¿Alguna vez te has preguntado por qué ONG como Oxfam Intermón, Unicef o Greenpeace están presentes en unos países  y no en otros? ¿Tienes curiosidad por saber cómo se aprueban los proyectos de cooperación internacional? ¡Sigue leyendo!

Decidirse por un cierto tipo de proyectos entra dentro de la propia visión y misión de cada organización: hay ONG que, desde su misión, se han enfocado en la atención a situaciones de emergencia, otras se dedican a defender los derechos de la infancia, las hay que fomentan la defensa del medio ambiente y así, muchos otros casos. De este modo, cada ONG determina si es más conveniente para su causa empezar un proyecto relacionado con la educación, con la higiene y la sanidad o con la creación de estructuras que favorezcan el desarrollo económico de la población, por citar algunos ejemplos. 

Pero este no es el único criterio. A la hora de elegir a qué programas deben dedicar sus esfuerzos, las ONG deben valorar aspectos tales como su propia experiencia en proyectos similares, la disponibilidad de recursos que aseguren la ejecución del proyecto a largo plazo, la capacidad de entender y trabajar en el contexto del proyecto, etc. 

Definición de ONG: el caso de Oxfam Intermón

Tomemos el ejemplo de Oxfam Intermón. En su caso, la existencia de asociaciones locales con las que trabajar de la mano a la hora de llevar a cabo los proyectos es fundamental. Sin la ayuda de  colaboradores locales, establecer proyectos viables, eficaces y duraderos en los países en los que trabajan sería prácticamente imposible.

africa - mauritania - Un grupo dr beneficiarias del programa de alfabetización para mujeres de la comunidad de Nerewalo

Un grupo de beneficiarias del programa de alfabetización para mujeres de la comunidad de Nerewalo. Este grupo de mujeres forma parte de la cooperativa de campesinas que promueven la construcción de huertos para alimentar a sus familias. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

proyecto-ong

Una beneficiaria del programa de alfabetización para mujeres de la comunidad de Nerewalo. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Colaborar con asociaciones locales es básico para generar confianza y, sobre todo, para crear proyectos adecuados a las necesidades de la población. ¿Quién mejor que una asociación local sabría qué problemas sufren las productoras rurales de café de Nicaragua, por ejemplo? 

Descarga gratis la guía

 

Esta forma de trabajar por la que apuesta Oxfam Intermón, no solo es eficaz para que la cooperación sea efectiva, también sirve como herramienta de presión política. Y es que para conseguir cambios en las condiciones de vida de las personas es necesario impulsar cambios en las leyes que regulan estas condiciones de la mano de las personas que las sufren. Por ello, se organizan grupos de presión en las comunidades afectadas para que sean ellas las que luchen por sus derechos, como por ejemplo en el caso de las mujeres que se encargan de recoger la fresa en Marruecos, a las que se asesora para que comprendan que tienen derechos laborales, conozcan los servicios de la seguridad social y sepan que hay asociaciones que pueden orientarlas. Es así como conseguimos que sean las personas del propio país quienes lideren el cambio para obtener mejores condiciones de vida. 

Por tanto, un factor decisivo que puede impulsar a trabajar en un determinado país es la capacidad que tienen las contrapartes locales de contribuir a esta labor, porque su apoyo permite impulsar mejores proyectos y conseguir grandes resultados invirtiendo los esfuerzos en la dirección correcta.

Diseñar un proyecto de desarrollo es un proceso largo, complejo y delicado en el que intervienen muchísimos factores. Además de los que ya hemos mencionado, existen otros muchos que también pueden influir como la experiencia y especialización de la ONG en una determinada materia, la proximidad cultural de la ONG con el país o su experiencia en proyectos similares o en una misma zona, etc. En definitiva, un proyecto no se inicia al azar, sino que sigue un protocolo muy claro en cada caso. Pero sea cuál sea la iniciativa llevada a cabo por una ONG, e independientemente del lugar del planeta donde se desarrolle, tu ayuda es siempre clave para materializarla. Recuerda: ¡Son tus pequeñas acciones las que mueven el mundo! 

ong por dentro