Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Qué te dice el concepto de valores cívicos? ¿Lo has oído alguna vez? ¿En qué contexto? Como es una idea mucho más amplia de lo que puede parecer de entrada, en este post nos gustaría contarte qué son y cómo utilizar los valores cívicos y sociales para construir una sociedad más equitativa y habitable.

Con ello, queremos echarte una mano para que puedas identificarlos e introducirlos en tu día a día: en tus acciones, en tus pensamientos y en la manera de relacionarte con tu alrededor. Incluso en la educación de los más pequeños.

Descárgate aquí nuestra guía gratuita con las mejores propuestas de juegos con  valores para niños y niñas.

¡Empecemos!

valores-civicos

¿Qué son los valores cívicos?

Son aquellos valores considerados positivos para el sano desarrollo de una sociedad, y que toda la ciudadanía debería conocer, preservar y poner en práctica en su vida cotidiana. 

Existen numerosos tipos de valores, pero los cívicos dependen de su desarrollo en una comunidad, es decir, que deben ser transmitidos para que no se pierdan y para mejorar un civismo en común. De no respetarse o cultivarse, las consecuencias podrían derivar en un desorden social. ¿Entiendes su importancia?

Ejemplos de valores cívicos para transmitir a los niños y las niñas

La transmisión de valores desde edades tempranas nos ayuda a aumentar el compromiso de los más pequeños con el entorno en el que se desenvuelven. A largo plazo, estas conductas pueden fomentar la llamada ciudadanía global, una iniciativa de Oxfam Intermón que impulsa un nuevo modelo de ciudadanía comprometido activamente en la consecución de un mundo más equitativo y sostenible. La ciudadanía global plantea un modelo basado en la comunidad y en el individuo:

  • consciente de la dignidad de todas las personas y su necesario ejercicio,
  • consciente de su pertenencia a una comunidad local y global al mismo tiempo,
  • comprometido de manera activa en la consecución de un mundo más justo  y sostenible,
  • cuyo objetivo es contribuir a erradicar la injusticia y la pobreza.

¿Sabías que el arroz tiene el poder de enseñar a leer?

 

Los ciudadanos y ciudadanas globales:

  • son conscientes de la gran amplitud y de los desafíos del mundo actual,
  • se reconocen a sí mismos y a los demás como sujetos con dignidad, con obligaciones que cumplir y derechos que pueden exigirse, y con poder para conseguir cambios,
  • se responsabilizan de sus actuaciones, se indignan ante las injusticias y frente a cualquier vulneración de los Derechos Humanos,
  • respetan y valoran la equidad de género, la diversidad y las múltiples pertenencias identitarias de las personas y de los pueblos como fuente de enriquecimiento humano,
  • se interesan por conocer, analizar críticamente y difundir el funcionamiento del mundo en lo económico, político, social, cultural, tecnológico y ambiental,
  • participan y se comprometen con la comunidad en los diversos ámbitos, desde los locales a los más globales, con el fin de responder a los desafíos y lograr un mundo más equitativo y sostenible,
  • contribuyen a crear una ciudadanía activa, que combate la desigualdad a través de la búsqueda de la redistribución del poder, de las oportunidades y de los recursos.

Para saber más sobre ciudadanía global, se han elaborado una serie de herramientas teóricas y prácticas para potenciar el diálogo, la participación, la corresponsabilidad y el compromiso transformador en nuestras escuelas y en la sociedad.

Libros de ciudadanía global

Puedes descargarte de forma gratuita los 4 libros de la colección Ciudadanía Global en la web de Kaidara.org:

Los alumnos de la Escuela Jota Barcelona son los usuarios de las maletas pedagógicas que anualmente Oxfam Intermón  desarrolla. Las maletas pedagógicas son una propuesta globalizada con actividades de sensibilización y aprendizaje para trabajar la educación en valores. Constan de diferentes materiales y recursos tanto para el alumnado como para el profesorado. (c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón

¿Cómo se desarrollan los valores cívicos?

Ahora que hemos visto las diferentes esferas en las que funcionan estos valores cívicos y sociales, podemos poner algunos ejemplos más concretos. Se nos ocurre que puedes trabajarlos en familia, para transmitir estos conocimientos a los más pequeños.

En el caso de los microvalores cívicos podemos pensar en el respeto que nosotros mismos, como ciudadanos, tenemos hacia otra persona, etnia o grupo social. 

Desde Oxfam Intermón, creemos que una ciudadanía cívica, activa, informada y consciente del mundo que le rodea puede transformar el mundo, pero es necesario tener conciencia de ello. Por eso, trabajamos para que tú y a todos los que desean construir un mundo más justo, pongan su granito de arena mediante la adhesión a nuestras campañas

Por tanto, debemos pensar en cultivar nuestros valores cívicos primero desde una perspectiva individual, es decir, educando y siendo conscientes de lo que podemos pensar y hacer nosotros mismos para poder construir una sociedad mejor. Con el paso del tiempo y de las generaciones, estos valores se irán inculcando y permitirán un desarrollo más justo y una mayor inclusión. Cuando una sociedad tiene estos valores muy desarrollados, no solo se nota en el comportamiento de las personas, sino en la propia legislación o en los avances que se realizan, por eso la educación en valores cívicos es tan importante.

En Oxfam Intermón tenemos muy claro que la transmisión de estos valores es una herramienta potente para combatir la desigualdad social, un área sobre la que trabajamos incansablemente y que es una apuesta de futuro para evitar posibles discriminaciones y lograr una sociedad más igual. Pero contamos contigo para que tome forma. ¿Nos acompañas?

cambiamos vidas que cambian vidas cadena cambio

Material complementario

Guías

Virales

Artículos