Tiempo de lectura: 2 minutos

Quien piense que la comida vegana es insulsa y aburrida es porque no ha leído nuestro blog. ¡Pues está llena de sabores, texturas y platos originales!

Si te estás planteando iniciarte en este mundo, antes debes saber que las personas que siguen los principios del veganismo tratan de no hacer daño a ningún animal y, por tanto, no comen alimentos de origen animal: carne, pescado, huevos o leche. Se niegan a considerar a los animales como mercancía y, de este modo, rechazan comerciar con ellos.

Descárgate aquí nuestra guía gratuita con recetas vegetarianas y consejos para  preparar unos platos sabrosos y saludables.

Hay diferentes razones para que una persona se convierta al veganismo, razones que no se excluyen entre sí: motivos éticos, ambientales y de salud. Lógicamente, la dieta de una persona vegana excluye algunos ingredientes muy habituales en nuestra dieta, como la leche de origen animal.

¡Aunque eso no es ningún problema! Solo hay que sustituir ese ingrediente por otro que realice la misma función y preparar así platos sabrosos como los que te proponemos en este artículo. Si, además, adquieres productos de Comercio Justo, ¡mejor que mejor!

Croquetas veganas

¿Una bechamel sin leche?

La leche es uno de los ingredientes indispensables para preparar bechamel. Culturalmente, en Europa hemos usado la leche de vaca (o de otros animales como la cabra), pero para hacer una bechamel vegana lo que vamos a utilizar es leche de origen vegetal.

Se puede optar por leche de avena, de almendras o de soja. Cada una de ellas le dará un toque especial a tus platos. Te animamos a experimentar. Por ejemplo, la leche de avena le dará un toque dulzón, mientras que la leche de soja ofrece un sabor más neutro.

Para sustituir la mantequilla se puede elegir entre el aceite de oliva o la margarina. Si usas este último ingrediente, las croquetas saldrán más cremosas pero serán menos saludables. ¡Vamos a probarlo!

Croquetas de zanahoria con curry

Ingredientes

  • Zanahorias
  • Curry
  • Pan rallado
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Para la bechamel: aceite de oliva, harina de trigo, leche de soja y sal

En primer lugar, cuece las zanahorias hasta que estén blandas y, a continuación, tritúralas. Si prefieres notar su textura al masticar, puedes cortarlas en trocitos muy pequeños.

En una olla o sartén, prepara la bechamel. En el aceite caliente, echa la harina y remueve para que se empape bien. Después, poco a poco y sin dejar de remover, añade la leche de soja.

A continuación, añade el curry, el perejil y la sal sin dejar de remover para que se mezclen los sabores. Por último, añade la crema de zanahoria, mezcla bien y rectifica de sal. Extiende la mezcla en un plato y deja que se enfríe.

Ya solo queda amasar las croquetas, pasarlas por el pan rallado y freírlas. ¡Un plato muy sabroso que te sorprenderá por su mezcla de sabores!

Descarga gratis el ebook "Recetas Vegetarianas"

Croquetas de calabacín y queso

Ingredientes

  • Calabacín
  • Queso (vegano)
  • Aceite de oliva
  • Pan rallado
  • Ajo en polvo
  • Sal
  • Para la bechamel: aceite de oliva, harina, leche de almendras y sal

La preparación no es muy diferente de la de la receta anterior. Lo primero es cocer el calabacín y triturarlo, o cortarlo en trocitos muy pequeños, al gusto de cada cual.

En una sartén, hacemos la bechamel, esta vez con leche de almendras. Cuando hemos conseguido el espesor correcto en la bechamel, añadimos el queso vegano, mejor rallado para que se mezcle más rápido.

Ya solo queda dejar enfriar la masa de las croquetas en un plato antes de empanarlas y freírlas. Ten en cuenta que, cuanto más fría esté la masa, más consistencia coge y más fácil es manipularla para dar forma a las croquetas.

¡Dos platos veganos que gustarán a todo tipo de comensales! ¿Te lanzas a probarlos y contarnos el resultado?

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio