaje para lograr ciudades sostenibles. Se celebra cada tercer fin de semana de mes en la Plaza del Dos de Mayo. No está destinado a profesionales, sino a particulares que deseen prolongar la vida de objetos que ya no emplean y para ello es requisito inscribirse previamente para disponer de un puesto.

Como ves, este tipo de mercados son un ejemplo de la llamada economía alternativa que busca concienciarnos de la necesidad de practicar un consumo responsable. Recuerda que segunda mano no es sinónimo de viejo o usado, sino de nueva vida. 

No te prives de disfrutar con toda la familia del mercadillo más cercano que se celebre en tu ciudad. ¿Por qué no nos cuentas qué tal tu visita? ¿Has encontrado una pieza única que hace tiempo estabas buscando? ¡Nos encantará que nos lo cuentes!

lo que la nevera esconde