Tiempo de lectura: 7 minutos

La desigualdad económica es una profunda huella que está arrebatando los derechos básicos a la ciudadanía mundial. ¡Nos afecta a todos y a todas! No actuar no es una opción. Debemos ponerle freno. ¡Averigua cómo te afecta y plántale cara hoy mismo!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita sobre el consumo responsable, llena de  consejos para adoptar hábitos saludables y sostenibles.

"desigualdad-economica"

¿Qué entendemos por desigualdad económica?

Una definición rápida de la desigualdad económica sería decir que consiste en un reparto desequilibrado de riqueza y rentas económicas entre los miembros o grupos de una comunidad, según nos explica Wikipedia.  

Pero no vamos a enredarte con definiciones sobre economía. Preferimos ofrecerte algunos datos del informe Una economía al servicio del 1% de Oxfam Intermón:

  • El 99% de la población mundial posee menos riqueza que el 1% más pudiente de la población del planeta.

  • 3.600 millones de personas en el mundo poseían, en 2015, igual riqueza que 62 personas ricas.

La desigualdad económica se traduce en una disponibilidad de recursos económicos muy dispar entre los individuos de la sociedad. Y con un reparto de riquezas tan discrepante, cada vez es mayor la brecha entre individuos ricos y pobres, y las oportunidades de unos y otros. ¡Pongamos más cifras a esta situación!

¿Cómo se mide la desigualdad?

Tal y como se indica en el informe “Una economía para el 99%” de Oxfam Intermón, el método más conocido para su medición es el coeficiente de Gini:

  • Si la puntuación es 0, es que existe una igualdad plena.

  • Si la puntuación es de 1 (o 100), es que un único individuo lo posee todo.

Es decir, que cuanto más pequeño sea el Gini menor es la desigualdad, y cuanto mayor sea este, hay un incremento de la desigualdad.

Organismos como las Naciones Unidas o el Banco Mundial usan el coeficiente de Gini para valorar la desigualdad existente. Puedes consultarlo en la web de esta última institución.

¿Quieres ser pionero del Comercio Justo?

¿Hay alguna razón que explique la desigualdad económica?

Son varias las causas. Entre otras, nos encontramos:

  • Tendencia hacia un mercado donde pocas empresas aglutinan toda la oferta

  • Existencia de paraísos fiscales

  • Regímenes fiscales desiguales

  • Trabas a que las mujeres puedan ser propietarias de la tierra que cultivan

  • Brecha salarial de género

  • Empleos con salarios precarios

  • Excesiva disparidad entre los sueldos de ejecutivos y asalariados

  • Reparto desigual del gasto público

  • Uso de menores como mano de obra barata

  • Perpetuación de la situación de pobreza que impide a los hijos e hijas tener oportunidades de desarrollo

Consecuencias de la desigualdad económica

"consecuencias-de-la-desigualdad-economica"

Carmen Lidia Marcelino es conocida en el barrio Simón Bolívar de Santo Domingo como Jakeline “La Yolera” (conductora de bote). Todas las mañanas, Jakeline transporta personas de una orilla a otra del río, ya que no existen puentes ni otro tipo de infraestructura segura para el desplazamiento en esta zona de la capital, Santo Domingo. Lleva 39 años viviendo en este barrio de casas precarias expuestas a los fenómenos naturales. Su casa es de madera y zinc a escasos metros de la orilla del río Ozama, que cuando sube su caudal inunda toda la zona. El 71% de la población de República Dominicana no tiene una vivienda digna. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Inequidad en el acceso a sanidad, educación, alimentación, agua potable u otros bienes o servicios. Nuestro mundo es desequilibrado, de ahí que la reducción de las desigualdades sea uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. ¡Y afecta al conjunto de la sociedad! Veamos algunos ejemplos de ello.

Dificulta la lucha contra la desigualdad de género

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señalaba, en 2016, que precisaríamos de 70 años para acabar con la disparidad de salarios entre hombres y mujeres.

La desigualdad económica, que se materializa, por ejemplo, en esta brecha salarial entre ambos grupos o la perpetuación de los roles de género (que consideran que deben ser ellas quienes se encarguen del cuidado del hogar y familiares, unas labores no retribuidas), se ha convertido en una poderosa traba para acabar con la desigualdad entre sexos y garantizar los derechos de las mujeres.

Con una mayor equidad, el colectivo femenino podría fortalecerse a nivel económico, mejoraría su calidad de vida, se reforzaría su seguridad en la vejez mediante pensiones justas, o sería más autónoma e independiente con respecto al colectivo masculino.

Genera condiciones de vida menos dignas

En el informe Bajan los salarios, crece la desigualdad de Oxfam Intermón, se indica que en España hubo una caída del 6,1% en el salario medio entre los años 2008 y 2014, y que se observa una diferencia entre los sueldos más altos y más bajos en muchos países pertenecientes a la OCDE, que se viene manifestando desde 1990 en un incremento de cerca de un 20% en los sueldos del 1% que más percibe y una caída de los sueldos más bajos.

Los sueldos son la principal vía de ingresos para las personas y familias. Con ellos cubren sus necesidades básicas y las de su familia. Pero ahora, disponer de uno, ¿implica vivir dignamente? Si los salarios no alcanzan para acceder a alimentación saludable, atender necesidades de salud, educación, vestimenta, vivienda o no impiden caer en la pobreza energética, ¿qué podemos pensar?

Es un obstáculo para que colectivos vulnerables puedan contrarrestar los efectos del cambio climático

El pequeño campesinado de muchas regiones del planeta solo cuenta con sus plantaciones domésticas como medio de vida. La agricultura y ganadería les permiten alimentar a su familia. Pero las temporadas de sequía y épocas de lluvia extrema merman sus cosechas y perjudican su ganado, y no cuentan con los medios económicos necesarios para adaptarse a los efectos del cambio climático.

Impide luchar contra la pobreza

Las Naciones Unidas indican que desde el año 2000 se ha conseguido reducir el índice de pobreza en todo el mundo, pero también nos da una cifra del año 2013: 767 millones de personas vivían bajo el umbral de pobreza mundial.

La desigualdad económica no permite un crecimiento económico inclusivo y, en cambio, ampara que colectivos vulnerables vivan en condiciones de pobreza y con ausencia de protección social. Sin acceso a empleos dignos, servicios básicos, exponiéndose a una dieta pobre o sin una vivienda decente se prolonga la exclusión y marginación social de personas y familias, y se las priva de sus derechos.

Afecta a los más indefensos, los niños y niñas

Según los últimos datos de Eurostat, relativos al año 2015, el colectivo infantil era el grupo con mayor peligro de pobreza o exclusión social (AROPE) en la mayor parte de los países miembros de la Unión Europea. De este modo, un 26,9% de los menores entre 0-17 años eran AROPE. Los menores que crecen en condiciones de pobreza y exclusión social tienen menos oportunidades y un mayor riesgo de no poder abandonar esa situación.

El indicador AROPE se define como la relación de la población en al menos una de estas tres circunstancias:

  • Por debajo del umbral de la pobreza

  • En condición de grave privación material

  • En un hogar con un grado de trabajo bajo

La falta de igualdad económica alimenta otro tipo de desigualdades y limita las libertades y derechos de los individuos, dificultando que podamos vivir en un mundo justo y ético. ¿Cuánto tiempo vamos a ignorarlo?

¿Puede el compromiso internacional combatir la desigualdad?

La respuesta es muy sencilla e intuimos que puedes adivinarla, ¿es así? ¡Abre los ojos y plántale cara a lo que está ocurriendo a tu alrededor!

Este año, Oxfam Intermón reivindicaba al G7 que actuara para poner fin a las cuatro hambrunas que en Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen están poniendo en peligro la vida de su población, pues los siete países más pudientes del mundo podrían sufragar la mitad de los fondos que se requieren para lograrlo.

Más de 2.500 millones de euros es la cifra que permitiría cubrir aproximadamente la mitad de los efectivos necesarios para dar respuesta a la petición urgente realizada por las Naciones Unidas con el objetivo de contrarrestar esta crisis y mitigar sus efectos.

La ONG considera que si cada miembro del G7 colaborara de manera equitativa según la capacidad de su economía con la petición de las Naciones Unidas, este organismo dispondría de cerca de la mitad de los medios indispensables para actuar antes de que se produzca una catástrofe mayor en estos países.

¿Es posible que los miembros del G7 se hayan olvidado de las responsabilidades contraídas? Siendo así, puede que sea preciso refrescarles la memoria con algún dato como que ayudar a 500 millones de personas a salir de la situación de hambre y desnutrición fue el compromiso adquirido por el G7 en 2015.

Sin embargo, aún no han facilitado los medios económicos que las Naciones Unidas solicitan para actuar ante la inseguridad alimentaria que viven estos cuatro países.

Oxfam Intermón está trabajando para mitigar los efectos de la hambruna mediante alimentos, dinero en efectivo, facilitando el acceso a agua limpia para cocinar, beber y garantizar una correcta higiene y evitar, así, la propagación de enfermedades como la diarrea y el cólera, o asegurando el acceso a ayuda a colectivos vulnerables como las mujeres.

Aunque los que tengan más riqueza no sean los primeros en ayudar ante una catástrofe, no debemos quedarnos impasibles. La suma de pequeños gestos es mucho más poderosa de lo que pensamos.

