Tiempo de lectura: 11 minutos

¿Te interesa el voluntariado y quieres saber más sobre esta forma de ayudar a los demás? Como sabes, se trata de un acto altruista que te permite donar tu tiempo y tu esfuerzo para contribuir a una causa concreta.

Ser voluntario o voluntaria significa participar en una causa colaborando de diferentes maneras, por eso es una práctica de la que puedes aprender mucho. Hoy queremos que conozcas todo aquello que, de un modo u otro, está relacionado con ella y que, de paso, te animes a probarlo. ¡Acabarás repitiendo!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre el voluntariado y descubre todo lo  que necesitas saber para llevar uno a cabo.

"Acción-humanitaria-Nigeria"

Oxfam trabaja en Nigeria, Níger y Chad ayudando a las personas refugiadas y desplazadas y a las comunidades locales que las están acogiendo. Distribuimos alimentos, agua potable y formación en higiene. También pedimos a gobiernos y donantes que actúen para salvar millones de vidas en riesgo. Pablo Tosco/Oxfam Intermón 

¿Cómo nace el voluntariado?

Se puede decir que el voluntariado nace desde las labores de beneficencia y caridad que diferentes religiones llevaban a cabo con las personas más necesitadas. Durante siglos, esta caridad se unió al concepto religioso hasta más o menos el periodo de la posguerra, cuando adquirió un carácter más político.

Tras la contienda europea, el continente necesitaba una recuperación económica, por lo cual empezaron a surgir organizaciones voluntarias que buscaban ayudar a aquellas personas con mayores necesidades y carencias.

Con el nacimiento de los estados de bienestar en toda Europa, el voluntariado fue adquiriendo un carácter institucional. Por ejemplo, en 1859 el suizo Jean Henri Dunant fue testigo de la batalla de Solferino entre italianos, austríacos y franceses. Hubo tantos heridos que los servicios sanitarios colapsaron, lo que le causó un impacto tan hondo que le llevó a escribir un libro que, tiempo después, fue considerado como el antecedente más próximo de lo que sería la Cruz Roja Internacional.

A partir de entonces, el voluntariado ganó protagonismo y se consolidó como una práctica que hoy día impulsan numerosas organizaciones, entidades, órganos e instituciones en diversas áreas y disciplinas.

¿Conoces los principales valores del voluntariado?

Hacer un voluntariado es una actividad llena de motivaciones y está promovida por diversos valores de los que no podemos dejar de hablarte. Mira algunos de ellos:

  • Altruismo: es uno de los más relevantes, pues tienes que tener en cuenta que ser voluntario o voluntaria supone donar tu tiempo y esfuerzo a una causa con el único objetivo de ayudar a los demás. Con el tiempo irás viendo que es muy gratificante y que la recompensa no es sólo monetaria.Esto no quiere decir que tengas que correr con todos los gastos de la actividad, pero sí que es una acción que no está remunerada como tal. Lo importante no es lo que puedas llegar a percibir por ello; lo importante es tu aporte.
  • Empatía: una de las cosas que hacen que una persona voluntaria se implique es que es capaz de ponerse en el lugar de los demás y ver el problema desde su propia perspectiva. Así, es capaz de involucrarse de forma más clara con su entorno y puede encontrar mejores soluciones.
  • Interacción social: el voluntariado no solamente es bueno para quien recibe la ayuda, sino también para quien la da. Si eres voluntario o voluntaria tendrás la oportunidad de conocer a personas que están involucradas en proyectos como el tuyo e interesados en ayudar a los demás.
  • Aprendizaje:como persona voluntaria conocerás nuevas situaciones a las que tendrás que enfrentarte y que te harán crecer como persona. Por ello, es una buena forma de forjar tu personalidad y de adquirir nuevos conocimientos para tu vida diaria y para tu desempeño profesional.

Principales ventajas de ser voluntario o voluntaria

Los beneficios del voluntariado son bidireccionales, es decir, son tanto para quien da la ayuda como para quien la recibe. Ese es uno de sus elementos esenciales. Ahora bien, ¿qué ganamos al vincularnos a este tipo de iniciativas? ¿De cuáles beneficios estamos hablando? Te contamos algunos de ellos:

  • Te hace sentir mejor con ti mismo: ayudar a los demás es una especie de terapia que nos permite conocernos y conocer otras realidades con las que no estamos tan habituados. Piensa que las personas a las que vas a ayudar son muy parecidas a ti y que ese hecho es motivo de satisfacción por la labor realizada.
  • Te permite dedicar tu tiempo a otras actividades: de esta manera te mantienes ocupado u ocupada y, sobre todo, tienes la sensación de emplear ese tiempo libre en causas que lo merecen.
  • Hace que conozcas otras personas: no sólo entrarás en contacto con gente que recibirá directa o indirectamente tu ayuda, sino también con otras personas voluntarias que tienen las mismas inquietudes que tú.
  • Te permite adquirir nuevos conocimientos: el voluntariado es una labor que por sí sola puede considerarse una fuente directa de conocimiento. Lo que aprendes mientras estás sobre el terreno es mucho. Pero no sólo eso: si optas por trabajar en un área o sector concreto, con el paso del tiempo notarás que te habrás especializado y serás todo un experto.
"voluntariado"

Un grupo de voluntarios durante la distribución del kit de invierno, mantas, sacos de dormir, mochilas y botasa las personas refugiadas. Pablo Tosco/Oxfam Intermón

¿Tienes idea de cómo empezar un voluntariado?

Lo primero es darte cuenta de que tienes la inquietud y la voluntad de ayudar a los demás y ser consciente de que vas a dedicar una parte de tu tiempo y un esfuerzo a un proyecto de este tipo. El voluntariado es sobre todo disposición.

Esto puede ocurrir de diferentes formas: puedes encontrarte un proyecto y tener ganas de participar en él o alguien puede hablarte de que es voluntario o voluntaria y convencerte de que lo acompañes a alguna reunión. Lo importante es dar el paso para ayudar y estar dispuesto a invertir tu tiempo en ello.

¿A qué tipos de voluntariado puedes vincularte?

La verdad es que hay muchas formas de voluntariado. La clasificación de todas ellas depende de numerosos factores. A continuación queremos presentarte algunas categorías para que tengas más claridad sobre este asunto:

  1. Voluntariado por áreas:

– Acción social: normalmente se realiza en tu ciudad y se centra en ayudar a personas en riesgo de exclusión social o vulnerabilidad, como inmigrantes, discapacitados o familias con problemas.

– Ambiental: si te interesa la preservación de la naturaleza, también puedes formar parte de un proyecto de voluntariado ambiental.

– De emergencias: si surge alguna situación que requiera una actuación rápida, se pueden cubrir actividades con personas voluntarias de cualquier tipo.

– De cooperación o internacional: se realiza en otro país y se focaliza en la cobertura de necesidades básicas como educación, sanidad, empleo, entre otros, especialmente en contextos marcados por la pobreza y la desigualdad.

  1. Por el lugar donde se presta:

En tu ciudad: son diferentes actividades enfocadas a ayudar a comunidades en riesgo de exclusión social, pobreza, desigualdad u otras acciones necesarias en tu área de influencia.

En la sede de la organización: muchas asociaciones, entidades u ONG’s de necesitan ayuda con cuestiones organizativas o de gestión. También es otra forma de prestar tu tiempo y esfuerzo.

Internacional: se presta en un país diferente al tuyo. Por lo general, te enfrentarás a situaciones muy distintas a las que estás acostumbrado.

  1. Según la forma de involucrarte:

– Formal: es aquel en el que formas parte de una organización que supervisa tu trabajo y lo organiza.

– Informal: es el que puedes hacer tú a nivel particular.

Virtual: utiliza otros canales como el teléfono móvil o los chats asistenciales. De hecho, este tipo de voluntariado ha adquirido mucha relevancia a través de la red, desde donde también se puede ofrecer ayuda a las personas.

Si estás interesado en hacer un voluntariado, pero al mismo tiempo no sabes a cuál de ellos vincularte, responde a las  6 preguntas de este quiz y descúbrelo. Con este sencillo cuestionario podrás descubrir ahora mismo qué tipo de voluntariado es el más idóneo para ti y en qué áreas podrías focalizar tus esfuerzos.

¿Cómo encontrar ofertas de voluntariado?

Si a estas alturas estás a un paso de hacer un voluntariado, queremos hablarte de cómo encontrar ofertas que encajen con tu rutina o que supongan una oportunidad de conocer este mundo. ¡Es más fácil de lo que piensas!

Lo primero que tienes que tener en cuenta es en qué tipo de programa quieres participar. Puedes apostar por un voluntariado en tu ciudad, un voluntariado europeo o incluso un voluntariado con personas refugiadas.

Una vez tengas claro este aspecto podrás hacer una búsqueda más exhaustiva de las oportunidades en tu ciudad o ponerte en contacto con una organización de tipo internacional para iniciar los trámites de tu vinculación al proyecto.

¡Ah! Y, además, asegúrate de que cuando encuentres las ofertas tengas claros todos los requisitos y si los cumples. De esta manera será más fácil llevar a cabo los trámites para vincularte al programa. No importa que tengas que buscar varias opciones: lo que de verdad importa es quedarte con la que mejor encaja con tu perfil.

En internet hay numerosos recursos para buscar ofertas de voluntariado, como por ejemplo la web hacesfalta.org, en la que encontrarás diversos proyectos de carácter internacional. O, si prefieres algo cercano, puedes consultar la página voluntariado.net.

Descubre lo que hemos logrado este último año

Los derechos de las personas voluntarias

Uno de los aspectos más importantes que tienes que tener claros a la hora de hacer un voluntariado es que a cambio de dar tu tiempo y esfuerzo debes solicitar una serie de derechos concretos que harán tu trabajo más fácil y seguro. Por eso queremos resumirte algunos de ellos. ¡Tenlos presentes!

  • Tienes derecho a recibir información y formación permanente para ejercer tus funciones durante la vigencia del proyecto.
  • Tienes derecho a disponer de los materiales que te hagan falta para ello.
  • Derecho a recibir un trato no discriminatorio y que se respete tu libertad, intimidad y dignidad.
  • Tienes derecho a participar de forma activa en la organización a la que pertenezcas colaborando con su estructura interna.
  • Tienes derecho a que te aseguren en caso de accidente o enfermedad si alguna de estas dos circunstancias tiene que ver con el desempeño de tus tareas como voluntario o voluntaria.
  • Aunque no es una actividad remunerada, los gastos no deberían correr por tu cuenta; tienes derecho a pedir su reembolso.
  • Derecho a garantizar las condiciones necesarias de seguridad y de higiene, según las características de la actividad que estés desempeñando.
  • Derecho a tratarte con respeto y dignidad.

¿Cómo es el voluntariado en España?

El voluntariado ha evolucionado mucho con el paso del tiempo y tiene características diferentes en cada país. En este punto del texto nos gustaría hacer un repaso de cómo es el perfil de la persona voluntaria española y qué actividades desarrolla en la mayoría de los casos. ¿Nos acompañas?

  • La forma de aportación cambia según la edad de los españoles. Así, los mayores de 65 años realizan sobre todo donaciones monetarias y los más jóvenes suelen aportar, en mayor medida, su tiempo.
  • Un 38,1% de los españoles colabora con el sector de las ONG, tanto con su tiempo como con donaciones. En este último caso, la cifra alcanza un índice de 9,3%, es decir, alrededor de 4 millones de personas.
  • Según los datos del del Observatorio de la Plataforma de Voluntariado publicados en 2016, el perfil tipo de la persona voluntaria en España es una mujer menor de 24 años, con estudios universitarios, sin cargas de familia y con un nivel económico alto que busca ayudar a los demás de forma desinteresada.
  • Las organizaciones que apuestan por el voluntariado coinciden en que por lo general normalmente los españoles y las españolas que lo prueban repiten. De hecho, un 81% de las personas encuestadas dijeron que su experiencia fue muy satisfactoria.
  • El preferido en España es el voluntariado social, seguido por el sanitario y el educativo. Las actividades más recurridas son acompañar a personas con algún tipo de necesidad, trabajos a la comunidad, asistencia individual, recogida de alimentos y tareas administrativas.

Viajes de voluntariado en el extranjero: todo lo que debes saber

Debido a gran la acogida que sigue teniendo el voluntariado como práctica, sobre todo en el extranjero, las opciones para vincularse a un proyecto de este tipo no solo han aumentado en número sino también en variedad.

"voluntariado"

Oxfam trabaja en Nigeria, Níger y Chad ayudando a las personas refugiadas y desplazadas y a las comunidades locales que las están acogiendo. Distribuimos alimentos, agua potable y formación en higiene. También pedimos a gobiernos y donantes que actúen para salvar millones de vidas en riesgo. Marcela Ospina

Es posible que tengas muchas dudas al respecto (¡es normal!). Sin embargo, elegir la que más se adapte a tus necesidades es un proceso mucho más sencillo si tienes en cuenta los elementos esenciales de los viajes de voluntariado. Aquí tienes algunos:

  • Motivaciones personales:

Todos tenemos razones propias para hacer un voluntariado en el extranjero. Revisa cuáles son las tuyas y mira si encajan con el programa que te ofrecen. Se trata de tener el máximo grado de compatibilidad con la labor que desarrollarás. Recuerda que nadie toma un avión de un día para otro o sin razón aparente. Si vas a hacerlo, que sea por algo que valga realmente la pena.

  • Contrato vinculante:

Asegúrate de que el contrato que firmes con la organización que lidera el proyecto es viable. Es decir, no te comprometas a cosas que no puedas cumplir; sé realista y deja claras las condiciones de tu vinculación.

  • Disponibilidad de tiempo:

El tiempo es un factor determinante en un voluntariado. Las opciones que existen son diversas: en algunos casos, una disponibilidad mínima de 2 semanas será suficiente; en otros casos, se requerirá mayor tiempo de vinculación. La pregunta en este caso es: ¿de qué tiempo dispones? ¿Cuánto tiempo tienes para la realización de las labores que te asignarán en el proyecto?

  • Experiencia en el área o capacitación:

Revisa tu nivel de experiencia en el área del voluntariado. Sí, es cierto que existen voluntariados a los que nos vinculamos sin tener formación previa y que, por eso mismo, resultan experiencias en el sentido amplio de la palabra. Sin embargo, no dejes de informarte en aspectos como el lugar de destino, las labores a realizar, las características de la población nativa, etc. Lo ideal es que tengas experiencia en ese plano, aunque si no la tienes puedes capacitarte para ello.

  • Valores de la organización:

Tú tienes unos valores que te guían a la hora de elegir una opción de voluntariado en el extranjero. Pues bien, mira que dichos valores coincidan con los principios de la organización responsable de implementar el proyecto. ¡Es una buena forma de saber si estás ante una iniciativa idónea para ti!

  • Alojamiento, seguridad y asistencia:

También debes asegurarte de que las condiciones logísticas en las cuales llevarás a cabo tu labor de voluntario sean óptimas. Sí, cierto es que casi todos los lugares de destino sufren serias limitaciones de logística y son contextos marcados por problemas estructurales como la pobreza y la desigualdad. Sin embargo, eso no quiere decir que tengas que renunciar a condiciones esenciales para una buena estadía. Valora cosas como la seguridad, la alimentación o el alojamiento, el acceso a recursos básicos, entre otros.

¿Necesitas más información y no sabes dónde acudir? Puedes preguntar a la propia organización con la que te interese. Otra opción es acudir a instituciones de carácter genérico, como por ejemplo: el Instituto de la Juventud, que promueve proyectos para jóvenes; la Fundación HazloPosible, en la que encontrarás información sobre diversas iniciativas; o incluso el Servicio de Voluntariado Europeo, que ofrece alternativas para aquellos que busquen un proyecto en nuestro continente.

Voluntariado con refugiados: ayudar a quien más lo necesita

El voluntariado con refugiados es un tipo de voluntariado diferente y que trabaja con personas con necesidades concretas relacionadas con el desplazamiento forzoso. Todos ellos precisan una solución urgente y por eso se actúa desde varias perspectivas; el objetivo es cubrir todos los ámbitos posibles.

"voluntariado"

Ahmed, 35, Esraa, 24, tienen dos hijas, una de 5 años y otra de 16 días. En 2013 decidieron huir a Líbano donde han vivido durante 4 años en el campo de refugiados palestinos sirios de Saida. Las condiciones de vida allí eran muy penosas, especialmente para una familia. Era muy difícil encontrar trabajo y pagar el alquiler. Además, Esraa se quedó embarazada y era difícil y caro ir al médico. Por todo ello, pidieron viajar a Europa a través del corredor humanitario.Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Ahora bien, eso no quiere decir que el voluntariado con refugiados sólo pueda llevarse a cabo de manera presencial. Existen puestos de voluntariado online que te permiten ayudar a estas personas desde tu propia casa. ¡Infórmate!

Mientras lo haces, nosotros vamos a profundizar un poco más en estas dos modalidades del voluntariado con refugiados: el presencial y el online.

  • Voluntariado online:

En el Programa Internacional de Voluntariado online de Naciones Unidas puedes encontrar oportunidades que coincidan con tus intereses, habilidades, capacidades o experiencias y enviar tu solicitud directamente a organizaciones de desarrollo en todo el mundo, que son las que  seleccionan a las personas voluntarias. Si eliges un proyecto de este tipo, puedes encargarte de tareas administrativas, de traducción o de otras labores necesarias para la marcha de los proyectos. De hecho, si sabes algún idioma adicional o tienes habilidades que crees que pueden ser interesantes, también puedes ponerte en contacto con alguna asociación que gestione este tipo de voluntariado con refugiados. ¡Tus aportes serán bienvenidos!

  • Voluntariado presencial:

Pero si tienes más tiempo y prefieres ayudar sobre el terreno, tienes la alternativa de apuntarte a algún programa de voluntariado internacional como el que ha sido habilitado por Naciones Unidas. Podrás ser útil en diferentes agencias de la ONU, según tus objetivos y las necesidades de cada momento. Solo tienes que enviar un formulario para recibir más información al respecto. Otra iniciativa interesante es la de Proactive Open Arms, una ONG de Badalona cuya principal misión es rescatar del mar a los refugiados que llegan a Europa huyendo de guerras, persecución, pobreza, crisis alimentarias o catástrofes naturales.

¿Por qué hacer un voluntariado en tiendas de segunda mano?

¿Qué tal si en nuestro plan incluimos colaborar en alguna tienda de segunda mano? Seguro que a más de uno os gustaría cooperar con una ONG y aportar vuestro granito de arena para contribuir al cambio que estos locales están generando.

Existen diferentes medios para unirse a este gran proyecto, cuyo objetivo principal es luchar contra la situación de desigualdad e injusticia que se vive en muchos puntos del planeta y que por lo general está vinculado a asociaciones sin ánimo de lucro.

Este tipo de comercios ofrecen esperanza y un mañana digno para todos y todas a través de los proyectos que se financian con las donaciones y la compra de prendas por parte de gente solidaria como tú.

Los requisitos que se exigen a una persona interesada en el voluntariado en una tienda de segunda mano son básicamente dos: disponer de tiempo para dedicar a la atención de los usuarios y, sobre todo, tener ganas de cambiar el mundo.

  • Las tiendas de segunda mano de Oxfam Intermón:

Si decides unirte a nuestra marea del cambio en Oxfam Intermón, te sumarás al equipo de unos 35 miembros que trabajan las tiendas. Ellos y ellas contribuyen al reciclaje y la reutilización de las prendas, los zapatos, los bolsos o la bisutería que han sido donados previamente.

Gracias a su implicación y su compromiso, los voluntarios y las voluntarias de nuestras tiendas de segunda mano colaboran en la recaudación de fondos para que podamos seguir desarrollando proyectos de cooperación y acción humanitaria y mejorar, así, la vida de personas que no han tenido la misma suerte que nosotros.

Te esperamos de lunes a sábado de 10-14 h y de 16-20:30 h en nuestras tiendas de Barcelona. En Valencia tenemos el mismo horario, pero por las tardes la apertura es a partir de las 16:30 h; entre tanto, en Madrid nos vamos algo antes, a las 20:00 h.

Pilar Orenes, directora del Departamento de Personas y Organización de Oxfam Intermón, nos recuerda el valor del voluntariado al decirnos que “es un canal de participación en la sociedad que contribuye a la generación de una ciudadanía global y al cambio social que queremos promover como organización”.

Cada pequeño gesto cuenta, y solo necesitas un poco de ilusión y muchas ganas de cambiar el mundo para hacer realidad una segunda oportunidad para muchas personas y construir un mundo basado en la igualdad ¡Di sí al voluntariado e invita a tu entorno a enrolarse en la causa!

Opciones de voluntariado para el regreso de vacaciones

Cualquier excusa es perfecta para enrolarte en un grupo de voluntarios y voluntarias.  Además, no sólo las vacaciones son la temporada idónea para ello. También puedes hacerlo después del verano, es decir, la época en la que reiniciamos un nuevo ciclo de actividades. Qué mejor que incluir en tu agenda un proyecto de este tipo, ¿no crees?

Si lo tuyo es el medioambiente, por ejemplo, los proyectos que buscas se orientarán a la conservación de los parques, la creación de huertos ecológicos o la preservación de animales y la siembra de árboles, entre otras.

"voluntariado"

Diego García Cotrina

Pero si tus intereses son de otro tipo, las opciones que tienes a mano se amplían. Lo importante del caso es que aproveches esa reacomodación típica que viene después del verano para animarte a participar en un proyecto de estas características. La lista de opciones es variada. ¡Echa un vistazo a algunas de ellas!

  • Recaudación de fondos:

Una de las tendencias actuales de voluntariado es la recaudación de fondos online, es decir, personas que se dediquen a captar fondos a través de internet para causas sociales. ¿Tienes conocimientos de crowdfunding y se te da bien eso de moverte por la red? Ya está, ¡eres la persona indicada!

  • Países en vías de desarrollo:

También puedes realizar viajes cortos a países en vías de desarrollo, por ejemplo a algunos de África, y contribuir de este modo al desarrollo de proyectos relacionados con la sanidad y la medicina, la educación, las infraestructuras, el acceso al agua y la atención de refugiados y desplazados.

  • Poblaciones vulnerables:

Tanto en España como en el resto de la Unión Europea existen alternativas de voluntariado para los interesados en ayudar a poblaciones en riesgo de exclusión social, discapacitados, personas mayores y otros colectivos. ¿Te atrae la idea? Ponte en contacto con asociaciones especialistas en cada campo.

  • Reparto de alimentos:

Otra modalidad de voluntariado en boga es el reparto de alimentos. Basta con ponerte en contacto con alguna de las organizaciones dedicadas a ello y sumarte a los grupos de voluntarios y voluntarias que se encargan del reparto de productos, víveres y artículos de primera necesidad, así como a la captación de donantes en tiendas y supermercados.

Conclusión: ¿qué tener en cuenta a la hora de ser voluntario o voluntaria?

A lo largo de este post te hemos hablado del voluntariado como práctica social, de sus numerosas ventajas y de cómo encontrar ofertas que encajen contigo, pero antes de terminar queremos hacer un resumen de la información que te hemos dado.

Recuerda que antes de nada es importante que pienses en qué tipo de actividad encaja mejor con tu perfil. A medida que vayas participando en proyectos de este tipo encontrarás opciones diferentes para ir creciendo como voluntario o voluntaria.

Puedes hacer una búsqueda en plataformas especializadas donde encontrarás actividades en tu ciudad, o incluso ofertas de voluntariado europeo o internacional. También puedes ponerte en contacto con las organizaciones para conocer de primera mano los requisitos a fondo e iniciar los trámites.

Ten siempre presentes tus derechos como persona voluntaria y exígelos siempre que lo creas necesario. En contraposición, debes seguir las indicaciones que se te dan y cumplir los requisitos que se te exigen, pero siempre con referencia a estos derechos.

Por último, queremos animarte a que pruebes esta filosofía de vida, que como bien dice el estudio que te presentábamos antes, acaba enganchando y tiene un nivel de satisfacción muy alto. A medida que conozcas este mundo te irás involucrando más, adaptando a las exigencias y consiguiendo nuevas oportunidades de dar una parte de ti a quienes más lo necesitan. ¿Quieres más motivos?

Material complementario

Guías

Test

Artículos

voiluntariado red teje todos