Tiempo de lectura: 3 minutos

El ser humano ha provocado y sigue provocando grandes desastres medioambientales. En ocasiones por accidente o falta de consciencia, y otras veces con intencionalidad. Algunos daños ya son irreversibles, pero en muchos casos aún estamos a tiempo de solucionar el problema si adoptamos las medidas adecuadas.

Déjate impactar por algunas de las mayores catástrofes para el planeta causadas por la mano de las personas. ¿Crees que exageramos? Pues no te pierdas este post.

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre el calentamiento global y descubre  sus causas y consecuencias. 

Contaminación atmosférica

La contaminación atmosférica es un fenómeno que afecta a gran parte del planeta, principalmente a las grandes ciudades como la de la imagen, y que provoca graves daños a nuestra salud.

Según el estudio publicado por Ecologistas en Acción “La calidad del aire en el Estado español durante 2017”, tanto en España como en Europa se están sobrepasando los estándares recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien, junto con la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), estima que en 2014 hubo medio millón de muertes prematuras por la mala calidad del aire. La principal causa de la contaminación del aire son los coches, seguido de las calefacciones y, detrás, el tráfico marítimo y el aéreo.

Desertificación

Las causas de la desertificación que sufre el planeta son diversas: la tala indiscriminada de grandes extensiones de selva y bosque, los incendios, el mal uso del suelo y del agua, la explotación minera a cielo abierto o el pastoreo intensivo. El peligro de todo esto es que, según nos indica National Geographic, en cien años podrían desaparecer las selvas tropicales y los bosques pluviales por completo. Además, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) nos informa de que este problema afecta a más de 250.000 millones de personas y pone en riesgo los medios de vida de mil millones de personas en más de 100 países.

Recuperar una zona desertificada resulta muy difícil y, según pasan los años, empeora. Sin embargo, el famoso fotógrafo Sebastiao Salgado y su mujer, Lélia Wanick Salgado, consiguieron recuperar la selva en un terreno heredado de sus padres, y nos muestran cómo lo lograron en el documental La sal de la tierra.

Mareas de plásticos en el mar

La marea de plásticos que vaga por el océano ya no es una, sino muchas y en varios lugares. La marea de plásticos del océano Pacífico es tan grande como la suma de las extensiones de España, Francia y Alemania, ¡y sigue creciendo!

También en el Mar Mediterráneo, en las proximidades de las islas de Ibiza y Mallorca, tenemos grandes concentraciones de plásticos flotando. Estas islas de basura están asfixiando a la fauna de los mares y océanos. Además, las micropartículas de plástico se cuelan en nuestra mesa, en la sal, y se las tragan los peces. Es urgente que reduzcamos el consumo de plásticos para dejar de ver la contaminación que nos muestra la imagen superior.

 

Descarga gratis la guía "Cambio climático" 

Montes arrasados por el fuego

Cada verano los incendios como el de la imagen arrasan montes enteros en nuestro país y en otros lugares. En ocasiones, los incendios son fruto de un accidente o imprudencia. En este caso es necesario destinar más recursos al mantenimiento y limpieza de los bosques para prevenir, en la medida de lo posible, que los incendios se propaguen con facilidad.

Otros incendios, en cambio, son intencionados con el fin de recalificar los terrenos y hacerlos urbanizables para comerciar con ellos. Aunque es posible recuperar el monte quemado, tiene un alto coste económico y se necesitan varios años.

Vertidos de petróleo en el mar

¿Quién no recuerda el desastre medioambiental que provocó el vertido del Prestige en las costas gallegas en 2002? Imposibles de olvidar aquellas imágenes de la marea negra y las más de 65.000 personas voluntarias que llegaron de toda Europa para limpiar el chapapote, ¿verdad?

Sin embargo, la lista de derrames de petróleo en el mar por todo el mundo es infinita y las consecuencias de ello para el medio ambiente son terribles: miles de animales muertos, aguas y tierras contaminadas durante años, empobrecimiento de las poblaciones pesqueras, etc. La Fundación Aquae nos dice que en los últimos 50 años se han producido más de 130 derrames graves de petróleo. ¿Puedes imaginar las consecuencias?

Deshielo de los polos

No se habla lo suficiente del deshielo de los polos. Parece que, como están lejos, es algo que no nos afecta directamente. Pero debes saber que por efecto del calentamiento global, en los últimos 30 años la temperatura de los océanos y de la tierra ha aumentado significativamente, según se indica en el Informe del IPPC ‘30 años de cambio climático’. Esto provoca que el deshielo del Ártico y el Antártico se acelere.

Sin embargo, las consecuencias son fatales, ya que la función principal de los glaciares es la de regular la circulación oceánica y el clima de todo el planeta. También intervienen en el ciclo del carbono y favoreciendo el desarrollo de la fauna oceánica, además, de absorber CO2.

"imagen"

Contaminación de ríos

El agua potable es vital para la subsistencia de las personas y los recursos hídricos no son renovables. A pesar de esto, son muchos los ríos contaminados gravemente en todas partes del mundo. Las actividades del ser humano que llevan a ensuciar los ríos son múltiples: vertido de aguas fecales, instalación de industrias y fábricas que echan sus desperdicios al río, la utilización sin control de insecticidas y herbicidas para el cultivo.

Como ves en la última imagen, estas acciones provocan la pérdida de la biodiversidad del ecosistema acuático y afectan a la salud de las personas que viven alrededor de los ríos contaminados. En España, un 40% de los ríos suspenden en la calidad de sus aguas.

Viendo estas imágenes, las palabras sobran. Igual que sobran los motivos para concienciarnos y concienciar a las personas que nos rodean de que solo tenemos un planeta. Y aunque el tiempo se acaba, todavía está en nuestras manos frenar su deterioro. ¿Cuánto más vamos a esperar para ponernos en marcha?

 

voiluntariado red teje todos