Tiempo de lectura: 2 minutos

El frío del invierno nos obliga muchas veces a alejarnos de las actividades al aire libre. Pero, a la vez, esto permite que nos acerquemos al hogar y que fortalezcamos los lazos con las personas que tenemos a nuestro alrededor. ¡Cada estación trae algo bueno!

juego-de-niños

Muchas veces quienes más sienten este cambio son los padres y las madres. Con la llegada de esta etapa del año, los niños y las niñas permanecen gran parte del día en casa y necesitan reordenar las rutinas que el verano ha alterado temporalmente. Pero el invierno no tiene por qué ser sinónimo de aburrimiento, de hecho, tiene múltiples ventajas que podemos aprovechar. Por ejemplo, es una etapa ideal para pasar más tiempo junto a los pequeños de la casa y trabajar valores a través de juegos, dinámicas o prácticas educativas. ¡Saquémosle partido a la situación!





Descarga gratis el ebook




Actividades y juegos para fortalecer los valores

La temperatura y el hecho de permanecer en casa ayudan a que nuestros hijos e hijas mejoren sus niveles de atención y concentración. A continuación te damos una serie de propuestas para pasar un invierno divertido y en familia.

  • Juegos simbólicos 

    Los títeres, los muñecos y la cocinita son actividades que nos pueden ayudar a fomentar valores en los más pequeños. Si son de carácter simbólico, mucho mejor. De esta manera, visualizarán y entenderán conceptos que por lo general pertenecen al terreno abstracto. Una idea que puede ayudarte a enriquecer esta experiencia es construir con ellos títeres y marionetas con material reciclado.

  • Manualidades 

    Una excelente manera de entretener a tus hijos e hijas durante el invierno es realizando talleres de manualidades con material reciclado, donde, además de potenciar su creatividad, contribuiréis al cuidado del medioambiente. En esta guía gratuita encontrarás multitud de ideas de juegos de reciclaje para hacer con los pequeños de la casa. Sellos para estampar y crear dibujos, collages o cuadros diversos son también algunas actividades con las que podéis empezar.

  • Juegos de mesa 

    Son una opción tradicional y bastante extendida. Lo ideal es que no sólo entretengan a los niños y las niñas durante algunas horas, sino que también les aporten beneficios para su día a día. Este tipo de juegos, además de desarrollar su agilidad mental, les ayudan a asimilar normas y a respetar turnos, entre otras ventajas. Si, además, son ellos y ellas los que construyen sus propios juegos con material reciclado, el valor de esta actividad se verá multiplicado.

  • Adivinanzas y otras actividades educativas 

    Trabalenguas, adivinanzas, juegos de palabras y de memoria hacen más llevaderas las tardes de invierno, especialmente para los niños y las niñas en edades tempranas. También la lectura de cuentos infantiles, que favorecen la imaginación, la capacidad creativa y les ayudan a entender mejor la realidad en la que viven.

  • Cocinar juntos 

    Realizar un postre casero o elaborar un plato sencillo puede ser una fantástica actividad para pasar las tardes invernales. Puedes aprovechar esta actividad para transmitirles la importancia de un consumo responsable y de una alimentación equilibrada.

¡Seguro que recuerdas algún juego de tu infancia que hacía que no quisieras salir de casa por nada del mundo! Suma tus actividades favoritas de cuando eras pequeño o pequeña a las que te presentamos hoy, y ponlas en práctica cuando llegue el frío y no os apetezca salir a la calle, os lo pasaréis en grande y crearéis recuerdos juntos que jamás se borran. ¿Tienes otras ideas para las tardes de invierno que se acercan? ¡Cuéntanoslas!





guía gratuita juegos con valores