Tiempo de lectura: 6 minutos

¿Te has parado a pensar qué ocurriría si no saliera agua de los grifos de tu casa o si el agua que emana de ellos no fuera potable? Lamentablemente, este es el retrato de la vida de muchas personas en el mundo, cuyo día a día se resume en luchar por conseguir agua y sobrevivir.

Por eso queremos que conozcas la importancia del abastecimiento de agua y los problemas que genera su escasez. ¿Tal vez así le darás el valor que realmente tiene?

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre consumo responsable del agua y  descubre algunos consejos prácticos para consumirla de forma responsable.

El abastecimiento de agua es esencial, no solo para el consumo humano sino también para el cultivo de alimentos y la fabricación de gran parte de los productos que consumimos. Por lo tanto, es importante tener una visión global que nos conciencie de todos los usos del agua y de cómo contribuir a cuidar este bien escaso. ¿La tienes?

Si no es así, te ayudaremos. Aunque las estadísticas parecen solo datos, hablamos de personas que viven una situación muy dura cada día. En base a los datos derivados del informe “Progresos en materia de agua potable, saneamiento e higiene” (2017) elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF.

  • 3 de cada 10 personas en todo el mundo no tienen acceso a agua potable o disponible en el hogar.
  • 6 de cada 10 personas no tienen un saneamiento seguro.
  • 361.000 niños y niñas menores de 5 años mueren cada año a causa de la diarrea.
  • Un saneamiento deficiente puede afectar a la transmisión de enfermedades como el cólera, la disentería, la hepatitis A y la fiebre tifoidea.
  • 263 millones de personas tienen que invertir más de 30 minutos en un viaje para recoger agua.
  • 300 millones de personas no disponen de un servicio de saneamiento básico. Es decir, se trata de personas que comparten inodoro o letrina.

¿Qué te dicen las cifras? Nuestra intención es que puedan hacernos reflexionar sobre la importancia de cuidar el agua, de hacernos ver que es un recurso limitado y que la necesitamos para vivir. ¡Es hora de ponerse en acción y dar la vuelta a esta realidad!

Descarga gratis la guía

¿Qué hace Oxfam Intermón en relación con el agua?

abastecimiento de agua

Debido a desastres naturales (terremotos, inundaciones y tifones) o a conflictos armados o guerras, así como a otras circunstancias, se producen situaciones de emergencia en las que el problema de la escasez de agua o la inexistencia de agua potable puede suponer un agravamiento de la situación debido a la propagación de enfermedades.

En estos casos de crisis humanitaria, en Oxfam Intermón trabajamos tres frentes:

  • Abastecimiento de agua potable. En este sentido se tienen en cuenta las normas mínimas de acceso, el agua que hay disponible y las instalaciones para su uso. El abastecimiento de agua supone la perforación de pozos o la búsqueda de otras fuentes, el almacenamiento y tratamiento y la distribución por red o por bombas manuales.
  • Acceso al saneamiento. El acceso al saneamiento supone que exista un número de letrinas suficientes, que el uso sea adecuado y que se puedan realizar otras actividades relacionadas con el saneamiento como el lavado.
  • Facilitar productos para mejorar la higiene puede evitar contagios de enfermedades infecciosas, por lo que la educación para la salud y el impulso de buenas prácticas de higiene es fundamental.

¿Sabes cómo se actúa en caso de emergencia? En el momento en el que se produce una emergencia en una zona de actuación de Oxfam Intermón, un equipo multidisciplinar formado por ingenieras, hidrogeólogos, promotoras de salud y logistas, entre otros, se desplazan al lugar y trabajan para dar una respuesta rápida y eficaz.

Sin embargo, para lograr que esa respuesta llegue a tiempo y sea efectiva hay alguien indispensable: ¡tú!

¿Qué puedes hacer tú en relación con el abastecimiento de agua?

"abastecimiento-de-agua"

Tu ayuda contribuirá a que muchas personas tengan acceso o no al agua potable, y puedes comenzar por cambiar pequeños hábitos en tu casa para ahorrar agua. ¡Solo es necesario un pequeño esfuerzo para aportar una gran dosis de solidaridad!

