Tiempo de lectura: 2 minutos

Quien no pueda resistirse a los dulces caseros, de calidad y saludables sin duda conocerá el producto del que vamos a hablar hoy: la panela. No es algo novedoso, pues se trata de azúcar de caña sin refinar, el más puro. Si quieres saberlo todo sobre él, ¡no te pierdas las líneas que siguen!

Su uso está muy extendido en Latinoamérica. En España se comercializa desde hace relativamente pocos años, pero ya es fácil encontrarlo, además, con el sello de Comercio Justo. El azúcar de caña sin refinar recibe distintos nombres dependiendo de su origen: panela, en Colombia; piloncillo, en México; papelón, en Perú, Venezuela, Chile y Argentina; rapadura, en Brasil, Panamá e Islas Canarias; jaggery, en India; etc. ¡Y queremos que lo conozcas!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre el Comercio Justo y descubre este  sistema de consumo responsable y sostenible.

"azúcar-de-caña-sin-refinar"

Azúcar de caña sin refinar vs. azúcar blanco

Si no eres capaz de renunciar a tomar azúcar, al menos, cambia el blanco por el azúcar de caña sin refinar. Es mucho más sano y nutritivo, al contrario que el refinado, que en el proceso ha perdido prácticamente todos sus nutrientes para convertirse solo en calorías vacías.

La panela es rica en vitaminas del grupo B (1, 2, 3, 5 y 6) y C, mientras que al azúcar refinado no le quedan, salvo un rastro de la B2. Con los minerales ocurre algo similar: el azúcar de caña sin refinar contiene calcio, cromo, cobre, hierro, magnesio, manganeso, potasio y zinc; al refinar el azúcar se eliminan sus minerales casi en su totalidad. Vale la pena tenerlo en cuenta, ¿no crees?

¿Sabías que 1 de cada 8 personas en nuestro planeta pasa hambre?

¿Cómo se produce el azúcar de caña sin refinar?

Para seguir, te diremos que este procede del zumo que se extrae de la caña de azúcar. No se le somete a ningún proceso de refinado, blanqueamiento ni sulfatación, y tampoco se le añade ningún químico. Por esto es por lo que conserva todos sus nutrientes intactos, tiene ese color tostado y un sabor ligeramente acaramelado.

Mediante procedimientos artesanales, el extracto de la caña se somete a varias ebulliciones hasta que se consigue una melaza o masa blanda que se solidifica en forma de bloques. ¡Ese es su secreto!

Usos de la panela o azúcar de caña sin refinar

Lo puedes encontrar en pequeños bloques, alrededor de un palo o, mucho más práctico, molido, que, por su aspecto, se podría confundir con el azúcar moreno. Se vende tanto en tiendas online como la de Oxfam Intermon (con los sellos de Comercio Justo y ecológico), así como en pequeñas tiendas físicas e hipermercados.

En los países de América Latina se utiliza, principalmente, en repostería casera. En España, al comercializarse en polvo, se le da los mismos usos que al azúcar blanco. Si aún no lo conoces, prueba a hacer tus recetas de repostería con azúcar de caña sin refinar y comprobarás que mejora su sabor.

Solo tienes que tener en cuenta que endulza algo más que el blanco y que oscurece un poco. Es decir, que si vas a hacer, por ejemplo, un tiramisú, no saldrá tan blanco como de costumbre. Pero si preparas un bizcocho con harina integral, no notarás el cambio de color y estará más sabroso.

Ahora que te hemos puesto la miel en los labios, qué menos que proponerte algunas recetas que mejoran mucho con panela: la clásica limonada, mermeladas caseras, crepes para el desayuno, tarta de chocolate o un sencillo bizcocho. ¡Dale más sabor a tu cocina! ¡Y que sea de Comercio Justo!

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio