Tiempo de lectura: 5 minutos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el agua contaminada como aquella cuya “composición haya sido modificada de modo que no reúna las condiciones para el uso que se le hubiera destinado en su estado natural”.

No estamos hablando de cualquier recurso. Recuerda que se trata de nuestro principal recurso natural, fuente de nuestro bienestar y salud y elemento indispensable para los procesos industriales, alimenticios, médico-sanitarios y, en general, para el desarrollo. ¡Empecemos por tomar conciencia!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre consumo responsable del agua y  descubre algunos consejos prácticos para consumirla de forma responsable. 

Sin embargo, en la actualidad nos enfrentamos a un enorme reto: la contaminación de nuestras fuentes de agua más importantes, como son los ríos, los océanos, los canales, los lagos y los embalses.

Es una de las grandes preocupaciones de nuestra época, pues sin agua de buena calidad es imposible garantizar el bienestar del medio ambiente, de la especie humana, de los animales y de las plantas. ¡Averigua por qué se produce para saber cómo podemos combatirla! 

"contaminacion-del-agua"

New Call-to-action

¿Qué significa que el agua está contaminada?

Seguro que has escuchado en más de una ocasión la frase “el agua es vida”. Para comprender el grave problema al que nos enfrentamos, debemos entender primero qué caracteriza al agua contaminada. La ONU nos lo explica:

  • La presencia de componentes químicos o de otra naturaleza en una densidad superior a la situación natural. Es decir, la existencia de sustancias como los microbios, los metales pesados o los sedimentos. Estos contaminantes degradan la calidad del agua.

Para garantizar la inocuidad del agua y proteger la salud, la Organización Mundial de la Salud ofrece unas recomendaciones en las Guías para la calidad del agua potable.

  • Calidad microbiológica. Para verificarla se realizarán análisis microbiológicos (estudio de microorganismos indicadores de polución fecal, como sería la existencia de Escherichia coli o el diagnóstico de densidad de patógenos).

  • Calidad química. Para comprobarla se efectuarán análisis para vigilar la presencia de aditivos, los elementos procedentes principalmente de los componentes y productos químicos empleados en la obtención y distribución del agua.

Contaminación del agua: causas del problema

En la actualidad, cerca de 5 millones de personas en el mundo mueren por beber agua contaminada, una situación que se agudiza especialmente en aquellos contextos de exclusión social, pobreza y marginamiento.

Para entender esta situación, quizá debamos remontarnos a las principales causas que han provocado la contaminación del agua. Veamos cuáles son:

1) Desechos industriales

La industria es uno de los principales factores que provocan la contaminación del agua. Desafortunadamente, miles de empresas aún desconocen el buen uso que se debe dar a este recurso y vierten cantidades de productos contaminantes derivados de sus procesos industriales. Los ríos y los canales son los más afectados por estas malas prácticas.

2) Aumento de las temperaturas

Aunque no lo parezca, el calentamiento global también influye en la contaminación del agua. ¿Cómo es posible? La explicación es sencilla: cuando un ecosistema sufre temperaturas por encima de las habituales, las fuentes de agua disminuyen su cantidad de oxígeno, lo cual hace que el agua altere su composición.

3) Uso de pesticidas en la agricultura

La gran mayoría de los procesos agrícolas de nuestro tiempo emplean fertilizantes y productos químicos para el cultivo y la producción de los alimentos. Pues bien, estos productos se filtran a través de canales subterráneos que, en la mayoría de los casos, acaban en las redes de agua que utilizamos para nuestro consumo. Este agua difícilmente será tratada para que vuelva a los canales aptos para el consumo.

4) Deforestación

La excesiva tala de árboles contribuye a que los ríos, los lagos y otras fuentes hídricas se sequen. Además de esto, la tala de bosques no en todos los casos incluye la retirada de las raíces de los árboles que están en las orillas de los ríos, lo cual provoca la aparición de sedimentos y bacterias bajo el suelo y la consiguiente contaminación de este preciado recurso.

5) Derrames de petróleo

Finalmente, no podemos olvidar una práctica que tradicionalmente ha provocado la contaminación de aguas en diversos puntos del planeta: los vertidos de crudo y sus derivados. Dichos vertidos se deben al transporte deficiente del petróleo y a la filtración de productos como la gasolina, que generalmente es almacenada en tanques bajo tierra; en muchos casos, los tanques tienen fugas y la sustancia se filtra a los cuerpos que están a su alrededor, entre ellos las fuentes de agua aptas para el consumo humano.

Efectos de la contaminación del agua

Piensa: ¿cuántas de tus actividades diarias tienen como protagonista al agua? Muchas, ¿verdad? El agua limpia es sinónimo de salud, confort y desarrollo. Si te has planteado alguna vez las consecuencias que genera la contaminación del agua, ¡lo que sigue te interesa!

