Tiempo de lectura: 3 minutos

Te lo hemos contado mil y una veces en este blog, pero nunca nos cansaremos hacerlo: uno de los principales retos que afrontamos en la actualidad para cuidar el medio ambiente es la reducción de los residuos que producimos. ¡Y seguiremos insistiendo!

Entre los residuos que generamos, podemos destacar el plástico como uno de los más contaminantes y frecuentes. Se fabrican a partir de petróleo, contaminan durante su fabricación e incineración, tardan miles de años en desconponerse y algunas de las tintas que se imprimen en el plástico son tóxicas.

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre el calentamiento global y descubre  sus causas y consecuencias.

contaminación agua

¿Sabías qué…?

Para comenzar a entender el gran problema que supone el plástico, te damos algunos datos que dan mucho que pensar:

  • Según Greenpeace, una botella de plástico tarda en descomponerse unos 600 años aproximadamente; una bolsa, 55, y un globo, 6 meses. ¿Necesitas más?
  • Se desconoce la cantidad exacta de plásticos en los mares pero según datos de Greenpeace se estima que son entre 5 y 50 billones de fragmentos de plástico, sin incluir los trozos que hay en el fondo marino o en las playas.
  • En España, el 50% de los plásticos que llegan a los sistemas de gestión de residuos terminan en los vertederos sin ser reciclados (Greenpeace)

.plástico

La necesidad de revertir estas cifras, de frenar la producción de plástico y de reciclar es más que urgente si queremos vivir en un entorno sostenible. Sin embargo, como una imagen vale más que mil palabras, te queremos mostrar dónde acaba el plástico que tiramos cada día para que seas consciente del daño que produce.

Descarga gratis la guía "Cambio climático"

 

contaminación

La mayor parte del plástico que utilizamos no se recicla y se utiliza una sola vez, por lo que acaba en vertederos. 

Además, las playas, los mares, los océanos o los ríos son algunos de los lugares donde suele ir a parar el plástico que utilizamos cada día. Según un cálculo realizado por un equipo de científicas y científicos, cada año pueden llegar al océano entre 5 y 13 millones de toneladas métricas de plástico. El principal problema deriva de trozos muy pequeños de fibras sintéticas que suelen provenir de la ropa. ¿Lo sabías?

Pero quienes se ven afectados por los desechos de plástico no solo somos las personas sino también los pájaros, los peces, las plantas y, en general, la flora y la fauna, tanto del mar como de la tierra o de los ríos y lagos. De hecho, en el año 2009 la FAO estimó que hay 640.000 toneladas aproximadamente de redes de pesca abandonadas en el fondo del mar y siguen atrapando animales.

muerte de aves

¡Hay más cosas que contar! En nuestro día a día utilizamos, a veces sin darnos cuenta, muchas bolsas de plástico para guardar cosas o para ir a la compra. ¿Sabes que en el mundo se consumen más de un millón de bolsas por minuto? El problema no es solo ese, sino que solemos utilizar las bolsas una única vez. Es posible que hayas visto por la calle imágenes como esta:

basura

No debemos acostumbrarnos a los paisajes que te hemos mostrado hasta ahora ni deben ser los que dejemos a nuestros hijos e hijas. Es momento de actuar, ¿no te parece?

Tú puedes hacer mucho. ¡Descubre cómo!

Ya has visto que el plástico supone un problema realmente grave para el medio ambiente y, aunque te parezca que tu aporte es insignificante, en realidad tiene un gran impacto si toda la población nos concienciamos y aportamos nuestro granito de arena cada día. Te damos algunas ideas:

  • Reutiliza botellas de plástico: las botellas de plástico que tengas en casa pueden tener una segunda vida si las utilizas para hacer jarrones, macetas o, incluso, un jardín vertical.
  • No compres bolsas de plástico. Lleva tus propias bolsas cuando compres y utilízalas varias veces. Puedes utilizar bolsas de plástico, papel u otro material vegetal.
  • Compra productos que no estén empaquetados en plástico sino en cartón o vidrio.
  • Utiliza utensilios de cocina que sean de madera o acero inoxidable.
  • Apuesta por el “do it yourself”. Reutilizar el plástico que tienes en casa puede ser una buena forma de que aprendas a hacer manualidades con materiales reciclados.
  • Olvídate de lo desechable. No utilices platos, cubiertos o vasos de plástico, son cómodos pero mucho más contaminantes.
  • Aprende a utilizar el contenedor amarillo. Cuando tires envases de plástico a la basura utiliza el contenedor amarillo para poder reciclar.

Estos son solo algunos consejos que puedes seguir cada vez que generes residuos. Es tan fácil como pensar antes de utilizar algo que tenga plástico, porque probablemente exista una opción más ecológica. Y tú, ¿qué haces en tu día a día para evitar utilizar plásticos? ¿Nos lo cuentas?

Material complementario

Guías

Artículos

voiluntariado red teje todos