Tiempo de lectura: 2 minutos

En este post queremos hablarte de un concepto global (del que ya te hemos hablado en alguna ocasión) al que todos y todas pertenecemos, sin excepción y sin distinción: se trata de la ciudadanía. ¿Qué sabes acerca de ella?

Para empezar, te diremos que forma parte de la ciudadanía aquella persona que vive en un territorio de manera jurídica y tiene, por tanto, una serie de derechos y también de deberes. La ciudadanía implica pertenencia a un territorio dado, pero ¿eso en qué se traduce? ¿Tenemos todas las personas derecho a la ciudadanía? ¿Qué obligaciones conlleva? En este artículo te resolvemos estas y otras dudas sobre un concepto cada vez más complejo. ¿Nos acompañas?

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre los derechos humanos y descubre  cuáles son y cuándo se vulneran.ciudadania definicion

¿Qué significa ‘ciudadanía’? Definición y claves para entenderla

Ser parte de un país o de una sociedad parece ser un hecho inherente al ser humano, ¿no crees? Sin embargo, a menudo, las fronteras políticas pueden eliminar o disminuir esos derechos y, en algunos casos, coartar las libertades de un ser humano.

La ciudadanía por definición es una condición de una persona por la que esta es validada como miembro de un territorio, nación y país. Como hemos apuntado más arriba, la ciudadanía implica una serie de derechos y de deberes, como los siguientes:

  • Conocer las leyes que regulan el sistema político de la nación.
  • Contribuir a la sociedad como ciudadano o ciudadana, pensando a escala colectiva y no solo individual. 
  • Cumplir con las obligaciones jurídicas.
  • Poseer los derechos que dictan las leyes del territorio.

Sobre la ciudadanía: definición como derecho humano

El concepto de ‘ciudadanía’ debería ser sinónimo de derechos humanos. Básicamente, porque una persona debe poder siempre participar de la sociedad en la que vive. Aunque eso no siempre se cumpla…

Para cada nación o país, las normas que regulan la ciudadanía son específicas. Este punto es importante para personas que se encuentran en procesos migratorios o recién llegadas.

Además, los derechos varían de una nación a otra. En países como España, el ciudadano y la ciudadana tiene derecho a ejercer su voto para elegir el gobierno que dirige su país. Asimismo, la ciudadanía en el territorio español da acceso a una atención sanitaria pública. ¿Entiendes la idea?

Descarga gratis la guía  ¿Conoces los Derechos Humanos?

Individualismo y ciudadanía

De un modo conceptual, las personas deben ser tratadas como individuos diferenciados con sus particularidades únicas, sus pensamientos propios y su voluntad y libre albedrío inalienable. No obstante, es cierto que se constata cada vez más en nuestra sociedad europea una tendencia al individualismo: al aislamiento total del resto de los miembros de la sociedad. ¿Lo has experimentado tú?

Las razones para que esto esté ocurriendo son diversas y es importante apuntar que no solo son responsabilidad de las personas individuales sino sobre todo de los sistemas, como el económico, por ejemplo, en el que todos y todas nos circunscribimos.

La pérdida de conciencia de que formamos parte de una comunidad nos resta poder como comunidad. Debemos, por el bien de todos y todas, sobreponernos a esta alienación y contribuir al entorno y a las personas con las que convivimos. ¡Y ahí es donde tú entras en juego!

En definitiva, hablar sobre ciudadanía es hacerlo tanto de las obligaciones que una persona adquiere como de sus derechos. Una persona es una ciudadana por el mero hecho de haber nacido en un territorio. Y para garantizarlo, necesitamos trabajar en conjunto para hacer que la ciudadanía sea una condición justa para cualquier persona, sean cuales sean sus condiciones de vida. ¿Te sumas a este reto?

Material complementario

Guías

Virales

Artículos

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio