Tiempo de lectura: 3 minutos

Tómate un descanso en tu rutina diaria porque hoy toca un post creativo. Sí, de esos que tanto te gustan porque te permiten experimentar y dejar volar la imaginación.

Pon tu mente y tus manos en modo do it yourself… ¡hoy vamos a enseñarte cómo preparar tus tarros de cristal para conservas! ¿Te gusta la propuesta? Más te va a gustar después de leer este post…

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre trucos para llevar una vida  eco-friendly, llena de consejos para adoptar hábitos saludables y sostenibles.

"tarros-de-cristal-para-conservas"

Cómo reutilizar tarros de cristal para conservas  

Las conservas son un procedimiento tradicional que nos permite preservar alimentos y degustarlos tiempo después de su cosecha y recolección. También son un método para evitar el desperdicio alimentario o prolongar la vida útil de esos frascos de vidrio que tenemos en nuestros hogares. ¿Quieres empezar ya?

En primer lugar, Ecocosas te enseña el procedimiento de esterilización y sellado para tus tarros de cristal para conservas y te ofrece algunas recomendaciones. ¡Toma buena nota!

Esterilización

  1. Lava bien los botes y elimina el posible etiquetado que exista.

  2. Llena una olla grande de agua e introduce los recipientes y las tapas. Recuerda que deben quedar bien cubiertos por el agua.

  3. Tapa la olla. Enciende el fuego.

  4. Cuando el agua comience a hervir, baja un poco el fuego y déjalo durante 20 minutos.

  5. Saca los envases y seca bien una vez que vayas a utilizarlos para envasar la conserva.

Hay personas que prefieren limpiar bien los frascos e introducirlos en el horno durante 5 minutos a calor moderado.

Sellado (muy útil para salsas de tomate o sofritos)

  1. Introduce los recipientes cerrados en una olla con agua. El agua debe cubrir hasta el cuello del frasco, justo por debajo de la tapa.

  2. Coloca un trapo entre los envases para evitar que se puedan romper al hervir.

  3. Enciende el fuego y deja hervir 20 minutos o 40 minutos, dependiendo del fuego.

  4. Deja enfriar, saca y seca las conservas.

  5. Dale la vuelta al recipiente. Si observas burbujas moviéndose en el envase, es que ha quedado aire. Por tanto, debes consumir pronto su contenido porque si no, fermentará.

Consejos

  • Esteriliza los utensilios que vayas a emplear para elaborar tus conservas (hierve durante 15 minutos).

  • Emplea frascos que resistan correctamente temperaturas altas (100-114 ºC). Son recomendables aquellos que tienen un anillo de goma, tapa de vidrio o metal sujeta a él.

  • Asegúrate de que el cristal no está agrietado y de que las juntas o gomas de las tapas están en buen estado.

  • Etiqueta cada conserva con la fecha de elaboración y producto envasado.

¡Sí, así de fácil! ¿Te animas a ponerlo en práctica?

Descarga gratis la guía "Trucos para llevar una vida eco-friendly"

Estrena tus tarros de cristal para conservas con esta receta de mermelada

Los meses de febrero a mayo son la temporada de recolección y consumo de las fresas. Si te gusta esta fruta puedes disfrutarla también en forma de mermelada casera. La receta que te proponemos es muy sencilla y tus peques podrán ayudarte. ¡Disfruta cocinando en familia!

"como-hacer-conservas-caseras"

Receta de mermelada de frutillas

Receta extraída de Una huerta para todos. Manual de auto-instrucción, 5.ª edición revisada y ampliada de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Chile, 2014.

Ingredientes

  • 4,5 kg de frutillas (fresas)

  • 3,5 kg de azúcar. ¡Elígelo de Comercio Justo!

Modo de elaboración

  1. Coloca en una olla grande 4,5 kg de frutillas junto con 3,5 kg de azúcar. 

  2. Deja reposar toda la noche.

  3. A la mañana siguiente, con una cuchara de madera, revuelve todo y ponlo a fuego lento hasta que hierva (sin dejar de removerlo). Tiene que hervir hasta que se espese (puede ser una hora o una hora y media, aprox.).

  4. Cuando la mermelada esté bien espesa, introdúcela en los frascos de vidrio limpios.

  5. Deja enfriar, tápalos y guárdalos. ¡Ya están listos para ser consumidos!

 

¿Qué te parece probar la mermelada de fresa con nuestra receta de tarta de queso vegana? ¿O añadir una fina capa al pastel de avena con chocolate que te proponemos en nuestra guía gratuita El mejor chocolate de tu vida? También puedes rellenar con esta mermelada esas magdalenas tan ricas que elaboras. Mmm, ¡deliciosas! ¡Date un capricho dulce!

En casa de nuestros abuelos y abuelas preparar conservas era algo cotidiano. ¿Por qué no recuperamos esta buena costumbre? No dejes que se pierdan las recetas tradiciones familiares y añade ingredientes de Comercio Justo y de proximidad. Tus pequeñas acciones cotidianas, como pueden ser elaborar mermelada con ingredientes de Comercio Justo, tienen un gran valor y repercuten positivamente en la vida de las pequeñas familias campesinas. ¿A qué esperas?

trucos-para-una-vida-eco-friendly