Tiempo de lectura: 3 minutos

Si pensamos en Comercio Justo lo más probable es que te vengan a la cabeza productos como el cacao o el café, pero aunque no lo parezca hay muchos más. Y es que cada vez más personas toman conciencia de qué productos están comprando y qué hay detrás de su producción.

El Comercio Justo se fundamenta en un intercambio igualitario y consecuente entre las personas que producen productos y las personas que los compran. Bajo esta premisa, el término Comercio Justo lo acuñaron las Naciones Unidas y los movimientos sociales para referirse a este tipo de economía en el que la explotación queda fuera de la operación de intercambio.

En este artículo te contamos qué es y cómo puedes aportar tu granito de arena. ¿Vienes?

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre el Comercio Justo y descubre este  sistema de consumo responsable y sostenible.

comercio justo

Una manera de intercambio no desigual: el Comercio Justo

El café es un buen ejemplo de Comercio Justo: ese oro negro que mueve una gran cantidad de riqueza en todo el mundo. Por este mismo motivo, en su comercialización se suelen dar intercambios desiguales entre las personas productoras y las distribuidoras. Como consumidor o consumidora, puedes contribuir a que este intercambio comercial sea mucho más justo.

Cuando compramos café o cualquier otro producto de Comercio Justo, podemos aportar nuestro granito de arena a crear la sociedad que queremos.

De una manera técnica, el Comercio Justo:

  • Busca que el intercambio entre productores y consumidores sea una relación equitativa. Ninguna de las partes debe sentirse explotada ni parte de un rol de un sistema jerárquico.
  • La explotación en general es rechazada, en especial se busca erradicar la explotación infantil. El colectivo infantil es vulnerable en muchos países por no estar legislados sus derechos como trabajadores.
  • La igualdad y equidad que pregonan el Comercio Justo también tienen que ver con establecer condiciones laborales y económicas igualitarias entre las personas sin distinción de género.
  • Una de las prácticas del Comercio Justo es que sea sostenible. La mejor manera de garantizar que los recursos no se agoten es establecer procesos respetuosos con el medio.
"azucar-de-comercio-justo"

Silvestre Santacruz mostrándonos uno de los productos de Comercio Justo de la cooperativa de Manduvirá que se comercializan en las tiendas de Oxfam Intermón: el azúcar de caña bio © Pablo Tosco / Oxfam Intermón 

Según el consenso de diferentes naciones y organismos alrededor del mundo, el Comercio Justo se basa en ser transparente en las prácticas comerciales y productivas, acabar con las condiciones injustas y desiguales de trabajo, y mejorar las condiciones de trabajadores y trabajadoras que se encuentran en situación de opresión, abuso y pobreza.

Así, el concepto de Comercio Justo se vincula con el de intentar revertir la acumulación de riqueza versus pobreza que se ha dado históricamente entre Sur y Norte. ¡Pero hay algo más que queremos contarte!

¿Sabías que 1 de cada 8 personas en nuestro planeta pasa hambre?

Comercio Justo y economía solidaria

La verdad es que estas desigualdades que hemos comentado que ocurren en la producción del café, pasan en otros productos lamentablemente. El Comercio Justo funciona siguiendo un proceso en el que intervienen diferentes esferas: producción, distribución, venta y consumo. Todos estos ámbitos funcionan según una serie de criterios que configuran el Comercio Justo de manera global. ¿Lo sabías?

Además, es importante mencionar que bajo este tipo de economía, los precios son consensuados entre personas productoras y personas distribuidoras, y cuando llegan a los puntos de venta el consumidor  o consumidora debería tener accesible la información relativa a su procedencia.

comercio justo

¿Qué puedes aportar tú al Comercio Justo?

Para acercarnos a una economía más solidaria vinculada a un comercio más justo, podemos informarnos de qué tipo de productos podemos adquirir que tengan estas características y dónde. Alimentación, ropa, productos de limpieza y de higiene personal e incluso complementos son algunos de los tipos de productos que podemos encontrar disponibles en las tiendas de Comercio Justo como la de Oxfam Intermón

Los organismos que promueven este tipo de intercambio están asociados, y han creado una serie de sellos y acreditaciones que la población puede ver en el producto, sellos como el de Fairtrade Internacional.

 En nuestro país, el 23% de los productos de Comercio Justo se venden bajo este sello, aunque hay otros y también organizaciones que lo hacen por ellas mismas.

Si tienes la oportunidad de consumir productos cultivados sin explotación y que promuevan unas condiciones salariales más justas, estarás contribuyendo al bienestar de las personas. Sobre todo en el cono sur del mundo, donde existe un mayor número de población vulnerable y en situación de pobreza.

La concienciación es el primer paso para realizar acciones sean más respetuosas, tanto con el medio ambiente como con las personas y los grupos de población en riesgo.

comercio-justo

Productos de Comercio Justo de Oxfam Intermón © Amanda Glez

consumo-responsable

Tienda de Comercio Justo de Oxfam Intermón © Pablo Tosco/ Oxfam Intermón

Desarrollo y emancipación económica

Una parte del objetivo del Comercio Justo es crear proyectos que desarrollen y fomenten tanto la economía alternativa como la emancipación económica. Para derrocar las injusticias en el ámbito laboral y económico es importante que los grupos de personas creen redes de desarrollo y apoyo mutuo.

No se trata de establecer ayudas que actúen como parches para solventar de manera momentánea la pobreza o la desigualdad, sino que se trata de afianzar y dotar de herramientas a las personas para que puedan llevar a cabo actividades económicas en condiciones de igualdad.

El Comercio Justo es una economía con base alternativa que rechaza los intercambios injustos y no equitativos entre las partes de un intercambio comercial. Los precios de los productos se establecen a través del acuerdo entre productores y consumidores. Este tipo de proyectos propician y extienden otra manera de consumir, más justa y más sostenible en definitiva.

¿Qué te parece el concepto de Comercio Justo? ¿Lo conocías y practicabas? Si no es así, después de leer este artículo seguro que eres consciente del poder que tienes en tus manos como consumidor o consumidora. ¡Aprovéchalo para que nuestro mundo sea más solidario, equitativo y responsable!

Material complementario

Guía

Trucos para una vida Eco-friendly

Artículos

7 imágenes que demuestran que estamos matando al medio ambiente

Hogar sin tóxicos: una iniciativa para mejorar nuestra salud

El efecto invernadero para niños y niñas y otros juegos sobre medioambiente

5 productos eco-friendly para cuidar del medio ambiente

El derecho social a un medio ambiente sano

 

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio