Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Cuántas recetas con arroz conoces? Seguro que muchas, es un ingrediente muy versátil y, además, propone infinidad de platos para todos los paladares. ¿Te gustaría saber más? Aquí te contamos algunas de las propiedades del arroz:

  • Contiene vitamina C y vitamina A
  • Constituye una fuente de energía para el organismo
  • No contiene grasas perjudiciales ni colesterol malo
  • Es bajo en sodio
  • Permite a los niños y niñas ir a la escuela

No, no has leído mal el último punto. El arroz que es cultivado en muchas de las áreas más desfavorecidas del planeta permite a muchos niños y niñas poder ir a la escuela y soñar con un futuro mejor. Descubre la receta que te presentamos a continuación, y sigue leyendo para ver cómo el arroz de Comercio Justo cambia la vida de muchas personas.

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre alimentación saludable y empieza a  practicar una dieta sana y equilibrada.

Bolas de arroz rellenas de gambas, una receta de Mozambique

recetas-arroz

Hoy te proponemos una deliciosa receta que puedes hacer con arroz, un alimento beneficioso para tu dieta y que, si es de Comercio Justo, también tiene el poder de crear esperanza y traer un mundo mejor para muchas personas. Procede del libro El Mundo en Pequeños Bocados de la editorial de Oxfam Intermón. ¡Échale un vistazo e inspira tus platos con nuevos sabores!

Ingredientes para 20 tapas, tiempo de preparación: 45 minutos

  • 200 g de gambas peladas
  • 1 taza de arroz de Comercio Justo
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharadita de guindilla seca picada
  • 3 ramitas de perejil
  • 1 cebolla tierna
  • 2 dientes de ajo
  • 1 yema de huevo
  • 3 huevos
  • 1 taza de pan rallado
  • 150 ml de aceite

Modo de preparación

  1. Pelar la cebolla y picarla. Lavar el perejil, deshojarlo y picar las hojas. Pelar los ajos y picarlos. Calentar 2 cucharadas de aceite en una sartén y echar el ajo y las gambas. Salpimentar, saltear 2-3 minutos y reservar fuera del fuego. Cortar las gambas en 2 o 3 trozos si fueran grandes.

  2. Hervir el arroz tapado en el doble de su volumen de agua salada, hasta que esté tierno y haya absorbido el agua.

  3. Verterlo en una fuente, agregar la cebolla, la guindilla y el perejil picado y mezclar bien.

  4. Formar bolitas alargadas con la preparación de arroz con las manos humedecidas con agua introduciendo en el centro unos trocitos de gamba. Pasarlas por huevo batido. Rebozarlas con pan rallado haciéndolas rodar para que se recubran bien.

  5. Calentar el aceite en una sartén y freír las croquetas por tandas, hasta que estén doradas. Dejarlas escurrir a medida que se van retirando sobre papel absorbente y servirlas calientes o frías con unas hojas de lechuga.

El arroz de Comercio Justo: la esperanza de un futuro mejor

¿Y cómo puede el arroz permitir a muchos niños y niñas poder ir a la escuela? En Burkina Faso, por ejemplo, hace unos años importaban de Asia casi todo el arroz que consumían. Los pequeños productores y productoras nacionales habían ido reduciendo su producción ya que la liberalización del mercado les impedía competir en precios. El país perdía así un potencial de desarrollo económico y aumentaba su dependencia, al tiempo que las personas agricultoras entraban en un ciclo de pobreza.

Descarga gratis la guía "Alimentación Saludable"

 

En este contexto, desde la ONG Oxfam Intermón apostaron por apoyar a las agrupaciones de mujeres que transforman el arroz nacional: producen arroz vaporizado, una técnica que mantiene todo su valor nutricional pero facilita la cocción. Con el apoyo de Oxfam Intermón, la Unión de Mujeres “Vaporizadoras“ de Arroz de Burkina Faso construyó en 2010 dos centros de producción en los que han transformado ya más de 600 toneladas de arroz. 

arroz-vaporizado-burkina-faso

Un campesina coloca arroz en un saco para su almacenaje.  © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

arroz-burkina-faso

La planta de vaporizado de arroz está gestionada por una cooperativa de mujeres que compran el arroz a los campesinos locales, lo someten a vaporización y lo venden en el mercado a un precio por encima del arroz sin procesar, generando un ingreso extra a sus familias. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Estos centros dan trabajo e ingresos a casi mil mujeres, que transforman el arroz de 300 pequeños productores y productoras. Esto permite a mujeres como Mariam Nana poder llevar a la escuela a sus hijos. Nos dice Mariam: “Antes, si el papá no tenía dinero el niño se quedaba en casa y no iba a la escuela. Gracias a este centro, que nos permite ganar un poco de dinero, los niños pueden estudiar. A veces incluso podemos ayudar al marido si el dinero no le alcanza para trabajar en el campo. Esto nos ha permitido hacer muchas cosas.”

¿Ya has pensado cuándo vas a prepararla? Es tan sana y nutritiva como estas otras recetas con arroz que te proponíamos hace un tiempo, y deliciosas para alimentar el alma si, además, se elaboran con arroz solidario.

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio