Tiempo de lectura: 4 minutos

La vida slow es un cambio de actitud en la forma en que hacemos las cosas y, por tanto, en la manera en que vivimos. Esta filosofía de vida nos invita a mirar cada día desde otra perspectiva: si transformamos nuestro estilo de vida, nuestro cuerpo y nuestra mente lo notarán.

Las prisas no son buenas. ¿Cuántas veces has oído este dicho popular? Seguramente unas cuantas. ¿Pero lo has puesto en práctica? A veces, nuestro día a día parece una carrera de obstáculos y andamos corriendo de aquí para allá.

Pero estamos aquí para ayudarte, así que te damos algunas ideas para cambiar tu rutina diaria y saborear las 24 horas del día. ¿Sabes cómo? Invitándote a practicar una vida slow. ¡Descúbrela!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre el lenguaje no sexista y aprende  tips para aplicarlo en tu lenguaje cotidiano.

"vida-slow"

Conoce la filosofía de vida slow

La vida slow se vincula con el movimiento slow, surgido en Italia cuando la multinacional de comida rápida McDonald’s inauguró uno de sus restaurantes en la Piazza di Spagna, en Roma.

¿Cómo podríamos definir a este estilo de vida? Por ejemplo, como «vida lenta» o «vida pausada». ¡Pero no confundamos conceptos! Porque no se trata de holgazanear o de no hacer nada, sino de aprender a hacer las cosas de otra manera.

Una manera en la que no tienen cabida las prisas, ni el estrés, ni tampoco el agobio. La vida slow nos propone desligarlos del ritmo acelerado que nos impone la sociedad actual y atrevernos a vivir plenamente. ¿Damos el paso?

5 propuestas para practicar una vida slow

Esta filosofía de vida nos ayuda a vivir en equilibrio, pero para ello, primero, debemos cambiar nuestra mentalidad. Por ejemplo, prestando atención a aquello que realmente es importante, valorando las pequeñas cosas intangibles, siendo felices aprendiendo a apreciar la sencillez o apreciando nuestro entorno natural y disfrutando de una vida en armonía. ¿Comenzamos?

Descarga gratis la guía "Lenguaje no sexista"

Comer o alimentarse con productos naturales

No todos los ingredientes que agregas a tus platos son igual de saludables. Pero los productos de alimentación de Comercio Justo sí tienen esta característica. Por ejemplo, carecen de aditivos artificiales y colorantes, y se cultivan sin productos químicos.

Además del cuidado medioambiental, estos alimentos respetan a las familias productoras, ya que contribuyen a garantizarles una vida digna con igualdad de género y salarios justos. ¡Descúbrelos en las tiendas solidarias y tienda online de Oxfam Intermón!

"alimentacion-saludable"

Tierra Madre Cereales. Selección de cereales ecológicos para preparar platos más saludables. Quinoa Real ecológica de Bolivia o arroces integrales y Hom Mali (arroz jazmín) traídos directamente desde Tailandia. Tierra Madre es la marca de alimentación de Comercio Justo de Oxfam Intermón. Con este nombre rendimos homenaje a la naturaleza y destacamos también la importancia de la madre tierra para las familias campesinas que, gracias al cultivo, han mejorado sus condiciones de vida. La tierra es para ellas la única fuente de ingresos. Los frutos obtenidos con su cultivo les permiten salir de la pobreza y contribuir a que su entorno se desarrolle. © Cristina Fraile

Preparar comida o cocinar en familia y elaborar menús para compartir un momento distendido

Los platos precocinados y la comida rápida han conquistado nuestros hogares. Y cada vez dejamos más de lado nuestra tradicional dieta mediterránea. ¿Te identificas con ello? Para volver a los orígenes, te invitamos a oler los aromas, a sentir las texturas… ¡Cocina tus propios platos!

A continuación, te dejamos tres ricas recetas para que recuperes las sanas costumbres. ¡Te costará bien poco!

Vichyssoise de pepino de Mejor con Salud

Lasaña de setas de Kiimua

Panellets saludables de Delicious Martha

Añadir ingredientes o productos frescos

Muchos de los comestibles que consumimos no proceden de lugares próximos y han tenido que recorrer grandes distancias para llegar hasta tu despensa. Pero puedes acortarlas si te decides a cultivar tus propios alimentos en un huerto urbano casero. Dispondrás de alimentos recién recolectados y en su punto óptimo de maduración mientras disfrutas de los beneficios de cuidar de este pequeño espacio verde. ¡Pruébalo!

Desplazarse o estar en movimiento

El automóvil parece un apéndice del ser humano. A veces da la impresión que no sabemos hacer nada sin recurrir a él. ¿Por qué no dejas tu vehículo descansando y pones en marcha tus pies? Piensa qué trayectos de tu día a día puedes realizar a pie o en bicicleta. ¿Sabías que la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta sobre el avance del sobrepeso y la obesidad, y nos sugiere realizar actividad física de intensidad moderada para cuidar nuestro organismo? ¡Tenlo presente!

Ponerse ropa para seguir las tendencias o vestirse

La industria textil ha impuesto un ritmo desenfrenado de producción, compra y desecho de prendas. Greenpeace indica que anualmente se confeccionan 100.000 millones de prendas de ropa. El impacto ambiental de esta producción masiva es evidente, de modo que puedes plantarle cara al fast fashion, por ejemplo, adquiriendo textiles respetuosos como los de la marca de Comercio Justo Veraluna, que emplea fibras de algodón ecológico, u otras marcas de moda ecológica. Otra opción es elegir prendas de segunda mano de una tienda solidaria como son las tiendas segunda oportunidad de Oxfam Intermón y apoyar, además, los proyectos de la ONG. Si no las conoces, ¡no esperes más y cuéntanos tu experiencia!

Levantarse o despertar a un nuevo día

Posiblemente, cada noche, antes de acostarte, revisas las tareas o citas del día siguiente, y en cuanto suena el despertador o la alarma del móvil comienza tu particular carrera contra reloj. Respira hondo. ¿Lo más valioso es llegar a la meta o disfrutar tranquilamente de cada paso que damos con independencia de alcanzarla?

¡Tú decides! Impide que la rutina y los compromisos se adueñen de cada momento y vive más cada instante. Usa pequeños trucos para conseguir una vida slow. Por ejemplo:

  • Puedes comer despacio saboreando cada bocado, una práctica que tiene ventajas para tu salud según explican en 20Minutos.

  • Regálate a diario pequeños placeres que realmente te entusiasmen, como caminar bajo la lluvia o pasear por la playa tras la jornada laboral. ¡Te ayudarán a desconectar! Desde la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud nos indican que estar en contacto con la naturaleza es positivo; en el caso de los parques, su uso mejora nuestra salud física y mental.

  • Prioriza tus quehaceres, céntrate en lo verdaderamente importante y aprende a no enfadarte contigo si no puedes hacerlo todo, piensa que no eres un robot. Y no te olvides de dedicarte tiempo y cuidarte, ¿qué tal empezando poniendo en práctica unos ejercicios de mindfulness?

  • Los aparatos electrónicos producen efectos contraproducentes para la salud, tal como recoge El Heraldo. Dale un giro a tu ocio doméstico cambiando las pantallas de ordenador y la tele por un hobby más relajante, como puede ser escuchar música o practicar yoga. ¿Te animas? El yoga te aporta beneficios, además, puedes practicarlo en casa e incluso sumar a tus peques.

Estos son algunos pequeños ejemplos de cómo puedes evitar que el estrés domine tu vida y lograr gozar de salud. Recuerda que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la no existencia de enfermedades no implica tener salud, pues esta se define como un estado de total bienestar físico, mental y social. ¡Cuida tu mente, cuerpo y espíritu!

Piensa menos en mañana y más en ahora. Saborea cada momento de tu día. Siente. Vive. Pero intenta aplicar esta filosofía de vida de forma que sus valores no solo sean beneficiosos para ti, sino también para el medio ambiente y toda la ciudadanía. Cuidándote y respetándote, cuidas y respetas, también, el entorno humano y natural que te rodea. ¡Recuérdalo siempre!

Apostamos por decirle bye, bye a las prisas y dar la bienvenida a la armonía diaria, practicando un estilo de vida con una base mucho más saludable y sostenible. Este es el objetivo de la vida slow. Si quieres vivirla no tienes más que hacerte con nuestra guía gratuita Trucos para una vida eco-friendly y comenzar a disfrutar de todas sus ventajas. Con sus contenidos, tienes a tu alcance la oportunidad de vivir sin premuras ni estrés. ¿Vas a dejarla pasar?

Material complementario

Guías

Virales

Artículos

New Call-to-action