Tiempo de lectura: 2 minutos

En tu día a día utilizas, seguramente sin darte cuenta, multitud de productos químicos contaminantes y peligrosos para la salud. Como nos detallan desde Ecologistas en Acciónlos productos de limpieza del hogar pueden estár compuestos por tóxicos, incluidos, los que se utilizan para desatascar las tuberías que contienen cloro y ácido sulfúrico, ambos tóxicos y corrosivos.

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre el consumo responsable, llena de  consejos para adoptar hábitos saludables y sostenibles.

Desatascador casero, natural y efectivo

Por mucho cuidado que pongas, irremediablemente, en algún momento, tendrás un atasco en las tuberías. ¿Qué puedes hacer si quieres evitar los desatascadores químicos? ¡Fabricar tu propio desatascador casero, natural y efectivo! Compartimos varias ideas de Koysa. ¡Apunta!

Vinagre, bicarbonato y agua

Este método es el más tradicional y aún se sigue utilizando por su sencillez y eficacia. El vinagre contiene ácido acético, que tiene un efecto bactericida que lo convierte en un eficaz limpiador ecológico. El bicarbonato, gracias a su capacidad absorbente, ayuda al vinagre en el trabajo de desincrustar la suciedad. Deberás seguir estos pasos:

  1. Primero retira del lavabo o fregadero el agua retenida.
  2. Vierte en el desagüe media taza de bicarbonato y deja que actúe unos instantes.
  3. Vierte medio litro de agua hirviendo. Verás que se produce una efervescencia que ayudará a retirar la suciedad de la tubería. Déjalo actuar durante 10 minutos o hasta que se haya colado todo el agua.
  4. A continuación, vuelve a echar media taza de bicarbonato.
  5. Tras unos instantes, echa un vaso de vinagre encima. Se producirá mayor efervescencia que con el agua. Deja que la mezcla actúe durante unos 10 minutos.
  6. Por último, vierte encima dos litros de agua hirviendo.

Puedes repetir la operación dos o tres veces, si es necesario.

¿Quieres ser pionero del Comercio Justo?

Jabón en polvo

Otro sencillo desatascador casero (si el atasco es pequeño) consiste en echar una gran cantidad de jabón en polvo por el desagüe y, tras ello, una olla de agua hirviendo. Esta receta tiene una variante: en lugar de jabón en polvo puedes echar sal en el agua que, además, acaba con el mal olor de las tuberías.

Alambre

En las ferreterías puedes encontrar varios modelos de desatacadores manuales para introducir en las tuberías y arrastrar hacia afuera la suciedad. Pero también puedes fabricarte tu desatascador casero con una percha de las antiguas de alambre. Solo tienes que deshacer la percha, estirar el alambre y darle forma de ‘U’ en uno de los extremos. Después, lo introduces con cuidado y lo vas moviendo, metiendo y sacando hasta que ya no salgan más residuos.

"desatascador-casero"

Desmontar el sifón

Si ninguno de estos dos métodos te ha funcionado, es que tu atasco es grande. Pero no te rindas, no es necesario que llames al fontanero si eres un poco manitas. Puedes desmontar el sifón (no te olvides de colocar antes un barreño debajo para recoger el agua retenida) y limpiarlo con agua hirviendo. Antes de volver a montarlo puedes utilizar el alambre en forma de ‘U’ para llegar a las zonas no desmontables (la tubería del interior de la pared).

Si utilizas productos de limpieza ecológicos y aplicas soluciones como estas tendrás un hogar libre de tóxicos. ¡Un hogar saludable y comprometido con el medio ambiente!

Material complementario

Guía

Trucos para una vida Eco-friendly

Artículos

7 imágenes que demuestran que estamos matando al medio ambiente

Hogar sin tóxicos: una iniciativa para mejorar nuestra salud

El efecto invernadero para niños y niñas y otros juegos sobre medioambiente

5 productos eco-friendly para cuidar del medio ambiente

El derecho social a un medio ambiente sano

descarga guía gratuita consumo responsable