Tiempo de lectura: 3 minutos

A veces nos centramos demasiado en el “yo” y nos olvidamos de pensar en quienes nos rodean. Pero siempre hay quien, de forma natural, se pone en el lugar de las otras personas. Practicamos la empatía, la colaboración y la comprensión, y nos volcamos con la acción humanitaria.

Ese apoyo desinteresado es vital para que personas, familias y comunidades superen una situación de emergencia. ¿Lo sabías? Te contamos algunas claves sobre acción humanitaria para que puedas aplicarlas, a pequeña o gran escala, en tu día a día. ¡Practícala!

Descárgate aquí nuestra guía gratuita ¿Cómo es una ONG por dentro? y descubre  todo lo que hay detrás de una organización de este tipo.


"accion-humanitaria"

El 25 de abril de 2015, un terremoto de 7,8 en la escala de Richter sacudió Nepal devastando uno de los países más pobres del mundo. Cerca de 9.000 personas perdieron la vida, con más de 22.000 heridos. Más de 600.000 casas quedaron totalmente destruidas y otras 290.000 resultaron dañadas, dejando a cientos de miles de familias sin vivienda. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

¿Cuánto sabes sobre acción humanitaria?

En pocas palabras, la acción humanitaria contribuye a mejorar las condiciones de las personas y regiones damnificadas. Oxfam Intermón trabaja en la prevención, asistencia y reconstrucción de todas ellas. Conoce algunos datos sobre su labor y descubre por qué es tan importante la ayuda humanitaria para que el mundo pueda ser un lugar más amable.

9 cuestiones que desconoces sobre acción humanitaria

  1. Una crisis humanitaria pone en riesgo los derechos humanos e impide que las personas afectadas puedan vivir dignamente. Por ello se debe garantizar su seguridad y una ayuda efectiva que impida su indefensión. Lamentablemente, un ejemplo lo encontramos en el Cuerno de África, Lago Chad, Nigeria, Somalia y Sudán del Sur, donde su población está amenazada de hambruna. 

  2. La importancia de asegurar el acceso al agua limpia, el aseo y el saneamiento. Su ausencia aumenta la vulnerabilidad de las personas damnificadas. Sin agua potable no se puede garantizar la alimentación (beber y cocinar) o la higiene. Sin saneamiento se favorece la transmisión de enfermedades.

  3. Los conflictos armados son una de las causas que producen una crisis humanitaria. Actualmente la población yemení sufre el combate entre el gobierno del país y los rebeldes hutíes. Precisan de ayuda urgente, ya que una de cada tres personas se encuentra a merced de caer en la hambruna y 16 millones requieren de agua potable.

  4. Los desastres naturales también provocan una respuesta humanitaria. La isla Célebes, en Indonesia, sufrió en septiembre de este año un terremoto y un tsunami. Más de 2.000 personas perdieron la vida y hay más de 2 millones que se encuentran afectadas. Los daños fueron devastadores y más de 70.000 personas tuvieron que dejar sus hogares.

    Descarga gratis la guía "¿Cómo es una ONG por dentro?"

  5. Hay situaciones que corren el peligro de quedar invisibilizadas. Cuando una crisis se prolonga en el tiempo puede caer en el olvido. La crisis de Gaza podría ser un ejemplo de ello, pues se mantiene desde hace una década y la población sufre las consecuencias. Vive bajo el umbral de la pobreza cerca de una cuarta parte de la población del Territorio Palestino Ocupado.

  6. Tras los primeros días, la ayuda sigue siendo necesaria. En 2017, Mosul era liberado del ISIS, pero a día de hoy su población no puede regresar a su hogar. No se han retirado los artefactos sin explotar, hay grandes daños en viviendas e infraestructuras y no hay acceso a electricidad o agua.

  7. La acción humanitaria consigue pequeños-grandes logros. En septiembre de este año, el supertifón Mangkhut impactaba en Baggao, provincia de Cagayan, Indonesia. Sus lluvias torrenciales y vientos fuertes afectaron a más de un millón de personas. Los 500 kits de agua que distribuyó Oxfam Intermón a las familias permiten que puedan disponer de agua limpia e impide la propagación de enfermedades derivadas del consumo de agua en mal estado.

  8. Tu ayuda llega seguro. Puedes conocer lo que se ha conseguido gracias a tu colaboración asistiendo a las jornadas que desarrollamos en distintas localidades. ¡Consúltalo aquí!

  9. Puedes desgravar tu ayuda humanitaria. Ser una persona solidaria tiene su recompensa en la declaración de la renta. Te lo explicamos en nuestro post sobre donaciones a ONG.

 

Si crees que toda estas situaciones merecen una vuelta de tuercas, estás en el lugar adecuado. Pues para sumarte a las acciones de Oxfam Intermón puedes aportar tu donativo o formar parte de su fondo de emergencias. Además, estamos en el mismo barco junto con Acción contra el hambre, el Comité español de la Agencia de la ONU para los refugiados (UNHCR ACNUR), Médicos del mundo, Plan International y World Vision o el Comité de Emergencia español, con el que también puedes colaborar ante una catástrofe. ¿Te embarcas tú también?

Frente a una emergencia no hay aportaciones más o menos valiosas. Todas son igual de válidas. Todas suman. Todas hacen posible ayudar a reconstruir las vidas de personas y familias anónimas. ¡No te quedes indiferente y muévete: millones de vidas de personas están en peligro! 

Material complementario

Guías

Virales

Artículos

revista oxfam intermón