Tú puedes hacer mucho contra la desigualdad económica

"falta-de-igualdad-economica"

Ante esta situación, solo nos queda una opción: actuar y cambiar las reglas. ¡Empecemos hoy mismo!

  • Compra productos de Comercio Justo: el Comercio Justo contribuye a ponerle freno a la pobreza y falta de igualdad, ya que trabaja por los derechos de la mujer y ofrece salarios dignos.

  • Sé una empresa responsable y transparente: remunera de forma justa a tus trabajadores y trabajadoras, con igualdad de salarios entre géneros, sin que el sueldo más alto supere en 10 veces al sueldo medio, o haz accesible la información sobre los rangos salariares de tu empresa, y asegúrate de que las empresas que subcontratas también lo hagan.

  • Exige a tu gobierno que cumpla con sus responsabilidades: en su mano está garantizar el estado de bienestar al conjunto de la ciudadanía.

  • Difunde los datos de la desigualdad: usa tus redes y movilízate dando a conocer la disparidad salarial y de género que se vive en España. En la web de Oxfam Intermón dispones de ideas para que tus tweets hagan reflexionar.

  • Practica un turismo responsable: podrás beneficiar a la economía local, generar empleo o apoyar un desarrollo sostenible si en tus próximas vacaciones eliges, por ejemplo, consumir o adquirir productos locales como la artesanía típica del lugar.

  • Dedica tus vacaciones a hacer un voluntariado en familia: involucra a toda la familia en un proyecto altruista y colabora para mejorar el futuro de familias y comunidades.

  • Educa en valores: hay ONG que luchan contra la pobreza infantil mediante la recogida de materiales o alimentos. Puedes participar con tus hijos e hijas en estas campañas para que asimilen desde la infancia que es indispensable lograr un mundo igualitario.

Un ejemplo del trabajo de Oxfam Intermón contra la desigualdad económica

Los gobiernos tienen la responsabilidad de llevar a cabo políticas que no favorezcan la desigualdad económica y, en caso de que esta exista, tomar las medidas oportunas para mitigarla con el fin de no coartar los derechos de la ciudadanía.

Cuando estos no actúan o su labor es ineficaz, el trabajo de las ONG se hace imprescindible para que las personas puedan disfrutar de bienestar y dispongan de oportunidades.

La destrucción de empleo, el aumento del paro o el declive salarial que llegaron con la crisis económica junto con un insuficiente gasto público condujeron a personas y familias españolas a una situación de inseguridad.

Oxfam Intermón está trabajando para acabar con la desigualdad en España y evitar que la brecha entre población rica y pobre siga en aumento. Actualmente ofrece su apoyo a entidades que están ayudando a dos colectivos en situación de vulnerabilidad y exclusión de nuestro país como son las mujeres que sufren de violencia de género y las personas migrantes.

A través de sus informes o su petición para eliminar los paraísos fiscales, está concienciando a la ciudadanía sobre la situación actual y animándola a que también dé el paso para construir una economía ética. ¡Sí, es posible!

"medidas-contra-la-disparidad-economica"

Presentación del informe de desigualdad Iguales en Madrid, en noviembre de 2014. Asisten Fran Llorente, Branko Milanovic, Winnie Byanyima, Ada Colau y Federico Poli. © Ana Sara Lafuente / Oxfam Intermón

Mientras, sigue exigiendo al Gobierno que cumpla con sus obligaciones y propone una serie de medidas para poner freno a la desigualdad de ingresos en España:

  • Salario mínimo digno. Aumentando el sueldo mínimo interprofesional será posible que los trabajadores y trabajadoras cubran sus necesidades.

  • Acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres. Salarios iguales para ambos y mayores medidas para conciliar vida laboral y personal.

  • Implantar escalas de sueldos más justas. Sería recomendable que el sueldo más alto no rebasara en más de 10 veces al suelo medio del lugar de trabajo.

  • Una contratación pública que dé preferencia a centros laborales cuyas escalas de sueldos entre el más alto y el medio se encuentren por debajo o sean iguales a 1:10. 

  • Aumentar el tipo marginal máximo del IRPF. Sería una fórmula para usar la vía fiscal como medio de distribución salarial.

  • Impulsar que las compañías españolas sean responsables en la internacionalización. Mediante el respeto de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, sueldos justos o seguridad laboral.  

¡Pero eso no es todo! La ONU indica que mientras que se ha logrado reducir la desigualdad de ingresos entre países, esta se ha incrementado dentro de los propios estados. Sin un desarrollo económico inclusivo y sostenible no podremos hacer frente a problemas como la pobreza, generar igualdad de oportunidades o equidad en el acceso a servicios sociales. No te quedes inmóvil, súmate a nuestra lucha y transformemos la sociedad trabajando juntos y juntas. ¡Ahí estaremos!

Material complementario

Guía

Virales

Artículos

descarga guía gratuita consumo responsable