Estas son algunas de las cosas que puedes hacer:

  • ¡Cierra el grifo! Cuando utilices el lavabo en el baño o el grifo de la cocina no dejes correr el agua, utiliza el agua estrictamente necesaria y cierra el grifo lo antes posible.
  • Utiliza agua reciclada para regar tu jardín.
  • Pon en marcha la lavadora o el lavavajillas sólo cuando estén llenos.
  • Coloca reguladores de caudal en los grifos para reducir la cantidad de agua que sale.
  • Instala un pulsador de doble carga en el inodoro.
  • Evita llenar la bañera y sustitúyela por una ducha relajante.
  • Enseña a tus hijos e hijas la importancia de reducir el consumo de agua.

Además de ayudar a proteger el agua desde tu casa, puedes ayudar a más personas a tener agua potable en sus hogares. ¿Quieres saber cómo? Es fácil y solo te llevará unos minutos.

Tu ayuda para que el abastecimiento de agua llegue a todas las personas que lo necesitan es imprescindible para que logremos más éxitos como alguno de los que hemos conseguido hasta el momento: que 115.916 personas tengan acceso a agua potable en Etiopía. ¡Pocas cosas nos hacen más felices!

Para que noticias como estas no se queden en anécdota, tu colaboración con Oxfam Intermón puede tener varias formas. Estas son algunas:

  • Hacer un donativo. Accede a este enlace e incluye tus datos, el importe que quieres donar y la forma de pago.
  • Hacerte socio/a de Oxfam Intermón. Los datos requeridos para hacerte socio/a son los mismos que para hacer un donativo, y podrás realizar la gestión a través de este enlace.
  • Aumentar tu cuota periódica. Accede a este enlace, rellena tus datos y añade el nuevo importe de la cuota que quieres pagar para aumentar tu ayuda.
  • Hacer un testamento solidario. Simplemente tendrás que redactar un testamento en el que, siempre respetando a quienes vayan legalmente a heredar, dejes en herencia todo o parte de tu patrimonio. Nuestros datos los puedes encontrar en esta página. De esta forma seguirás ayudando y cambiando la vida de las personas con tu solidaridad.
  • Financiar un proyecto. Si quieres contribuir a la realización de uno de nuestros proyectos puedes realizar una aportación de 6.000 euros o más. La colaboración la podrás hacer tú como persona física o a través de una empresa.
  • Crea o participa en una iniciativa solidaria. Puede ser un mercadillo de segunda mano, un concierto o una actividad deportiva que dé a conocer las acciones que realiza Oxfam Intermón y que ayude a recaudar donaciones. Este es el listado de iniciativas solidarias activas actualmente. ¡Son todas la mar de interesantes!
  • Hazte voluntario o voluntaria. Por ejemplo, puedes trabajar en nuestras tiendas de segunda oportunidad, en las que se vende ropa de segunda mano para financiar proyectos. Además de ser voluntario o voluntaria en nuestras tiendas, puedes donar ropa o comprarla.

¿Te animas a echarnos una mano para que otras personas puedan tener agua en sus casas? ¡Un pequeño gesto para ti con efectos inimaginables para quien más lo necesita!

¿Cómo funciona el abastecimiento de agua potable?

"abastecimiento-de-agua"

El abastecimiento de agua potable supone la captación del agua y su conducción hasta el punto en el que se consume en condiciones aptas. Para que el agua sea apta para el consumo no solo tiene que cumplir requisitos de tipo sanitario, sino también requisitos relativos a la calidad.

Las fuentes de agua son las siguientes:

  • Los manantiales.
  • El agua de mar que se desaliniza.
  • El agua superficial que es la que procede de lagos, ríos y embalses.
  • El agua subterránea.

Para captar el agua se utilizan diversos métodos como los pozos o los embalses, entre otros. Una vez que el agua se ha almacenado, llega el momento de hacerla potable, para lo que será necesario un tratamiento que dependerá de la calidad inicial del agua.

Cuando el agua ha sido tratada se suele almacenar en tanques para que pueda ser repartida a través de la red de distribución, que suele estar compuesta de estaciones bombeo, tuberías principales y secundarias, y válvulas.

