Los conceptos relacionados con la economía pueden ser algo complejos y difíciles de entender para las personas profanas en la materia. Pero no te preocupes por eso, ¡hoy no vamos a hablar de nada que no forme parte de nuestra realidad más cotidiana! Y como verás, además de sencillo de comprender, lo que nos propone la economía solidaria nos afecta a todos y todas por igual.

New Call-to-action

"economía-solidaria"

Una definición de ‘economía solidaria’

Si queremos evitar palabrejas excesivamente técnicas, podemos definir la economía como una ciencia social que se ocupa, principalmente, de estudiar los distintos modos de satisfacer las necesidades humanas teniendo en cuenta los recursos disponibles. 

Es evidente que esto da lugar a distintos tipos de economías, clasificadas según el modo en que se propongan satisfacer estas necesidades.

Desde los procesos de producción y/o extracción de materias primas, de producción de bienes, de transporte e intercambio hasta los modos de consumo, todo ello determina el tipo de economía del que estemos hablando.

Habitualmente, cuando pensamos en estos procesos, en su conjunto o en cualquiera de ellos en particular, imaginamos empresas y corporaciones trabajando para abastecer a los mercados de bienes y productos distintos, con el fin de cubrir las necesidades de la gente pero, por encima de ello, procurando obtener beneficios con sus actividades.

Frente a los tipos de economía que tienen como objetivo principal la obtención y la acumulación de riqueza por encima de cubrir las necesidades reales de las personas y garantizar su máximo bienestar, la economía solidaria propone invertir estas prioridades poniendo, en primer lugar, el respeto por los derechos humanos, la protección del medio ambiente y la dignidad de las personas. Es un tipo de economía con carácter ético

Esto, que en principio podría parecer utópico, se concreta con acciones y hechos muy reales, con consecuencias cada día más tangibles como prueba la expansión de las redes de comercio justo, el aumento de las cooperativas de trabajo y la apuesta creciente por procesos de producción, trabajo y distribución autogestionados, emprendidos por personas y comunidades de todos los rincones del planeta.

A estas muestras de economía solidaria también le podemos sumar el consumo colaborativo o economía colaborativa, el sistema económico que está creciendo a un ritmo vertiginoso en el que se comparten y se intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales.

 Descarga gratis la guía Consumo Responsable

 

Ejemplos de iniciativas de economía solidaria

Dejando las definiciones a un lado, veamos de qué modo se concreta esta apuesta a través de 2 iniciativas afines a la definición de economía solidaria impulsados por diversas ONG.

Un café de Comercio Justo con visión de género

© Pablo Tosco / Oxfam Intermón Luz Evelia Godines es una de las beneficiarias de la cooperativa Aldea Global de Nicaragua

En Nicaragua, la cooperativa Aldea Global, formada por mujeres que han conseguido ser las propietarias de la tierra que trabajan, elabora un café de variedad arábica cultivado en esas mismas tierras, procesado en instalaciones gestionadas mayormente, también, por mujeres, y comercializado en las tiendas de comercio justo de Oxfam Intermón bajo la marca Tierra Madre

Las productoras perciben un precio justo por su trabajo, además de un plus de 0,1 dólares americanos por cada medio kilo de café aproximadamente, y una segunda prima de género que se destina a la recuperación de las tierras para las productoras agrícolas locales, muchas de las cuales aún están en manos de las grandes compañías cafeteras.

Ropa contra la discriminación

En la India, los dálits o intocables son las personas sin casta, las que sufren mayor marginación y discriminación. 

Y entre los dálits, son las mujeres (por el hecho mismo de ser mujer) las que cargan con las peores consecuencias de ostentar esta condición: si las oportunidades de los dálits hombres ya son, por sí solas, limitadas, las oportunidades de las mujeres se reducen a la mínima expresión

La Fundación Vicente Ferrer trata de dignificar las vidas de cientos de mujeres dátils empoderándolas de su presente, facilitándoles el acceso al trabajo potenciando la creación de cooperativas y talleres de trabajadoras, donde se producen los artículos textiles y de artesanía que surten sus tiendas solidarias y de comercio justo gracias a los cuales perciben un salario digno y pueden dar continuidad a sus proyectos de desarrollo sostenible.

Ser solidaria o solidario, o como poner en práctica su significado

Como has podido comprobar, hablar de economía solidaria es también mencionar el significado de ser solidaria o solidario. ¿Quieres saber cómo practicar este valor?

  • Ser solidario o solidaria, el significado del trabajo de voluntariado

    Si te molesta la realidad que te rodea o las injusticias que ves, puedes seguir viviendo en un mundo que no te gusta o actuar, y ofrecer a tus hijos e hijas un lugar mejor donde habitar.

    Las tiendas segunda oportunidad y de Comercio Justo de Oxfam Intermón son posibles gracias a la labor de los voluntarios y voluntarias que de forma desinteresada ofrecen su tiempo. A través de ellas por ejemplo, damos visibilidad a los productos de los grupos productores de Comercio Justo y sensibilizamos a la ciudadanía sobre unas prácticas de consumo más responsables.

  • Ser solidario o solidaria, el significado de elegir productos de Comercio Justo

    Los alimentos que forman parte de nuestra cesta de la compra no solo pueden alimentarnos sino promover un mundo más equitativo.

    El comercio justo está permitiendo que muchas personas puedan vivir dignamente de su trabajo, que la mujer pueda disfrutar de igualdad de condiciones que un hombre, que los niños y niñas de hoy acudan a la escuela y no tengan que trabajar, o que cada día estemos más cerca de acabar con la pobreza.

  • Ser solidario o solidaria, el significado de firmar las peticiones de una ONG

    Tu firma, sumada a la firma de muchas otras personas que como tú saben que es posible construir otro tipo de sociedad y acabar con las barreras, discriminación o desigualdades que impiden a personas y colectivos participar plenamente de su comunidad, es un arma silenciosa y poderosa para que las organizaciones sin ánimo de lucro puedan enfrentarse a los gobiernos y lograr los cambios necesarios.

  • Ser solidario o solidaria, el significado de donar en tiendas segunda oportunidad

    Esas mismas prendas que guardas sin usar desde hace años pensando “por si acaso me las pongo algún día”, podrían estar contribuyendo mediante su venta en una tienda segunda oportunidad, a generar ingresos que pongan en marcha iniciativas o proyectos de una ONG destinados a mejorar las condiciones de vida de personas y familias desfavorecidas.

¡Ser solidario o solidaria es mucho más factible de lo que piensas!

La economía solidaria abre las puertas a un futuro más equilibrado y justo para todas las personas, en el que todos y todas tengamos cabida. Colaborar con ello es muy sencillo, y solo requiere un pequeño cambio de mentalidad que transforme nuestros hábitos de consumo y oriente nuestras acciones en un mismo sentido. ¡Otro mundo es posible, si lo hacemos realidad entre todos!

descarga guía gratuita consumo responsable