"prevencion-enfermedades-agua-en-mal-estado"

Sesión de formación en prevención de cólera en Minkaman, Sudán del Sur. ¡Lavarse las manos salva vidas! Algo tan cotidiano para nosotros representa un gran avance en higiene y prevención de enfermedades, como la diarrea y el cólera. En esta zona, antes solo un 25%-30% se lavaba las manos, ahora se está consiguiendo que la mayoría se las lave 3 veces al día. En la sesión de formación, los niños y niñas que se han lavado bien las manos con agua y jabón pueden disfrutar después de un trozo de mango, pelado con un cuchillo bien limpio. La demostración y la participación es la mejor forma de aprendizaje. © María Sánchez Contador / Oxfam Intermón

Enfermedades

El consumo de agua sucia o su uso para la higiene y el saneamiento está vinculado a múltiples dolencias. La Organización Mundial de la Salud habla de diarrea, cólera, hepatitis A, disentería, poliomielitis y fiebre tifoidea, entre otras.

La prevención, a través de la mejora de las infraestructuras de abastecimiento, saneamiento e higiene, facilitaría el empleo de agua limpia para la alimentación y el aseo familiar en detrimento de las aguas estancadas.

Mortalidad

Lamentablemente, el agua sucia tiene un riesgo asociado aún mayor. Según la OMS, las enfermedades diarreicas provocan anualmente 1,5 millones de muertes. De ellas, más de 840.000 tienen su causa en la falta de agua salubre junto a una higiene y un saneamiento insuficientes.

Desnutrición

En el informe Improving Nutrition Outcomes with Better Water, Sanitation and Higiene elaborado por la OMS, UNICEF y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), se indica que la desnutrición está relacionada con una dieta insuficiente y las enfermedades infecciosas, ya que existe una correlación entre alimentación, salud y cuidado.

De este modo, una dieta saludable cubrirá las necesidades nutricionales, pero también es necesario un ambiente adecuado, con servicios de salud, saneamiento y unas prácticas higiénicas apropiadas, y, para todo ello, es esencial disponer de agua segura.

Ecosistemas

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP), en su informe Towards a Pollution-Free Planet, alerta sobre los efectos de la contaminación del agua dulce sobre el medio ambiente, ya que impacta sobre los hábitats provocando la pérdida de la biodiversidad acuática y facilita la floración de algas nocivas o la eutroficación.

¿Qué se puede hacer para evitar la contaminación del agua?

La Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció en 2010 mediante la Resolución 64/292 el derecho de todo ser humano al agua limpia y al saneamiento. Te damos ideas para que tus hábitos cotidianos no ensucien un agua que es de toda la ciudadanía.

Vigila tus productos de limpieza domésticos

Tras su buen olor, poder desinfectante o durabilidad se esconden sustancias químicas dañinas que afectan al medio ambiente. ¿Te lo habías planteado?

Infórmate a fondo de esta cuestión en Consumo Responsable, descubre la importancia para ti y tu familia de vivir en un hogar sin tóxicos y averigua en Por el Clima dónde puedes comprar productos y servicios con alma verde. ¡Vale la pena!

Deposita cada residuo en su lugar correspondiente

Los medicamentos no deben tirarse a la basura ni arrojarse al inodoro, ya que podrían terminar en las fuentes de agua potable.

La OMS explica que hay estudios que han encontrado en agua residual, agua potable y fuentes de agua concentraciones de trazas de productos farmacológicos. Aunque señala que dichas concentraciones son mínimas.

¡Recuerda depositar los fármacos en el punto Sigre de tu farmacia y prevenir su presencia en el agua limpia!

Elige bien tus prendas

La industria textil es una de las más contaminantes del mundo debido a sus malas prácticas, como el vertido de residuos tóxicos en los cursos de agua.

Moda sucia: la contaminación en la cadena de suministros del textil está intoxicando a la viscosa, informe de Changing Markets Foundation que cuenta con la colaboración de Ecologistas en Acción, te ayudará a ser más responsable con tus compras.

Tras leerlo, puede que prefieras vestir ropa eco-friendly, como es la marca Veraluna de Comercio Justo, ya que está elaborada con algodón orgánico, o elijas textiles con la etiqueta ecológica Made in Green by Oeko-Tex, libres de sustancias nocivas y producidos de forma sostenible. ¡Tú eliges!

Involúcrate

¿Cuántos kilómetros andarías para conseguir agua? Este es el vídeo con el que UNICEF nos acerca a la cruda realidad que viven los menores en Somalia. ¡Compártelo y difunde su mensaje!  

En el post de hoy queríamos mostrarte cómo la falta de agua potable tiene graves consecuencias para nuestra salud y para la del planeta en general. Por eso es esencial hacer un uso responsable del agua y emprender medidas encaminadas a reducir las causas que provocan su contaminación. Aunque parezca un hito inalcanzable, empezando por ser responsables a pequeña escala ya estaremos contribuyendo a la causa. Recuérdalo: ¡está en tu mano!

Comienza hoy mismo a practicar hábitos domésticos saludables con el planeta. Tu aportación no es insignificante, es mucho más valiosa de lo que crees. ¿Aún no te has dado cuenta? Conciénciate y conciencia a tus peques de nuestro entorno y el papel que tenemos en él y, ¡cuidemos entre todos y todas del medio ambiente!

consumo-responsable-agua

 

Material complementario

Guías

Virales

Artículos