¿Te gustan las plantas? Entonces hoy es tu día, porque vamos a enseñarte cómo hacer un jardín vertical. Con estas ideas podrás aprovechar al máximo cualquier espacio de tu hogar y transformarlo en un pequeño oasis verde. Suena bien, ¿verdad?

New Call-to-action

"como-hacer-un-jardin-vertical"

2 alternativas de reciclaje para aprender cómo hacer un jardín vertical

Nos encanta reutilizar materiales y elaborar con ellos nuevos objetos para casa. Ya te hemos mostrado el paso a paso para crear un jardín vertical con palés, así que en este post te traemos otras iniciativas igual de interesantes. ¡Y la mar de fáciles!

Cómo construir un jardín vertical reutilizando un marco

Este tutorial es obra de El Taller de Jazmín. Anota los materiales, sigue las instrucciones y sorpréndete con este parterre.

Materiales necesarios

  • Un marco de madera que tenga profundidad

  • 4 listones

  • Barniz poliuretánico

  • Pintura de fondo para maderas

  • Pintura del color que desees

  • Un pincel

  • Una plancha de chapa o madera (con idéntica medida al marco)

  • Una rejilla metálica (con la misma dimensión del marco)

  • Unos tornillos

  • Un nivel de burbuja

  • Tierra fértil combinada con turba

  • Musgo y piedrecitas

  • Plantas crasas y suculentas de diversos colores

Descarga gratis la guía

 

Pasos a seguir

  1. Coloca los listones en la zona trasera del marco para aportar fondo a la armazón.

  2. Sitúa la rejilla metálica en el lugar donde va ubicado el vidrio del cuadro y fíjala con unas grapas.

    "construir-jardin-vertical-reciclando-materiales"

    © El Taller de Jazmín

  3. Emplaza la chapa en la zona posterior y afiánzala con tornillos.

  4. Pinta el marco. Para poder sellar el poro de la madera e impermeabilizarlo, usa primero una pintura de fondo para maderas, y luego píntala del color escogido. Si quieres dejarlo en color natural, debes protegerlo aplicando dos manos de barniz poliuretánico.

  5. Añade una capa de sustrato con turba.

    "crear-un-jardin-colgante-domestico"

    © El Taller de Jazmín

  6. Introduce las plantas a través de la rejilla. Las variedades crasas y suculentas no precisan de mucho riego, de ahí que sean apropiadas para este modelo.

  7. Complétalo poco a poco. Puedes ayudarte de un palito si quieres plantar esquejes.

    "reutilizar-materiales-para-elaborar-jardin-vertical"

    © El Taller de Jazmín

  8. Cubre delicadamente con musgo los posibles huecos que hayan quedado. Puedes acomodar algunas piedrecitas en la rejilla y aportar un toque decorativo.

  9. Para asentar el jardín, da unos ligeros golpecitos sobre la mesa de trabajo.

  10. Riega para humedecer la tierra. Procura no encharcarla.

  11. Para colgar tu jardín vertical, espera entre 24 y 48 horas. Así te asegurarás de que las plantas se hayan asentado.

  12. Cerciórate de que está recto empleando el nivel de burbuja.

  13. Recuerda que este tipo de plantas precisan de un riego esporádico. La manera adecuada de hacerlo es mojar la tierra con un rociador.

Cómo crear un jardín colgante a partir de botes de vidrio

En el siguiente video de Cloudlet encontrarás todos los materiales necesarios para realizarlo. ¡Toma buena nota y disfruta con el resultado final de este DIY!

Aprendiendo el valor de la solidaridad y a cuidar del medio ambiente desde la infancia

Los progenitores somos conscientes de la problemática medioambiental actual y no dudamos en practicar el reciclaje, un hábito saludable para mitigar nuestro impacto sobre el planeta. Pero… ¿y los peques? Además de involucrarles en actividades relacionadas con las 3R, podemos concienciarles sobre el cuidado del planeta con juegos constructivos. ¿Necesitas alguna idea para empezar?

Te proponemos la Caperucita con pradera, un ecojuego didáctico de Comercio Justo mediante el cual los niños y las niñas podrán vivir la experiencia de plantar las simientes y observar cómo poco a poco germinan y, al crecer, dan forma al campo de la pequeña protagonista del cuento infantil.

Los peques verán crecer un ser vivo desde la semilla y, de forma amena, se harán responsables de su cuidado para que brote y se desarrolle sano y vigoroso. ¿Qué mejor regalo podemos hacerles que transmitirles desde la infancia nuestro amor por la naturaleza?

Además, como es un juego instructivo de Comercio Justo, al adquirirlo estaremos contribuyendo a ponerle freno a la desigualdad y pobreza del planeta. Colaborar con un tipo de comercio transparente y ético permite que los productores y productoras puedan disfrutar de una vida digna mediante salarios justos, igualdad de derechos entre hombres y mujeres, o ausencia de trabajo infantil.

Esta es solo una de las muchas fórmulas que tenemos para proteger el planeta y ayudar a mejorar las condiciones de vida de colectivos desfavorecidos. Mediante el reciclaje podemos crear jardines verticales y llenar de vida nuestro hogar, y, a través de nuestras compras, podemos promover los beneficios del Comercio Justo. ¡Construir un mundo mejor está en nuestras manos!

cómo hacer un huerto urbano