Tiempo de lectura: 3 minutos

El ecoturismo se ha convertido en una opción para muchas familias que buscan nuevas formas de ocio. Las vacaciones ya no son necesariamente un sinónimo de consumo o de hábitos que solo promueven el placer del viajero.

La principal característica de esta actividad es el equilibrio entre industria turística y ecología. Su base es el desarrollo sostenible, para lo cual insiste en la preservación y el cuidado de los entornos y los recursos naturales. Es decir, promueve prácticas para que los viajeros no comprometan el estado natural de los ecosistemas. ¿Tienes en cuenta estos parámetros cada vez que eliges un destino para viajar?

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre viajes solidarios, una manera  responsable de conocer el mundo.

hoteles-para-ir-con-niños

El auge que ha experimentado en los últimos años no sólo se debe a que es una opción más barata que otras del turismo tradicional. Además, se explica en parte gracias a la creciente preocupación por el cuidado de los entornos naturales, que en muchos casos está contemplada en códigos y legislaciones.

De hecho, podemos decir que forma parte del denominado consumo responsable, una categoría más amplia que reúne todas aquellas prácticas que promueven la protección de los Derechos Humanos sin dejar de lado las necesidades medioambientales. Este tipo de consumo tiene otras características como:

    • Considera el impacto medioambiental de los productos de consumo
    • Valora la huella ecológica de algunos estilos de vida
    • Asegura la calidad y salubridad de los productos de consumo
    • Invita a las empresas a respetar el medioambiente y los entornos

Descarga gratis la guía "Viajes solidarios"

Ecoturismo, claves

En España, los destinos de turismo ecológico son numerosos. Andalucía encabeza la lista con cerca de 20 espacios de este tipo, en la que destaca el Parque Natural Sierra Nevada. Después están las comunidades de Castilla y León y Asturias.

A la hora de elegir alguno de estos destinos, ten en cuenta que este tipo de hoteles debe disponer de algunas de las características que mencionamos a continuación:

  • Respetar el medioambiente. Es decir, que su ubicación y funcionamiento no supongan un riesgo para el sitio que le rodea. Los hoteles en primera línea de playa o en algún lugar protegido no entran en esta categoría. También están en la obligación de respetar las tradiciones y la cultura local.
  • Baja densidad de población. El ecoturismo no es un concepto para grandes urbes o áreas metropolitanas. Estos establecimientos deben estar aislados o en zonas caracterizadas por la baja densidad de población.
  • Alimentación ecológica. Frutas y verduras de temporada y, en lo posible, que pertenezcan a cosechas de la región. Además, deben ser hoteles que pongan en práctica acciones como el reciclaje de basuras.
  • Construcción bioclimática. La norma dice que los hoteles de ecoturismo deben estar construidos de tal forma que faciliten el uso de energía solar y, a la vez, permitan el ahorro de luz eléctrica, la cual debe provenir de placas solares fotovoltaicas. Además, el agua caliente tiene que ser previamente almacenada y adquirir su temperatura gracias a paneles solares térmicos.

¿Te fijas en algunos de estos requisitos a la hora de elegir vuestras vacaciones? A continuación os damos algunas ideas. ¡Coged papel y lápiz y decidid vuestra próxima escapada!

Algunas recomendaciones de ecoturismo

Puedes encontrar muchos tipos de alojamientos diferentes que cumplen con estas características a lo largo de nuestro país. ¿Algunas sugerencias? Aquí te proponemos algunas opciones con las que empezar:

Andalucía 

  • Finca Montefrío, en Huelva. La finca se encuentra dentro del Parque natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Cuenta con varias casas rurales, en la que os podréis alojar toda la familia y con una granja ecológica, en la que podréis colaborar.

Aragón

  • La Ojinegra, en Teruel. Es una casa rural que se gestiona de manera sostenible y que cuenta con un restaurante ecológico, donde los productos utilizados, además, son de Comercio Justo.

Castilla y León

  • Sabinares del Arlanza, en Burgos. Un hotel rural diseñado especialmente para familias, con huerto y granja.
  • CTR los Jerónimos, en Zamora. Este centro de turismo rural también cuenta con huerto y una pequeña granja.

Cataluña

  • El Querol Vell, en Barcelona. En un ambiente perfecto para los niños, este espacio de turismo rural ofrece a toda la familia la posibilidad de experimentar el cuidado de la huerta, la granja y sus animales.

Extremadura 

  • Alberjete, en la provincia de Cáceres. Se trata de un albergue ecoturístico que oferta, además, un gran número de actividades diferentes para toda la familia.

País Vasco y Navarra

  • Hotel Mundaka, ubicado en Mundaka, Bizkaia. Este pequeño hotel cuenta con habitaciones familiares, donde podréis descansar toda la familia tras dar un paseo por los montes que rodean la ciudad o disfrutar de un día de surf.
  • Kaaño Etxea, una casa rural ecológica y sostenible que se encuentra en Arrarats, (Navarra), cerca de parajes como la Selva de Irati. Un lugar ideal para realizar rutas tanto a pie como a caballo con los más pequeños de la casa.

Estas son solo algunas opciones para tener en cuenta en vuestro próximo destino, pero en la red hay centenares de recursos que os ayudarán a elegir la mejor opción según vuestras necesidades e intereses. Y recuerda: vivir la naturaleza, disfrutar con todas las comodidades y pasarlo en grande es posible sin dejar huella en el planeta. ¿Nos das más ideas? ¡Nos encantará conocerlas!

viajes-solidarios