En otras ocasiones ya te hemos hablado de los beneficios de construir un huerto urbano, que no solo te permitirá practicar el consumo responsable, sino también cultivar tus propios alimentos y saber que lo haces respetando el medio ambiente. ¡Sin olvidar que se puede convertir en una perfecta actividad en familia!

New Call-to-action

Para que todo ello no se quede solo en ideas, hoy queremos hacerte una propuesta que te va a encantar: la construcción de un huerto urbano con palets. ¡Apostamos, además, por la reutilización de viejos materiales!

huerto-urbano-con-palets

Construye tu propio huerto urbano con palets

¿Y si pudieras combinar una alimentación saludable, ejercicio físico, momentos en familia y reciclaje? ¡Tienes una opción idónea! Para llevarla a cabo necesitas:

  • Palets
  • Maza para desmontar los palets
  • Taladro
  • Tornillos para madera
  • Lija
  • Barniz ecológico para exteriores
  • Brocha
  • Una malla plástica verde apta para uso agrícola
  • Sierra
  • Grapadora

Recuerda que no tienes que pagar por todos estos materiales, sino que los palets pueden ser donados por una empresa y las herramientas puedes pedirlas prestadas a algún amigo o vecino. ¿Todo a punto? ¡Empezamos!

Preparación

Lo primero que tienes que hacer es desmontar el palet, de forma que consigas separar todos los listones. Es un trabajo físico que requerirá un poco de fuerza, por eso puedes pedir ayuda si lo necesitas. Te dejamos un enlace a un vídeo que lo explica paso a paso. ¡A darle a la maza!

Como imaginarás, ahora se trata de unir los listones para formar paredes para tu huerto. Nosotros te recomendamos que primero lijes y barnices todas las partes para darle un toque a tu huerto urbano con palets. ¿Te estás preguntando cómo atornillar los listones? Es tan fácil como juntar cuatro y un quinto de forma perpendicular, colocando un tornillo entre este último y los otros cuatro, es decir, cuatro tornillos. Así el quinto listón juntará a la perfección los otros cuatro. Así es como lo hace Crovat:

huerto-urbano-con-palets

Imagen: De Manualidades, Consejos y Tips

Debes fabricar un total de cinco paredes, porque el huerto urbano no lleva techo. Puedes colocar cuatro listones más a modo de patas, como hacen en Crovat, o dejarlo a ras de suelo. ¡Tú eliges!

Por último, es muy importante que forres el cajón hecho con palets con la malla para uso agrícola antes de introducir el sustrato y tus plantas. Así, aprovecharás todo el espacio y el agua de riego y verás crecer tu huerto urbano con palets en poco tiempo.

Descarga gratis la guía

 

huerto-urbano-con-palets

Imagen: De Manualidades, Consejos y Tips

Ventajas de hacer un huerto urbano con palets

Además de pasar un buen rato construyendo tu huerto urbano, podrás aprovechar materiales reciclados para crear un recurso útil para tu alimentación y la de tu familia. ¡Cultiva tus hortalizas o especias favoritas y crea un hábito saludable en el que os impliquéis todos los miembros del hogar!

Conoce algunos beneficios de disponer de un huerto urbano con palets

  • Disfruta de menús con alimentos recién recolectados

    Está a tu alcance el conseguir el máximo frescor para tus comidas condimentándolas con hortalizas o verduras cosechadas en el mismo momento de elaborar los platos. 

  • Come productos cultivados de forma ecológica

    Podrás controlar todo el proceso de cultivo, y emplear productos naturales como las semillas ecológicas, o los abonos orgánicos, o repeler posibles plagas de insectos mediante la práctica de la asociación de cultivos. Por ejemplo, el ajo y la cebolla son perfectos como insecticidas. 

  • Fomenta la responsabilidad en los más peques

    Cuidar de las plantas del huerto, haciéndose cargo de tareas sencillas como el riego o la recolección de los frutos maduros, serán ocupaciones divertidas con las que los niños y niñas podrán aprender la importancia del compromiso.

  • Escápate de la rutina, olvídate del estrés y estimula tu autoestima

    Deja que la naturaleza se apodere de tu terraza o balcón y atrévete a sembrar con tus propias manos, a ensuciarte los dedos mezclando el sustrato y el abono, a oler el característico aroma de la tierra recién regada, a sentir mientras ves crecer las hojas verdes o madurar los frutos. 

  • Ahorra en tu cesta de la compra

    Olvídate de las subidas y bajadas de precios, y cuida las plantas de tu huerto con el mimo que se merecen. Elige aquellas variedades que puedas cultivar durante los 12 meses del año, como las lechugas, y disfruta del fruto de tu cosecha todo ese tiempo. 

Como bien sabes, en Oxfam Intermón apostamos por el consumo responsable, en el que el reciclaje ocupa un lugar destacado, así que nos parece una opción perfecta para contribuir a la sostenibilidad del planeta. ¿Quieres más ideas? ¡Descárgate nuestra guía gratuita sobre cómo hacer un huerto urbano paso a paso y ponte manos a la obra!

cómo hacer un huerto urbano