Alimentación ecológica es aquella donde se consumen alimentos para cuya obtención se han empleado métodos de producción orgánicos, siguiendo un sistema de gestión que promueve, por ejemplo, la biodiversidad, y rechaza el uso de componentes sintéticos. Además, al seguir la normativa de este tipo de producción, cuenta con su certificación.

Para explicar en qué consiste, hemos recurrido a Alimentos Producidos Orgánicamente, Codex Alimentarius (Programa OMS y FAO) donde se ofrecen orientaciones sobre este tipo de productos, y se define a la agricultura orgánica.

A lo largo del post vamos a reflexionar sobre la estrecha relación entre nuestro estilo de consumo y cómo este puede perjudicar o beneficiar a la salud del planeta. ¡En tus manos está conservarlo!

New Call-to-action

"comer-bien"

Simbiosis entre alimentación y respeto medioambiental: la huella que genera nuestro consumo

La relación entre los alimentos que consumimos a diario y el equilibrio de los entornos y el medio ambiente es más estrecha de lo que pensamos. A fin de cuentas, todo lo que ponemos en nuestra mesa es el último eslabón de una larga cadena de producción y venta compuesta por numerosos factores. ¿Lo habías pensado?

Es común creer que los grandes desafíos medioambientales de la actualidad requieren soluciones a gran escala. Y, en efecto, así es, de ahí las cumbres mundiales sobre temas como el cambio climático.

No obstante, no es la única vía. Para frenar el efecto de estos problemas también podemos empezar en espacios cotidianos, sobre todo con la adopción de hábitos que ayuden a mitigar los efectos de la acción humana, como por ejemplo, el reciclaje, el uso del transporte público, el ahorro de energíao la elección de una alimentación ecológica

Hoy queremos darte algunas ideas para minimizar tu huella sobre el planeta y para que cada pequeña acción que realices tenga un impacto positivo sobre él y las personas que lo habitan. ¿Empezamos?

Prácticas para comer bien y proteger el medio ambiente

Ante la creciente demanda mundial, la industria alimentaria es una de las que mayor incidencia tiene sobre los recursos naturales y el medio ambiente. No solo se trata del cultivo y la agricultura, sino también de la elaboración y la fabricación de los productos que consumimos y adquirimos a diario.

Descarga gratis el ebook

Una decisión tan sencilla como optar por una u otra marca de productos, por practicar una alimentación ecológica o una convencional puede tener un peso decisivo para el equilibrio de la Tierra.

industria-alimentaria

Repasemos algunas prácticas cotidianas para armonizar la alimentación sana con el compromiso medioambiental y social:

1) Comercio Justo

Conocemos por Comercio Justo todas aquellas iniciativas de intercambio de productos basadas en la solidaridad y el acceso al mercado de las productoras y productores menos favorecidos por el modelo de consumo tradicional. Se elaboran siguiendo un conjunto de prácticas que no alteran el ecosistema ni apoyan conductas como la explotación laboral o el trabajo infantil.

2) Adquirir alimentos de temporada

  • Cada época del año es ideal para un determinado alimento

    Como ya sabes, cada estación del año es propicia para el consumo de ciertos productos. Es parte del ciclo natural de la Tierra.

  • Evitamos el empleo de técnicas artificiales de conservación

    Mantener esta tendencia no solo puede ser beneficioso para tu salud (pues los alimentos son más frescos y conservan mejor sus nutrientes), sino que además disminuye la necesidad de producir, con técnicas artificiales, otros que están fuera de temporada.

  • Reducimos el uso de transporte entre el punto de origen y el lugar de consumo 

    Por otro lado, muchos de estos productos, al proceder de zonas alejadas, requieren mayores recursos para su transporte y conservación y son, en general, más caros. ¡Son todo ventajas!

3) Dieta equilibrada

No olvides poner en marcha una dieta en la que incluyas todos los tipos de alimentos que necesita tu cuerpo para sus funciones básicas. Lo ideal es obtener un poco de cada nutriente. Tu salud mental y física se beneficiará de ello.

Sin embargo, las ventajas de elegir una dieta equilibrada no acaban aquí. Recuerda que si comes sano, también estás contribuyendo al cuidado y al equilibrio del planeta con la compra de ciertos productos, el respaldo a marcas y redes de comercio concretas y, en suma, al buen uso de los recursos naturales.

Para que tu dieta equilibrada tenga una mayor repercusión, ¡no olvides complementarla con el reciclaje y el ahorro de energía y agua!

Pero también puedes dar un paso más y optar por una dieta que además de proporcionarte todos los nutrientes necesarios, sea respetuosa con el medio ambiente y el resto de seres vivos. ¿Has pensado en los beneficios de una alimentación ecológica?

4) Restaurantes sostenibles

La próxima vez que salgas a comer o cenar fuera ojo, ¡elige bien el local! Actualmente existen numerosos restaurantes comprometidos con la conservación del medio ambiente y el desarrollo sostenible donde podrás disfrutar si lo deseas, de un estupendo menú de comida ecológica.

Son negocios que basan su labor comercial en principios como el consumo de alimentos de temporada, el ahorro de energía, la gestión de residuos y la relación con proveedores cercanos. Además, ofrecen buenas condiciones laborales y practican un buen trato al cliente.

"comercio-justo"

3 razones para decantarse por la comida ecológica

Hablar de comida ecológica implica pensar en un tipo de víveres que han sido cultivados o elaborados siguiendo la normativa de la producción bio, lo que conlleva una serie de garantías para el consumidor o consumidora, y también para el medio ambiente y los animales.

  • Son alimentos que respetan el entorno

    El objetivo es procurar la mínima contaminación sobre los terrenos, el agua y el aire, por lo que se busca disminuir el impacto que el cultivo o la crianza de animales genera sobre el medio.

    De ahí el respeto del ciclo natural de crecimiento de las plantas y el uso de técnicas tradicionales como la rotación de cultivos para combatir las plagas, en detrimento del uso de fertilizantes o pesticidas químicos.

  • Son alimentos que cuidan del bienestar de los animales

    Se pone el foco en asegurar las mejores condiciones para ellos. Una muestra es el cuidado de su alimentación con el uso de piensos orgánicos y el rechazo al empleo de sustancias que favorezcan su desarrollo artificial, o la práctica de un tipo de crianza enfocada a un entorno abierto donde tengan acceso al aire y luz natural, y puedan pastar al aire libre.

  • Son alimentos para cuya obtención se han empleado métodos sostenibles

    Se persigue una gestión lo más natural posible y un uso eficiente de los recursos disponibles in situ, con la finalidad de cuidar de los recursos naturales, que no son infinitos, y no alterar el equilibrio ecológico.

    Ejemplo de ello es el uso del estiércol de los animales como fertilizante.

"agricultura-ecologica"

Como ves, solo es necesario pararse un momento, observar nuestras acciones cotidianas y decidir si apostamos por un planeta limpio y por una manera de consumir saludable y consciente.

¡No esperes ni un día más: un mundo más sostenible está a nuestro alcance!

cocina valores

Material complementario

Guía

Virales

Artículos