Tiempo de lectura: 4 minutos

Una empresa socialmente responsable es una entidad ética, comprometida y sostenible, pues genera una huella positiva a nivel social, medioambiental y económico en la comunidad

Un padre, una madre y, en general, cualquier persona adulta, agradece que cada vez haya más empresas que quieran ser socialmente responsables. ¿Eres tú una de ellas?

Descárgate aquí nuestra guía gratuita con las mejores propuestas de cuentos  infantiles.

Empresa socialmente responsable

¿Por qué es importante?

Las empresas generan un gran impacto en su entorno, a nivel económico, social y ambiental.

Ese impacto puede ser positivo o negativo, en función de su nivel de responsabilidad.

Promover que se practique la responsabilidad social

La legislación fomenta en algunos casos comportamientos responsables, como cuando impone sanciones a la contaminación o establece tasas obligatorias de reciclado de determinados productos.

Los electrodomésticos son un caso claro en este sentido. Desde 2005, pagamos una tasa de reciclaje cada vez que compramos uno para sufragar el sobrecoste que supone costear la gestión de estos residuos cuando dejen de funcionar. De esta manera, el impacto que genera su modelo de negocio se minimiza. 

Nos gustan las empresas socialmente responsables, y por eso hemos intentado definir cuándo una se comporta como tal. Así podrás identificarlas con facilidad, ¡y exigir un cambio de actitud a las que no lo hagan!

 

"empresa-socialmente-responsable"

¿Cómo detectar si una empresa es socialmente responsable?

Las personas consumidoras podemos considerar que una empresa es socialmente responsable si:

  • Se comporta respetuosamente en todos los niveles de la cadena de producción, pagando precios justos por las materias primas y tratando con dignidad a las personas trabajadoras.

  • Cumple la legislación en materia medioambiental, establece políticas internas de ahorro energético y hace un correcto uso de sus recursos.

  • Implica a su equipo, empresas proveedoras y clientes en las buenas prácticas de responsabilidad social empresarial.

  • Impulsa acciones para crear riqueza y mejorar la situación y las oportunidades de la comunidad donde está establecida.

¿Cómo puedes saber qué empresas son socialmente responsables?

Nuestra elección de compra es muy importante, porque puede generar cambios beneficiosos para la vida de familias y comunidades. Por ello no basta con fijarse en el precio, en la calidad de los ingredientes de un producto o el tipo de fibras textiles con que se ha confeccionado una prenda.

Te invitamos a ir más allá y a fijarte en la marca para luego hacerte preguntas como esta: ¿es una empresa que desarrolla políticas sociales y medioambientales?

Porque los productos que nos alimentan y visten son los mismos que están contribuyendo a que exista explotación laboral o trabajo infantil. ¡Piénsalo!

Del mismo modo que deseamos que nuestros hijos e hijas puedan estudiar y formarse, hay otros padres y madres que también lo desean, pero sus circunstancias son seguramente muy diferentes a las de tu familia, y sus opciones son mucho más reducidas…

Tras la Marca

La iniciativa Tras la Marca de Oxfam Intermón, que forma parte del proyecto CRECE para crear un nuevo sistema alimentario, te permite tener información sobre cómo están actuando las principales marcas multinacionales del sector de la alimentación.

Comprobarás si están desarrollando políticas encaminadas a promover la igualdad de género, ofrecer transparencia sobre su cadena de suministro, evitar el monopolio de tierras y agua, o minimizar la emisión de gases de efecto invernadero. ¿Qué te parece?

No te dejes engañar por el buen sabor, la apariencia cremosa o el tacto esponjoso de un producto, porque puede esconder aspectos muy negativos para la vida de las personas agricultoras, productoras o trabajadoras. Mejor consulta Tras la Marca y exige a las marcas de alimentación que todas esas cualidades también sean sinónimo de igualdad y justicia. ¡Anímate y averigua si las marcas que fabrican los productos de alimentación favoritos de tus peques cumplen en todos los niveles!

Descarga gratis la guía "Cuentos infantiles con valores"

Ejemplos de pequeñas grandes empresas

En la publicación “Economía social: ejemplo privilegiado de empresas socialmente responsables” editada por Cointegra con el apoyo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social podemos ver algunos ejemplos.

La Cofradía de pescadores de Roses

La Cofradía está ubicada en Cataluña, que además de cubrir el ciclo integral de la pesca de forma responsable proporciona servicios sociales y medioambientales como el control y la recogida de residuos contaminantes procedentes de las embarcaciones pesqueras o la oferta de créditos sin intereses y formación a sus cofrades.

Esequi

Es una empresa del sector industrial navarro que incorpora en sus valores el cuidado y bienestar de sus personas trabajadoras, la incorporación de profesionales locales como medio de revitalizar el entorno laboral, la contratación de proveedores cercanos y el compromiso de sostenibilidad a través del mantenimiento de los puestos de trabajo. 

Fagor Electrodomésticos

Es una de las grandes marcas mencionadas como responsables con el medioambiente a través de su programa de diseño de electrodomésticos cada vez más respetuosos teniendo en cuenta el ciclo de vida de los productos. 

"cuales-son-empresas-socialmente-responsables"

¿Cómo puedes hacer que tu empresa sea socialmente más responsable?

Hay acciones que no siempre están en nuestras manos, pero hay otras, sencillas, que comportan pequeñas tareas cotidianas de las que a veces ni somos conscientes, y que podemos potenciar. Te damos ideas:

  • Flexibiliza el horario de entrada. Ayudará a las personas trabajadoras que tengan hijos o hijas a poder conciliar su vida personal y laboral. Imagínate cómo te podría ayudar a ti en tu día a día.

  • Impide la brecha salarial de género. Si están realizando las mismas funciones, remunera por igual a hombres y mujeres.

  • Contrata a personas de colectivos desfavorecidos: estarás contribuyendo a facilitar su inserción sociolaboral.

  • Adquiere materias primas locales. Reduces el uso de transporte y, por tanto, las emisiones de CO2 a la atmósfera y, además, activas la economía local.

  • Regala productos solidarios. En festividades como la Navidad puedes obsequiar con cestas de Comercio Justo. Este sistema comercial está permitiendo luchar contra la pobreza y la desigualdad, y facilitando que las familias y grupos productores puedan percibir un sueldo justo que les permita vivir de forma digna.  

  • Promueve iniciativas para mejorar el reciclado o el ahorro energético en tu empresa. Reutiliza los sobres o paquetes de tus empresas proveedoras para uso interno.

  • Siempre te acuerdas de apagar las luces antes de salir del baño pero, ¿lo hacen también los demás? Pide que se coloque un cartel para sensibilizar sobre ello o lanza ideas en las que todos podáis colaborar.

Seguro que se te ocurren muchas, ¡anótalas, compártelas y contagia el espíritu colaborativo!

Este tipo de responsabilidad atañe a todo el conjunto de la sociedad. Empresas y ciudadanía deben trabajar de forma conjunta para hacerla efectiva. Cuando una empresa es socialmente responsable y cuando las personas consumidoras eligen los productos y servicios de estas entidades, se producen efectos muy beneficiosos en el entorno. ¡Vale la pena ser responsables! ¿Estamos en el mismo barco?

Material complementario

Artículos

guía gratuita cuentos niños y niñas