El problema de la escasez del agua y sus consecuencias

"abastecimiento-de-agua"

Seguramente cada día tenemos más clara la necesidad de lograr un equilibrio que permita el consumo del agua y que se haga un uso eficaz de este recurso escaso. Cómo decíamos anteriormente, una parte de la captación del agua se produce a través de los ríos y de los embalses, y esa agua se recopila a través de la lluvia. Sin embargo, en algunos lugares la lluvia escasea o se produce una situación de emergencia que se agrava con la inexistencia del agua.

Según un estudio publicado por Advances Science, el 66% de la población mundial (es decir, alrededor de 4 millones de personas) viven sin acceso al agua durante, al menos, un mes al año. En ese mismo estudio se destaca que el consumo de agua es dos veces mayor que los recursos disponibles.

La escasez de agua es, por lo tanto, una realidad que deriva de varias causas:

  • Una demanda excesiva en relación con un recurso escaso.
  • La contaminación del agua derivada de la actividad humana.
  • Infraestructuras escasas para aprovechar el agua de lluvia.
  • La disminución de los acuíferos subterráneos debido a su uso indiscriminado.

Por otra parte, la escasez de agua tiene diversas consecuencias tanto para la humanidad como para los animales y las plantas:

  • Problemas para la agricultura debido a la imposibilidad de cultivar por falta de agua o debido a las malas cosechas.
  • Aumento del precio de los alimentos. La escasez de alimentos derivada de los problemas con la agricultura supone el aumento de los precios.
  • Pérdida de la biodiversidad. El equilibrio del medio ambiente se basa en la diversidad de especies animales y vegetales, y esa diversidad puede reducirse como consecuencia de la escasez de agua.
  • Enfermedades debido a la falta de agua potable. En ocasiones la escasez de agua potable obliga a consumir agua contaminada, que puede producir enfermedades como el cólera.
  • Incremento de los incendios forestales debido a las sequías.
  • Restricciones en el uso del agua.
  • Aumento del precio del agua.
  • Crisis económicas y conflictos causados por la carencia de agua.

El panorama no es bueno, sin embargo, todavía estamos a tiempo de poner nuestro granito de arena para mejorar la situación y dejar un mundo en el que el agua no sea un bien escaso para las futuras generaciones. ¡Es hora de ponerse en acción!

El cambio climático y el abastecimiento de agua

"abastecimiento-de-agua"

Las consecuencias de la escasez de agua se pueden ver agravadas por el cambio climático. El estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)  “Cambio climático, agua y seguridad alimentaria” advierte que el cambio climático hace disminuir el agua disponible. Efectivamente, ¡es otra de sus consecuencias!

Así pues, este es el impacto del cambio climático sobre el agua que destaca el informe:

  • El aumento de la temperatura intensificará la evaporación de la tierra y del mar, y la lluvia aumentará en los trópicos y disminuirá en zonas secas o semiáridas.
  • La sequía hará aumentar el uso de los acuíferos subterráneos, sobre todo por parte de quienes se dedican a la agricultura.
  • El deshielo de los glaciares, debido al aumento de la temperatura, hará disminuir la cantidad de agua dulce disponible.
  • El aumento de la temperatura también afectará al crecimiento de los cultivos y a su rendimiento.

Por lo tanto, el cambio climático está íntimamente relacionado con el problema del agua, y tiene diversas consecuencias que afectan directamente a nuestra vida y a la vida de millones de personas en todo el mundo.

Como es fácil de imaginar, la escasez de agua tiene efectos devastadores sobre la infancia. Los últimos datos publicados por UNICEF sobre el cambio climático, el agua y los niños y niñas son alarmantes:

  • El agua es la que sufre algunos de los efectos más graves del cambio climático en forma de sequía, inundaciones o tormentas. Este tipo de desastres naturales pueden destruir el suministro de agua y contaminarla.
  • Más de 300 millones de niños y niñas viven en zonas con un riesgo alto de inundación.
  • Durante los periodos de sequía, pocas familias pueden emigrar a otros lugares y consumen agua contaminada.
  • Casi 160 millones de niños y niñas viven en zonas con riesgo de sequía.

Ya lo ves: es necesario un cambio de 360º para revertir todo lo que está sucediendo. Es cierto que el tiempo sigue corriendo, pero la esperanza de luchar contra este fenómeno empieza en ti. ¿Qué tal si comenzamos dándole al agua la importancia que se merece? ¡Mójate!

Material complementario

Guía:

Artículos:

consumo-responsable-agua