Tiempo de lectura: 4 minutos

Repasemos nociones básicas de matemáticas. ¿Cuánto es uno por cero? Cero. ¿Y cuánto suman uno más uno? ¡Dos!

No, no hemos perdido la cabeza. Con estos cálculos solo queremos mostrarte que el movimiento feminista necesita a hombres trabajando junto a mujeres para hacer posible la equidad de género. Juntos y juntas, suman.

Conoce más a fondo esta corriente y ponte en marcha. ¡La sociedad y las generaciones futuras te están llamando!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre el lenguaje no sexista y aprende  tips para aplicarlo en tu lenguaje cotidiano.

"movimiento-feminista"

¿Cuánto sabes sobre el movimiento feminista?

Mujeres en red define el feminismo como el movimiento social y político que implica que las mujeres han tomado conciencia de haber sido un colectivo dominado por los hombres en el seno del patriarcado, lo cual las ha conducido a liberarse. ¿Te suena?

Así, el feminismo tiene como meta lograr la equidad de derechos entre las mujeres y los hombres, acabar con esa opresión y violencia que han padecido o superar los roles sociales tradicionalmente establecidos por el sexo.

Por tanto, el movimiento feminista es un proceso que transforma a mejor la sociedad, porque defiende la equidad en todos los ámbitos, pero ¿sabes qué es y qué no es?

  • Es cambiar la sociedad para el beneficio de toda la ciudadanía. No busca que las mujeres obtengan mayores ventajas. Ejemplo de ello es la afirmación del Banco Mundial en 2018 sobre cómo la disparidad de ingresos entre hombres y mujeres a lo largo de su vida genera pérdida de riqueza a nivel mundial.
  • No es una lucha de las mujeres contra los hombres. Es una reivindicación y un reconocimiento de los derechos fundamentales y libertades de las mujeres, para que ambos géneros convivan con respeto y justicia. Naciones Unidas señala que aún hay países donde los maridos están posibilitados a vetar que sus mujeres trabajen o donde se carece de leyes que amparen a las mujeres ante la violencia doméstica.
  • Es romper con todas las discriminaciones vinculadas con el género femenino para recuperar el papel que le corresponde dentro de su sociedad. En muchos de nuestros posts, como en este en el que te presentamos las sociedades cooperativas, te hemos explicado cómo en regiones como Nicaragua, tradicionalmente, la propiedad de la tierra que trabajan no ha estado en manos de las mujeres.
  • No es querer más oportunidades para las mujeres sino querer igualdad de trato. Si hombres y mujeres tienen la misma formación o capacidades, no les pongamos trabas a ellas solo por su sexo.
  • Es dejar atrás los roles y estereotipos de género y valorar a cada individuo. Las mujeres no son solo madres, esposas, educadoras de hijos e hijas, cuidadoras del hogar… Las mujeres son personas que pueden decidir por sí mismas, elegir su futuro y romper el techo de cristal.

Por tanto, hombres y mujeres pueden participar del proceso feminista porque nadie está excluido. ¿A qué esperas para sumarte?

< Descarga gratis la guía "Lenguaje no sexista"